Día 2 (29/11/2015) - Luxor ➞ Edfú

Luxor

A las 6 de la mañana sonó el despertador y nos despertamos recordando que estábamos en África. Ayer no pudimos ver nada ya que llegamos muy tarde y ya era de noche. Hoy haríamos nuestras primeras visitas en Egipto y que mejor que empezar por Luxor, la antigua Tebas. Nos duchamos y bajamos a desayunar con Núria y Quique. Desde el principio nos dimos cuenta que teníamos bastantes cosas en común y lo principal las ganas de viajar y descubrir mundo. A las 7 habíamos quedado con Taia, quien sería nuestro guía durante el crucero desde Luxor hasta Aswan. Después del desayuno subimos un momento a nuestras habitaciones a buscar una mochila para llevar las cosas básicas. Llegamos a recepción a las 7.05 y nuestro guía nos dijo que llegábamos tarde. Taia era muy puntual y además le gustaba salir pronto para ser de los primeros en llegar a los templos y así estar más tranquilos. Para hoy teníamos una mañana muy completa, veríamos el templo de Karnak, el templo de Luxor, el valle de los reyes, el templo de Hatshepsut y los colosos de Memnon. Los templos de la antigua Tebas y toda su necrópolis están considerados Patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Al salir del barco había una furgoneta esperándonos para llevarnos durante nuestro recorrido por Luxor.

Templo de Karnak

Llegamos a nuestro primer destino, el templo de Karnak. Quizá fue por ser el primer templo egipcio que vimos, quizá por ser el templo más grande o quizá por la magnífica vista que nos estaba esperando del sol cruzando justo por la entrada del templo, pero lo que sí es seguro, es que este templo nos impresionó a todos nada más llegar. Antes de cruzar la entrada está el paseo de los carneros, dos filas de estatuas de carneros situadas una a cada lado del pasillo de entrada. Lo primero que aprendimos es que los faraones lo construían todo por parejas. Dos filas de carneros y dos grandes muros, uno a cada lado de la entrada. Cada templo está dedicado a un dios egipcio y construido por uno o varios faraones. Por todo el recinto del templo hay representadas imágenes del dios al cual está dedicado y del faraón que lo construyó. Suele haber imágenes del faraón que lo construyó haciendo donaciones a los dioses. Aunque un templo esté dedicado a un dios, no es de extrañar ver templos en los que pueden verse más de un dios. Además, los dioses tienen su forma humana y su forma animal, en los templos suelen estar representadas ambas imágenes. En concreto el templo principal de Karnak estaba dedicado al dios Amón-Ra, el dios del Sol y el más importante de los dioses egipcios.

 

Templo Karnak 1

Templo de Karnak - Entrada

 

Templo Karnak 2

Templo de Karnak - Paseo de los carneros

 

Cruzamos por entre los dos inmensos muros que presiden la entrada y empezamos a caminar por el templo. Todas las paredes y columnas son muy altas y la sensación de sentirse pequeño es inevitable. Aquí empezamos a aprender el gran número de faraones y dioses que hubo en la época egipcia. Recordamos los faraones y dioses más importantes pero hay que decir que hay muchísimos más, y es que cerca de 3000 años de civilización dan para mucho. El primer faraón que conocimos y tal vez el más importante fue Ramsés II. Veríamos la imagen de Ramsés II en otros templos durante nuestro viaje a lo largo de Egipto, lo cual indica que fue un faraón que llegó a todo el país.

 

Templo Karnak 3

Templo de Karnak - Patio

 

Templo Karnak 4

Templo de Karnak - Ramsés II

 

