Día 3 (30/11/2015) - Edfú ➞ Kom Ombo ➞ Aswan

Edfú

Despertamos en Edfú donde habíamos llegado la noche anterior aunque no tuviéramos ocasión de verlo. Habíamos vuelto a quedar a las 7 con Taia de modo que bajamos pronto a desayunar. Cuando bajamos Núria y Quique ya estaban desayunando, nos sentamos con ellos en la que ya era nuestra mesa. Después del desayuno cogimos la mochila y esta vez no llegamos tarde como nos había pasado el día anterior. A las 7 apareció Taia y salimos del barco dispuestos a subir a una furgoneta, pero para nuestra sorpresa Taia nos hizo subir a una calesa para ir a la primera visita del día y única que haríamos en la ciudad de Edfú.

Templo de Edfú

El templo de Edfú, a diferencia de otros templos que habíamos visitado, en este se entra y sale por el mismo sitio y por tanto pasamos dos veces por los puestos de souvenirs.

Taia nos recomendó que si no queríamos comprar no hiciéramos caso a los vendedores y que sobre todo no les dijéramos que a la salida les compraríamos algo. Por los visto no se les escapa una, si les dices que a la salida les compraras algo, te están esperando y se acuerdan perfectamente de lo que le habías dicho. Nada más advertirnos sobre esto, escuchamos a una señora, que también venía en nuestro crucero pero que iba con otro guía, decirle a un vendedor que a la salida le compraría algo.

Para acceder al recinto hay que bordear parte de un muro de adobe que protegía al templo. Esta primera parte donde solo se ve el muro es bastante fea, pero que no hace más que rebajar las expectativas de modo que cuando llegas al templo te sorprendes más.

 

Templo de Edfu 1

Templo de Edfú - Entrada

 

Pasado el muro de adobe del recinto llegamos a la entrada del templo de Edfú. La entrada está mejor conservada que las que habíamos visto el día anterior en Luxor, la estructura está prácticamente al completo y pueden verse perfectamente los bajorrelieves. En ellos pueden verse representados todos los dioses del antiguo Egipto y como el faraón les hace ofrendas. El templo de Edfú está dedicado al dios Horus y fue Ptolomeo III el faraón que empezó su construcción. Por todo el templo hay representaciones de Horus tanto en su forma humana como en su forma animal. La forma animal de este dios es la de un halcón ya que el ojo de Horus es el ojo que todo lo ve.

 

Templo de Edfu 2

Templo de Edfú - Entrada

 

Cruzamos la gran puerta de la entrada y accedimos a un patio interior. En este patio está la representación del dios Horus, en su forma animal, mejor conservada de todo el templo. Nos hicimos una foto con la estatua del halcón aprovechando que como era temprano apenas había gente. Aquí volvimos a encontrarnos con las típicas columnas que en su parte superior acaban con la forma de la flor del loto o del papiro.

 

Templo de Edfu 3

Templo de Edfú - Patio

 

Templo de Edfu 4

Templo de Edfú - Horus en su forma animal

 

A diferencia de los templos de Luxor, este templo tiene una zona que conserva completamente su techo. Accedimos y vimos que por todo el recinto cerrado hay fluorescentes que iluminan el interior del templo. Taia nos explicó el significado de varios de los bajorrelieves que hay por todas las paredes del templo. Muchos de los dibujos están desfigurados, ya que cuando llegaron los romanos que no compartían la religión egipcia, desfiguraron muchos de los dibujos aquí representados. Esto también lo veríamos en muchos otros templos.

En concreto, nos detuvimos en un dibujo en el que puede verse la barca sagrada llevada por un grupo de soldados del emperador. Esta barca sagrada es el vehículo con el cual el faraón ha de cruzar el Nilo para llegar al mundo de Anubis, el dios de la muerte. Estuvimos recorriendo el templo mirando los diferentes dibujos. En el extremo final del templo hay una sala donde está la barca sagrada, pero no se puede acceder a esta sala, solo puede verse la barca desde una distancia de un par de metros.

 

Templo de Edfu 5

Templo de Edfú - Dibujo de la barca sagrada

 

Templo de Edfu 6

Templo de Edfú - Barca sagrada

 

El templo tiene un pequeño patio exterior que bordea el templo y el cual esta amurallado. Salimos a este patio y pudimos ver que las paredes de esta muralla también están llenas de jeroglíficos.

 

Templo de Edfu 7

Templo de Edfú - Muro exterior

 

Aquí es donde Taia nos explicó la historia de Horus. Osiris el padre de Horus fue engañado por Seth, su hermano. Seth consiguió asesinar a Osiris y lo descuartizó en 16 partes, escondiendo estas partes por todo Egipto, uno por cada región de Egipto (8 en el bajo Egipto y 8 en el alto Egipto). Isis, la mujer de Osiris, con la ayuda de Anubis consiguió embalsamar a Osiris. Isis con su magia consiguió dar vida al cuerpo embalsamado de su marido y quedar embarazada. De este embarazo nació el dios Horus. Al llegar Horus a la mayoría de edad quiso vengarse de su tío Seth por haber matado a su padre. Estos lucharon y Horus consiguió derrotar a su tío, al que castigó despellejándolo y convirtiéndolo en burro en su forma animal. Por su parte, durante la lucha Horus perdió un ojo pero el dios Tot le dio un ojo especial, con cualidades especiales, siendo el ojo que todo ve.

Después de la explicación tuvimos tiempo libre como en los otros templos. Este templo tiene dos plantas, y aunque no puede accederse a la segunda planta, sí que pueden subirse sus escaleras. Subimos y perdimos un poco de tiempo recorriendo todos los rincones de este templo tan bien conservado. Volvimos a la sala de la barca sagrada para hacernos algunas fotos. Finalmente, salimos del templo y aprovechamos que no había mucha gente para hacernos unas últimas fotos con el dios Horus.

 

Templo de Edfu 9

Templo de Edfú - Escaleras

 

Templo de Edfu 10

Templo de Edfú - Entrada

Paseo en calesa por Edfú

Al salir del templo estaban esperándonos Taia y el conductor de la calesa que nos había traído. Subimos a la calesa con la que debíamos volver al barco. Ahora que estábamos más despiertos, aprovechamos el camino de vuelta para disfrutar de como son las calles de Edfú. Durante el camino estuvimos haciendo fotos de las casas, las calles y los coches de una de las ciudades de Egipto. En general pudimos hacernos una idea del nivel de pobreza de este país. Edificios viejos, suciedad por todas partes, muchos puestos callejeros y hasta un hospital semiderruido.

 

Paseo en calesa por Edfu 1

Paseo en calesa por Edfú

 

Paseo en calesa por Edfu 2

Paseo en calesa por Edfú

Paseo en crucero por el Nilo

Cuando llegamos al barco todavía era pronto para comer, de modo que decidimos hacer algo de tiempo. Subimos a la habitación a dejar las mochilas y nos encontramos con que los señores de la limpieza nos habían dejado las toallas y el papel higiénico sobre la cama simulando a una persona. Durante el tiempo que estuvimos en el crucero, los dos señores que limpiaban nuestra habitación fueron muy simpáticos, evidentemente querían ganarse una propinilla. Subimos a la cubierta del crucero y nos dispusimos a probar la cerveza egipcia. En el crucero solo tenían la cerveza local Stella. Esta cerveza no está mal aunque es un poco suave.

 

Habitacion Princess Sarah

Habitación en el crucero Princess Sarah

 

Paseo en crucero por el Nilo 1

Paseo en crucero por el Nilo - Disfrutando de la cerveza local

 

Mientras tomábamos la cerveza el crucero se puso en movimiento. Por la tarde teníamos que hacer otra parada para visitar otro templo y no había tiempo que perder. Cuando acabamos la cerveza nos acercamos al borde de la cubierta para disfrutar del paisaje. Durante el trayecto hasta Kom Ombo, nuestro próximo destino, fuimos viendo como es la orilla del río Nilo. En algunas zonas vimos unas cuantas casas a medio construir, en otras vimos a animales pastando y en otras a un grupo de señores trabajando. En general la vida que puede verse en la orilla del Nilo es bastante tranquila.

 

Paseo en crucero por el Nilo 2

Paseo en crucero por el Nilo

 

Hacía mucho calor de modo que decidimos bajar y quedarnos en una salita con aire acondicionado que había antes de llegar a las habitaciones. Estuvimos un buen rato hablando con nuestros nuevos amigos Núria y Quique, hasta que vimos que era hora de comer. Antes de bajar al restaurante volvimos a nuestras habitaciones y nada más entrar alguien llamó a la puerta. Era uno de los señores de la limpieza, alguien se había dejado una cartera en la salita que habíamos dejado hacía apenas 1 minuto. Efectivamente, era la cartera de Sergio, hoy veríamos que no era precisamente el día de Sergio. Revisamos la cartera por si acaso y comprobamos que estaba todo en orden. Esto no hizo más que hacer que el señor se ganase más la propina.