Continuamos nuestro recorrido y empezamos a fijarnos en la arquitectura. Llegamos a una zona llena de columnas, en total 134. El templo de Karnak es el templo con más columnas y son inmensamente grandes. Como casi todo en Egipto, nos hacen preguntarnos como consiguieron construir esto hace más de 4000 años, como consiguieron mover y subir bloques de piedra que pesan más de una tonelada. Aunque veníamos de visitar Perú pocos meses atrás, donde también vimos que los Incas habían movido inmensos bloques de piedra. Taia nos explicó que a ambos lados la parte alta de las columnas eran diferentes. Las de un lado simbolizaban la flor del loto, la flor del alto Egipto, y las del otro lado, simbolizaban la flor del papiro, la flor del bajo Egipto. De este modo, las columnas con la flor del loto señalan el sur y las columnas con la flor del papiro el norte. Tanto en las columnas, como en los techos o las paredes hay montones de jeroglíficos. Algunos están pintados y otros solo están hechos en relieve sobre la piedra. En ellos pueden leerse cantidad de cosas, por ejemplo que el faraón hace ofrendas a los dioses o hace alarde de sus victorias militares. También nos explicó que hay unos jeroglíficos a los que se les llama cartucho, dentro de estos cartuchos viene el nombre del dios al que representa la imagen.

 

Templo Karnak 5

Templo de Karnak - Columnas

 

Templo Karnak 6

Templo de Karnak - Pinturas

 

Casi habíamos llegado al final del templo cuando vimos unos obeliscos, una de las construcciones más características de la antigua civilización egipcia. Los obeliscos están hechos de una sola pieza de granito y están extraídos de la cantera de Aswan, a varios kilómetros de Luxor. Estas inmensas piezas, así como todo el granito utilizado en los templos, se traían en barca desde Aswan con la crecida del río Nilo. En el templo de Karnak se encuentra el obelisco más alto del mundo con 29 metros de altitud. En total encontramos tres, dos que todavía se mantienen en pie y otro que está tumbado en el suelo. Los egipcios lo construían todo por parejas, con lo que cabe pensar que aquí falta otro obelisco.

 

Templo Karnak 8

Templo de Karnak - Obelisco

 

Al final del recinto hay una pequeña habitación donde se encuentra el altar. Aquí solo podían entrar los sacerdotes y el faraón. El faraón depositaba las ofrendas a los dioses sobre el altar. Por la noche, los sacerdotes llenaban el suelo de arena, de este modo si encontraban pisadas sobre la arena sabían que alguien había entrado por la noche a robar. Antes de salir del templo fuimos a una zona donde hay un pequeño lago artificial. Junto al lago encontramos una estatua con la forma de un escarabajo. El escarabajo era símbolo de buena suerte en el antiguo Egipto. Taia nos explicó que se puede pedir un deseo y dar tres vueltas alrededor de la estatua (cosa que Miriam hizo) y nos dejó unos minutos para que paseáramos libremente por el recinto, para salir solo teníamos que desandar el camino.

 

Templo Karnak 9

Templo de Karnak - Santuario

 

Templo Karnak 10

Templo de Karnak - Escarabajo

Templo de Luxor

Pocos minutos después de salir del templo de Karnak llegamos al templo de Luxor, nuestra segunda visita del día. Lo primero que vimos al llegar fue el paseo de los carneros. El guía nos explicó que antiguamente los paseos de los carneros de Karnak y de Luxor estaban unidos. Actualmente, hay tres calles que cruzan este paseo y se están haciendo reformas para quitarlas y volver a unir los dos templos como antaño. La entrada al templo de Luxor está formada por dos grandes muros como Karnak, aunque aquí están mejor conservados. Por delante de los muros había originalmente dos obeliscos, actualmente solo queda en pie el de la izquierda. Además, a cada lado de la entrada hay una estatua con la representación de Ramsés II y el dios al que está dedicado este templo. La estatua del dios del lado izquierdo está destruida.

 

Templo Luxor 1

Templo de Luxor - Paseo de los carneros

 

Templo Luxor 2

Templo de Luxor - Entrada

 

Pasamos la entrada principal y llegamos a un patio interior rodeado de columnas. A ambos lados, entre las columnas, vimos que había estatuas que representaban a faraones. Desde aquí pudimos ver que había algunas similitudes con el templo de Karnak, todo el patio estaba rodeado de columnas inmensamente altas, pero en este caso no representan la flor del loto o del papiro. Contemplamos unos minutos el patio y tomamos algunas fotos antes de continuar nuestro paseo.

 

Templo Luxor 3

Templo de Luxor - Patio

 

El patio da acceso a otro pasillo con inmensas columnas a ambos lados. Justo al principio de este pasillo hay varias estatuas donde Taia se detuvo para explicarnos quienes eran cada uno de ellos. En primer lugar estaba Ramsés II, esta vez estaba representado sentado y no de pie como habíamos visto anteriormente. Por otro lado, había representada una joven pareja, el famoso Tutankamón y su joven esposa. Nos explicó que cuando llegásemos al valle de los reyes nos explicaría la historia de Tutankamón y porque es tan famoso.

 

Templo Luxor 5

Templo de Luxor - Ramsés II

 

Templo Luxor 6

Templo de Luxor - Tutankamón

 

Cruzamos el gran pasillo y observamos que estas columnas sí que representan las flores del loto o del papiro como habíamos visto anteriormente. Al final del pasillo llegamos a otro patio, más grande que el primero, y el cual da acceso a una zona llena de columnas. Esta pequeña zona es la que da acceso al santuario, donde se encuentran las representaciones de ofrendas al dios en bajorrelieve.

 

Templo Luxor 7

Templo de Luxor - Columnas

 

Templo Luxor 8

Templo de Luxor - Patio

 

Accedimos a esta zona y pudimos observar los bajorrelieves de las paredes. Es increíble como conseguían esa perfección hace cerca de 4000 años. Como ya vimos en Karnak, las paredes están llenas de representaciones del faraón haciendo ofrendas a los diferentes dioses. Además, también hay montones de jeroglíficos que llenan las paredes y casi no hay huecos en blanco. Una de las representaciones que nos explicó Taia fue la de la cruz de la vida. Este dibujo es el de una cruz pero con la parte de arriba en forma de asa. No dudamos en hacernos una foto haciendo como que sosteníamos la cruz de la vida.

 

Templo Luxor 9

Templo de Luxor - Dibujos en bajorrelieve

 

Templo Luxor 10

Templo de Luxor - Cruz de la vida

 

Después de la explicación, nos dejó unos minutos libres para pasear tranquilamente por todo el recinto. Aprovechamos este tiempo para acabar de hacer algunas fotos y para deleitarnos con la inmensa construcción. Durante estos días que estuvimos en Egipto, nos fue imposible no pensar en como fueron capaces de mover bloques de piedra tan grandes a lo largo de centenas de kilómetros.

Salimos del templo y Taia nos estaba esperando, está vez no cogeríamos la furgoneta sino que íbamos a tomar un atajo y salimos por otra zona del recinto pidiendo permiso a los de seguridad.

Cruzando el Nilo

Nuestro siguiente destino se encontraba en la otra orilla del Nilo, en furgoneta se tardaba cerca de una hora, debido a que el puente para cruzar el Nilo estaba bastante lejos. Por este motivo, Taia prefirió enviar al conductor a la otra orilla mientras visitábamos el templo y nosotros cruzar el rio en una barca, con la que tan solo tardamos 10 minutos en llegar a la otra orilla. Utilizamos una pequeña barca y durante el corto trayecto pudimos observar tranquilamente y por primera vez el río desde que habíamos llegado la noche anterior. El Nilo es el rio más largo y caudaloso del continente africano y el segundo más largo del mundo, ha sido fundamental para la vida en Egipto a lo largo de toda la historia, solo basta con fijarse que prácticamente toda la población egipcia vive a poca distancia de este gran río. Al llegar a la otra orilla el conductor ya nos estaba esperando y estábamos listos para ir a nuestro próximo destino.

 

Cruzando el Nilo 2

Cruzando el Nilo

El valle de los reyes

Llegamos al valle de los reyes y después de que Taia nos diera nuestras entradas pasamos el control para acceder al recinto. Llevábamos 3 visitas y en todas ellas nos habían hecho pasar controles de seguridad. Días antes de llegar a Egipto todo el mundo nos decía que estábamos locos, que no era un país seguro, pero estábamos viendo que por lo menos en los lugares turísticos hay controles de seguridad para poder acceder. Entramos a un primer edificio donde hay una maqueta del valle de los reyes. Desde aquí puede verse como esta montaña tiene muchas perforaciones y cada una de ellas con diferente profundidad. Cada faraón hacía un nuevo agujero que sería su lugar de descanso eterno. Al principio los faraones construían pirámides para que se les enterrara dentro, pero se dieron cuenta de la dificultad de construirlas y decidieron perforar directamente una montaña de forma piramidal.