Bajamos a comer y vimos que teníamos prácticamente el mismo menú que el día anterior. Durante la comida Taia nos explicó que teníamos dos opciones para ir a ver Abu Symbel. En principio lo teníamos planeado para dentro de dos días pero también podíamos ir al día siguiente. De todos modos para ir a Abu Symbel había que salir en furgoneta a las 3 de la mañana ya que está cerca de la frontera con Sudán. Además nos informó que por la noche habría una fiesta egipcia en el crucero, la comida sería de platos típicos egipcios y después en el bar habría música y podríamos bailar. También nos comentó que mucha gente compraba el típico traje árabe para disfrazarse para la fiesta pero que no era obligatorio. Los 4 nos miramos diciéndonos con la mirada que no nos íbamos a disfrazar. Nos quedamos hablando y cuando nos dimos cuenta ya estábamos llegando a nuestro próximo destino.

Templo de Kom Ombo

Subimos a cubierta para ver como aparcaba el barco. Había ya dos barcos parados en el muelle y nuestro barco tenía que ir en medio. Fue como meter un coche en un parking un poco justo pero a gran escala. Mientras estaban atrancando el barco pudimos disfrutar de una vista guapísima. Desde el barco se veía como sobre un pequeño montículo se erige el templo de Kom Ombo. La primera impresión que nos vino es la típica imagen del Partenón de Atenas, también construido sobre una colina. Cuando vimos que el barco estaba ya prácticamente aparcado empezamos a bajar. En recepción ya estaba esperándonos Taia preparado para salir a realizar la visita.

 

Templo de Kom Ombo 1

Templo de Kom Ombo - Vistas desde el crucero

 

El templo de Kom Ombo, como habíamos podido ver desde el barco, está muy cerca de la orilla del Nilo, por tanto esta vez hicimos el recorrido caminando. Al llegar nos impresionó ver que las columnas son mucho más altas de lo que nos habían parecido desde el barco. Este templo es muy diferente a los que habíamos visto hasta ahora. A diferencia de la majestuosa entrada de los templos de Luxor, Karnak y Edfú, este templo tiene dos entradas mucho más sencillas, siendo tres grandes columnas las que dan forma a estos dos accesos. Taia nos explicó que fue Ptolomeo IV quién empezó la construcción de este templo y el porque de las dos entradas. A diferencia de otros templos, el templo de Kom Ombo son dos templos en uno. La mitad sur del templo estaba dedicada al dios Sobek, este era el dios de la fertilidad y creador del mundo, y que su forma animal es la de un cocodrilo. La mitad norte del templo estaba dedicada al dios Haroeris (Horus el viejo).

 

Templo de Kom Ombo 2

Templo de Kom Ombo - Entrada

 

Empezamos a recorrer el templo y llegamos a unos jeroglíficos. Taia nos explicó que representan el calendario egipcio. El calendario se dividía básicamente en épocas de crecida y bajada del río, así podían saber cuando se podían realizar los diferentes cultivos. Seguimos paseando por este templo y vimos que está en peores condiciones que los otros que habíamos visto hasta ahora, sobre todo el de Edfú que está muy bien conservado. Llegamos al otro extremo del templo y Taia se detuvo para explicarnos algo sobre otros jeroglíficos. En estos se pueden ver representadas diferentes herramientas, pero no herramientas cualesquiera de construcción, sino que estas herramientas son para medicina. Son las herramientas que se utilizaban para extraer los órganos y así momificar a las personas.

 

Templo de Kom Ombo 3

Templo de Kom Ombo - Calendario egipcio

 

Templo de Kom Ombo 4

Templo de Kom Ombo - Dibujos de herramientas médicas

 

Antes de salir pasamos por un patio donde en uno de los laterales, había un pozo con la forma de la cruz de la vida. Nos acercamos para mirar pero era imposible ver el fondo. Taia nos volvió a dejar unos minutos para hacer unas cuantas fotos y nos dijo que nos esperaba en la salida. Paseamos un poco por el patio hasta llegar de nuevo a la entrada y poder hacernos unas fotos ahora que no había nadie. El templo está bastante en ruinas de modo que no nos detuvimos a ver nada más.

 

Templo de Kom Ombo 5

Templo de Kom Ombo - Pozo con forma de cruz de la vida

 

Templo de Kom Ombo 6

Templo de Kom Ombo

Museo de los cocodrilos

En la salida había una rampa y al llegar abajo está la entrada al museo de los cocodrilos. Este museo está repleto de cocodrilos momificados y los hay de todos los tamaños. En la entrada hay una gran cristalera que encierra al grupo de los más grandes. Se trata de cocodrilos adultos momificados que están tumbados sobre un suelo de arena. Hicimos el recorrido del pequeño museo y vimos que también había momificados otros más pequeños, incluso había crías de cocodrilos. También vimos que había cofres donde metían a estos animales una vez momificados. Para saber que animal es el que estaba momificado en su interior, los cofres tienen en parte forma de cocodrilo. Salimos de este museo un tanto cínico y nos pusimos en dirección al barco.