Salimos de este edificio y fuera había unos trenecitos que llevaban a las entradas de las tumbas. Subimos en uno de ellos y llegamos a una zona de la montaña desde el cual vimos varias aberturas. Hay muchas tumbas de faraones pero solo se puede entrar en 3 de ellas. Antes de entrar en ninguna de ellas Taia nos explicó porque es tan famoso Tutankamón.

Tutankamón fue un faraón que empezó a reinar muy joven y murió con tan solo 19 años. No tuvo tiempo de hacer nada realmente importante por lo que ser recordado. Sufrió un accidente a caballo donde se rompió la pierna y no se la pudieron curar, esto se complicó y le llevo a la muerte. A su muerte lo metieron en su tumba y le sucedió su tío. Su tío mandó hacer su tumba justo al lado de la de su sobrino, de manera que, mientras iban excavando dejaban las runas dentro de la tumba de Tutankamón, con lo que tapiaron la entrada. Con el paso de los años fueron muchos los ladrones de tumbas que llegaron al valle de los reyes y saquearon las tumbas, excepto la de Tutankamón por estar tapiada. Es por esto que es tan famoso, por ser la única tumba en la que se encontraron los tesoros del faraón.

Después de la explicación Taia nos indicó cuales eran las 3 tumbas a las que podíamos acceder. Desgraciadamente no se pueden hacer fotos dentro, incluso si algunos de los guardias te pilla te pone una multa y te borra la foto. La primera tumba en la que entramos fue la en la de Ramsés IV, que tal como nos dijo Taia es la más bonita de todos. En el pasillo que desciende hasta la cámara funeraria los dibujos se conservan en buen estado. Tanto en las paredes como en el techo pudimos observar gran cantidad de dibujos a color. Había representadas ofrendas del faraón a los dioses, las gestas del faraón en vida y el paso de la vida a la muerte. Al final del pasillo llegamos a una cámara donde hay un gran cofre de piedra vacío, el sarcófago con el ataúd están en el museo egipcio. Mientras salíamos vimos como un guardia pillaba a una persona con un móvil y pensando que estaba haciendo fotos quería ponerle una multa.

La segunda tumba a la que entramos fue la de Mereenptah, hijo de Ramsés II. A diferencia de la primera, en esta no están tan bien conservadas las pinturas. Así como en la tumba de Ramsés IV había bastante gente, en esta bajamos los 4 solos. Descendimos tranquilamente por el pasillo y vimos la cámara funeraria. Aunque las pinturas no estaban tan bien conservadas pudimos entretenernos más ya que casi no había nadie. Después de ver las pinturas de las paredes decidimos volver a la superficie y entrar en la última tumba.

La última tumba a la que entramos fue la de Hormohep. Después de haber entrado ya en dos tumbas, está tercera no nos llamó tanto la atención. Descendimos el pasillo y llegamos a la cámara funeraria. Esta vez también estábamos bastante solos pero había un guardia en la cámara funeraria. Aquí casi hacemos la "turistada" del viaje. Mientras contemplábamos la cámara funeraria y los bajorrelieves de las paredes, el guardia empezó a explicarnos cosas de los dibujos en inglés. Después nos dijo que miráramos dentro del gran cofre de piedra y que nos quiso iluminar con su móvil. Pensando que quizá había algo interesante Núria sacó una pequeña linterna para iluminar el interior porque el móvil del guardia no iluminaba prácticamente nada. Obviamente, el interior estaba vacío y nos dimos cuenta que el guardia solo se estaba ganando una propina. Éste nos dijo que apoyáramos las dos manos en la tapa del cofre y durante un minuto sintiéramos la piedra. Obedecimos y mientras él se sentaba en las escaleras de atrás, nosotros 4 no podíamos dejar de mirarnos aguantándonos la risa, hasta que no pudimos más y empezamos a reírnos.

Llegó el momento de salir y teníamos que pasar por donde el guardia estaba sentado y éste ni corto ni perezoso extendió una mano con la palma hacia arriba y nos dijo "don't forget" (no os olvidéis), indicando que debíamos darle algo por su explicación. Finalmente, Quique le dio 1 euro y salimos de la tumba. Subimos a la superficie y volvimos al calor que hacía en el exterior. Pese a ser casi Diciembre en Egipto hacía mucha calor y en el exterior de las tumbas prácticamente no había ninguna zona a la sombra. Encontramos a Taia en una de las pocas zonas cubiertas protegiéndose del sol. Volvimos a subir a un trenecito y de regreso al edificio de entrada.

Tienda

Antes de continuar nuestro recorrido por los templos de Luxor, Taia nos llevó a una tienda de un amigo suyo. Estamos seguros que se lleva comisión de las compras de los turistas que lleva a la tienda. Al llegar a la tienda y antes de entrar había un grupo de hombres tallando figuras de piedra de forma manual. Nos hicieron una pequeña demostración de como trabajaban al tiempo que cantaban una canción. La situación fue bastante divertida y nos reímos un rato. Finalmente, entramos en la tienda y el dueño nos estuvo enseñando todo tipo de artículos que vendían. Después de un rato mirando diferentes figuritas optamos por comprar 3 pirámides pequeñas y un escarabajo (que dicen que da buena suerte).

 

Tienda 1

Tienda

 

Tienda 2

Tienda

Templo de Hatshepsut

Llegamos al último templo de esta primera mañana maratoniana. El templo de Hatshepsut está situado en el valle de las reinas. Este valle está detrás de la misma montaña donde se sitúa el valle de los reyes. El templo de Hatshepsut es el único que hay en el conjunto de los dos valles. Hatshepsut fue una de las pocas faraonas que hubo y la única con cierta relevancia en la historia de Egipto. A la muerte de Tutmosis I, el padre de Hatshepsut, ésta tuvo que conformarse con ser la esposa de su hermanastro (Tutmosis II) el nuevo emperador. A la muerte de Tutmosis II quien tenía que gobernar era Tutmosis III, hijo de Tutmosis II con una concubina, puesto que Hatshepsut solo había tenido una hija. Hatshepsut se las arregló para gobernar por encima de Tutmosis III y convertirse en la faraona más importante de la historia. Cuando Hatshepsut murió fue Tutmosis III quien le sucedió y como no le gustó que le hubieran relegado a un segundo plano, se vengó desfigurando varias figuras, borrando algunas pinturas y destruyendo algunas construcciones de ella.

 

Templo Hatshipsut 2

Templo de Hatshepsut

 

Al llegar lo primero que hicimos fue deleitarnos de las impresionantes vistas de este inmenso templo. Hay unas pocas escaleras para poder llegar a la parte alta. Antes de ascender Taia nos hizo acceder a una de las zonas de la planta baja, a cubierto del abrasante sol que ya teníamos a estas horas del día. En esta zona nos explicó la historia de Hatshepsut y además pudimos observar varios bajorrelieves pintados de las paredes.

Este templo está construido en honor a Amón-Ra, el dios del Sol. En las pinturas pudimos ver varias representaciones de este dios y como la faraona hacía ofrendas al dios. Después de la explicación tuvimos tiempo libre para que pasear por el templo.

 

Templo Hatshipsut 3

Templo de Hatshepsut - Pinturas

 

Templo Hatshipsut 4

Templo de Hatshepsut - Pinturas

 

Lo primero que hicimos fue ascender por las escaleras a la parte superior del templo. Gran parte de la segunda planta estaba en reconstrucción de modo que pudimos ver solo una pequeña zona. De todos modos la mejor parte está en el exterior. Desde fuera pudimos observar que hay varias estatuas de Hatshepsut. En estas figuras está representada con los brazos cruzados y con una cruz de la vida en una mano y el bastón de mando en la otra. Con esta representación uno puede hacerse una idea de como pudo llegar a ser esta faraona. No pudimos resistirnos a hacernos una foto imitando a Hatshepsut.