 

Museo cocodrilos 1

Museo de los cocodrilos

 

Museo cocodrilos 2

Museo de los cocodrilos

 

De camino teníamos que pasar por un mercadillo como ya nos había pasado en las visitas anteriores. Mientras pasamos por el mercado se nos acercaron varios tenderos para vendernos algo. En concreto uno que vendía ropa se acercó a nosotros y puso sobre el hombro de Sergio una prenda. Sergio que no quería comprar nada se lo devolvió, sin darse cuenta que en ese mismo hombro llevaba colgado el jersey que se había quitado porque hacía mucho calor. Al devolver la prenda al tendero Sergio también le dio su jersey sin darse cuenta y seguimos caminando. Al momento vimos que el tendero nos seguía corriendo y pensamos que se estaba poniendo muy pesado para vendernos algo, para nuestra sorpresa venía corriendo para devolvernos el jersey. Finalmente, entre risas por la situación que acabamos de vivir llegamos a nuestro barco.

Tarde-noche en el crucero Princess Sarah

Cuando llegamos al crucero todavía faltaba un poco para la hora de cenar y decidimos subir a la cubierta para ver como salíamos del muelle. La vista desde la cubierta era maravillosa, se veía el templo de Kom Ombo iluminado mientras todo a su alrededor estaba a oscuras. Al poco de alejarnos del muelle quedamos varados con un montículo de arena. Estábamos en época de bajada del río y por tanto es habitual que pasen estas cosas. Estuvimos un rato viendo como el barco intentaba salir pero parecía que no era tarea fácil y empezaba a refrescar, de modo que bajamos al bar. En el bar estaba Taia en la misma mesa que el día anterior. Nos dijo que cuando los cruceros se quedan varados pueden tardar horas hasta que consiguen salir. También nos comentó que había hablado con los otros guías que estaban en el crucero y habían quedado en que era mejor hacer Abu Symbel al día siguiente. El hecho de haber quedado varados podía trastocar los planes ya que teníamos que salir a las 3 de la mañana y si seguíamos varados mucho tiempo podíamos llegar más tarde de esa hora a Aswan. Durante el rato que estuvimos esperando hasta la cena estuvimos mirando por la ventana a ver si el barco conseguía salir pero no lo conseguía. Llegó la hora de la cena y bajamos al comedor estando todavía varados.

Tal como nos había dicho Taia, para cenar los platos habían cambiado un poco y era comida típica egipcia. La base de los platos era arroz, pasta, garbanzos y pollo, como los platos que habíamos comido los días anteriores. Pero ahora estaban cocinados de manera diferente y mucho más especiados. En general la comida estaba buena aunque es una comida bastante pesada para cenar y más teniendo en cuenta que estaba muy especiada. De postre había dulces típicos egipcios. Estos postres están hechos a base de miel y por tanto son bastante dulces. En general nos gustaron bastante aunque comer muchos de estos postres acaba siendo un tanto empalagoso. Mientras cenábamos el crucero consiguió salir de donde estaba varado y continuamos la marcha hacía Aswan. Taia nos dijo que llegaríamos a Aswan sobre las 12 y que por tanto al día siguiente quedábamos a las 3.30 en recepción para salir hacía Abu Symbel. También nos dijo que podíamos llevarnos el cojín de la habitación para dormir en la furgoneta y que además en recepción nos darían una bolsita con el desayuno.

Esta noche, además de la cena típica egipcia también teníamos una fiesta. Taia nos dijo que ya podíamos ir al bar donde ya estaba todo preparado para la fiesta. Fuimos al bar y nos sentamos en la que ya era nuestra mesa. En el centro del bar había una pequeña pista de baile y en esta hicieron un par de espectáculos típicos de Egipto. Vinieron varios bailarines nubios, un poblado que está cerca de Aswan, y nos hicieron un baile típico, llamado derviche, y otra serie de espectáculos. Después de estos espectáculos pusieron música para que los pasajeros pudieran bailar. Al principio nadie salía a bailar, pero poco a poco la gente se fue animando. Había un grupo de japoneses con una pareja que tendría unos 90 años y también se animaron a bailar. De mayores quisiéramos tener la vitalidad de esa pareja japonesa de 90 años. Taia nos insistió para que bailásemos y al final nos acercamos a la pista pero sin muchos ánimos. Al final nos animamos y bailamos un poco. Cuando eran más de las 12 decidimos irnos a dormir ya que teníamos que madrugar. Algunos de los pasajeros estaban muy animados y siguieron con la fiesta. Por nuestra parte nos fuimos directos a la habitación a dormir el poco rato que quedaba para que llegasen las 3.30 de la mañana.

 

Día 2Día 4

 

Volver al menú Egipto

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram    facebook    google-plus    twitter    mail

América

África

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".
Más información Aceptar Rechazar