 

Templo Hatshipsut 5

Templo de Hatshepsut - Estatuas

 

Cuando bajábamos las escaleras un guardia nos quiso explicar cosas del templo y vimos que era otro que quería ganarse una propina. Quiso hacerse un poco el gracioso y Sergio le siguió la corriente haciéndose una foto con los dos en la posición del pensador, pero nosotros fuimos más rápidos y nos fuimos antes de que nos pudiera pedir nada.

 

Templo Hatshipsut 6

Templo de Hatshepsut

Colosos de Memnon

A la vuelta al barco tuvimos que hacer el recorrido que antes nos habíamos ahorrado cruzando el Nilo. Realmente había mucha distancia desde donde está el valle de los reyes hasta el puente que cruza el río.

Antes de llegar al barco hicimos una pequeña parada para ver a los colosos de Memnon. Son dos gigantescas figuras de piedra que representan al faraón Amenhotep III. Bajamos de la furgoneta y nos entretuvimos 5 minutos para hacernos algunas fotos con estas inmensas estatuas. No son de un solo bloque de piedra, si no que están construidas con varios bloques. Justo al lado de los colosos, y como en todos los templos, había unos pocos puestos de souvenirs para turistas. Cuando estábamos volviendo a subir a la furgoneta vimos como dos tenderos empezaron a pelearse. Por suerte ya estábamos de camino hacia el barco.

 

Colosos de Memnon 1

Colosos de Memnon

 

Colosos de Memnon 2

Colosos de Memnon

Crucero Princess Sarah

Llegamos al crucero a la hora de comer, de modo que pasamos un momento por la habitación para dejar la mochila y quedamos con Núria y Quique en el comedor. Para comer había buffet en el cual había una zona de ensaladas y otra con platos calientes como arroz, pollo, pescado o ternera. También había otra zona con postres que consistían en frutas y un tipo de gelatinas. Comimos un poco de todo para probar los diferentes platos del buffet. Después de la comida Taia nos explicó que en pocos minutos el barco empezaría a moverse y poco antes de la cena llegaríamos a la esclusa de Edfú y podríamos ver como el barco remonta el río. Como la noche anterior habíamos llegado tarde y habíamos madrugado decidimos volver a la habitación a descansar un rato y quedamos más tarde con nuestros nuevos amigos.

Después de la siesta queríamos dar una vuelta por el barco y si era posible ver como el crucero remontaba el río en la esclusa. Tocamos la puerta de nuestros amigos pero no respondieron, seguramente dormían y no queríamos molestar. Subimos a cubierta para ver el río pero ya era de noche y solo se veía lo que estaba cerca de la orilla gracias a las luces de la calle. En Egipto anochece muy temprano, cerca de las 6 de la tarde, pero todavía no habíamos llegado a la esclusa. Fuimos al bar del crucero y Taia estaba tomando un té y nos quedamos haciéndole compañía. Estuvimos haciendo un poco de resumen de la cantidad de faraones y dioses de los que habíamos estado hablando por la mañana. Al rato aparecieron Núria y Quique y se unieron a la conversación. Taia nos dijo que dentro del tour teníamos tiempo libre y nos ofreció varias opciones para complementar el tour con otras visitas. Lo hablamos entre los 4 y decidimos visitar el templo de Philae y el mercado de Aswan.

Llegó la hora de la cena y todavía no habíamos llegado a la esclusa de modo que fuimos a cenar sin ver como el crucero remontaba el río. Para la cena el buffet era bastante parecido al de la comida. Los ingredientes principales de los platos eran los mismos aunque cocinados de alguna manera diferente. Donde había más diferencia era en los postres donde había un gran surtido de tartas. Mientras cenábamos notamos como el barco se movía, deducimos que estábamos remontando el río y supimos que no podríamos verlo. Después de la cena volvimos un rato al bar y puesto que habíamos quedado pronto con Taia no fuimos muy tarde a dormir.

 

Día 1Día 3

 

Volver al menú Egipto

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

América

África

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".
Más información Aceptar Rechazar