Día 4 (01/12/2015) - Aswan ➞ Abu Symbel ➞ Aswan

Abu Symbel

Despertamos con el tiempo justo de coger nuestras cosas y estar a las 3.30 en recepción. Cuando bajamos los señores que atienden la recepción nos tenían preparada una bolsita para cada una con nuestro desayuno. Miramos sin mucha emoción lo que había dentro de la bolsita. Vimos que lo que nos habían preparado era prácticamente lo que nos habían dado para cenar la primera noche. Apareció Taia y nos dijo que ya podíamos salir a la calle y subirnos a la furgoneta. En Aswan, nuestro barco había parado en paralelo a otro barco que estaba anclado al muelle, de modo que para salir a la calle teníamos que cruzar por la recepción de este otro crucero. Cuando llegamos a la calle Taia nos indicó cual era nuestra furgoneta y nos dijo que podíamos ponernos cómodos con nuestros cojines y dormir hasta llegar a Abu Symbel. Tardamos un poco en salir y cuando apenas llevábamos 5 minutos de camino la furgoneta volvió a detenerse, supusimos que para pasar algún tipo de control. Íbamos a una zona del país que no es tan segura y por tanto, a la comitiva de furgonetas con turistas nos acompañarían furgonetas del ejército. Finalmente, nos pusimos en marcha y al poco rato nos quedamos dormidos.

Nos despertamos cuando quedaba poco para llegar a nuestro destino y Quique nos dijo que nos habíamos perdido un fantástico amanecer. Por suerte, le hizo unas fotos que después nos enseñó y realmente fue una lástima perdérselo, pero el sueño nos pudo. Llegamos los primeros a Abu Symbel, como ya era costumbre. Nos detuvimos en el parking del recinto y pasamos el control para acceder. Para llegar al templo hay que rodear una pequeña colina y conforme nos íbamos acercando empezamos a vislumbrar el lago Nasser.

 

Abu Symbel 1

De camino a Abu Symbel - Amanecer

 

El lago Nasser es un lago artificial que se creó con la nueva presa de Aswan, mide 550 Km de largo y se extiende desde Aswan hasta pasar la frontera con Sudán. Cuando se construyó la presa de Aswan en la década de los 60s y empezó a crecer el nivel del lago Nasser se tuvieron que mover varias construcciones, entre ellas el templo de Abu Symbel. También toda la comunidad Nubia de Egipto constituida por cientos de miles de personas.

 

Abu Symbel 2

Abu Symbel - Lago Nasser

 

Cuando acabamos de bordear la pequeña colina nos esperaba una vista espectacular, el templo de Abu Symbel.

El templo de Abu Symbel está considerado Patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO. Inicialmente estaba situado en la zona que hay justo enfrente de su ubicación actual y donde ahora cubre el lago Nasser. La construcción de Abu Symbel se llevó a cabo durante el mandato de Ramsés II. Por lo que habíamos visto hasta ahora, quedaba claro que Ramsés II fue el que más templos mando construir de entre todos los faraones. En realidad son dos los templos que hay en Abu Symbel, el principal y más grande que está dedicado a Ramsés II y uno más pequeño dedicado a su esposa Nefertari (Ramsés II dio el sobrenombre a su esposa de la guapa que camina pero también se la conocía como por la que brilla el Sol). Estos templos también están dedicados a los dioses Amón, Ra y Ptah. El templo estaba tallado directamente en la roca, a diferencia de otros templos en que habían traído grandes bloques de granito, moviendo estos bloques durante decenas de kilómetros.

 

Abu Symbel 3

Abu Symbel - Entrada al templo de Ramsés II

 

Abu Symbel 4

Abu Symbel - Templo de Ramsés II

 

Con el paso del tiempo el templo quedó cubierto por la arena y no fue hasta el año 1813, cuando John Ludwig Burckhardt lo redescubrió, aunque fue el explorador Giovanni Belzoni quien consiguió encontrar un acceso al templo en 1817. Cuando se construyó la presa de Aswan y vieron que el nivel del agua empezaba a cubrir este templo tuvieron que moverlo. Para mover el templo tuvieron que cortar en bloques todo el templo y llevarlo a una zona más elevada donde se encuentra actualmente. La reubicación de ambos templos llevó cuatro años desde 1964 a 1968. Como pudimos ver en el templo principal apenas pueden apreciarse los cortes que se hicieron para separar el templo en bloques. El templo de Nefertari pueden apreciarse mejor estos cortes.

Cuando llegamos a la entrada del templo de Ramsés II no había nadie, a excepción de uno de los vigilantes del templo. Desde casa habíamos estado mirando un poco como eran los templos que íbamos a visitar y el de Abu Symbel siempre estaba lleno de gente. Es espectacular llegar a este lugar y no encontrarte prácticamente a nadie. Aprovechamos que todavía no había llegado ninguna de las otras furgonetas que nos seguían con más turistas para hacernos fotos. Por este rato nos sentimos como si fuésemos de una revista importante, a los que habían dejado entrar solos para hacer un buen reportaje de fotos. Nos acercamos a la entrada y estuvimos observando las estatuas de Ramsés II para ver si veíamos los cortes, de cerca pueden apreciarse pero no cabe duda que lo hicieron con gran destreza. Desde cerca aún era más impresionante y es que los más de 20 metros de altura de las estatuas no son para menos.

 

Abu Symbel 5

Abu Symbel - Templo de Ramsés II

 

Abu Symbel 6

Abu Symbel - Templo de Ramsés II

 

Después de haber visto bien la entrada decidimos que era hora de acceder al interior, lamentablemente no pueden hacerse fotos en el interior de ambos templos. El interior es más parecido a los templos que habíamos visto los días anteriores. Hay grandes columnas con grandes estatuas de Ramsés II y los dioses a los que está dedicado el templo. En las paredes también pueden verse montones de bajorrelieves que representan al faraón haciendo ofrendas a los dioses y representaciones de batallas ganadas por el faraón. Observamos que en algunas estatuas y paredes había grabada una fecha y un nombre. Al salir preguntamos a Taia y nos dijo que fueron los primeros exploradores, quienes inscribían sus nombres y la fecha en la que habían estado en el templo. Al final del templo se encuentra el santuario donde están representados Ramsés II, Amón, Ra y Ptah. El templo está orientado de manera que los días 21 de Febrero y 21 de Octubre el sol penetra hasta el santuario e iluminan las figuras de Ramsés II, Amón y Ra, la figura de Ptah permanece siempre en la penumbra por estar relacionado con el inframundo.

A continuación pasamos a ver el segundo templo, el de Nefertari. Este templo está situado a pocos metros del primero y está dedicado a la diosa Hathor, diosa del amor y la belleza. En la entrada encontramos 6 estatuas, 4 de ellas representan a Ramsés II y las otras 2 a Nefertari. En el interior pudimos ver estatuas que representan a la diosa Hathor. La primera sala que nos encontramos al entrar en el templo contiene seis columnas donde está esculpida la cabeza de Hathor. En las paredes hay dibujadas escenas que representan a Ramsés II y a Nefertari ofreciendo sacrificios a los dioses. Este segundo templo no es tan impresionante como el primero y no le dedicamos tanto tiempo.

 

Abu Symbel 7

Abu Symbel - Templo de Nefertari

 

Abu Symbel 8

Abu Symbel - Templo de Nefertari

 

Taia nos había dejado justo antes de entrar al templo de Ramsés II y nos había dado 3 horas para que disfrutáramos de Abu Symbel, nos dijo que nos esperaba en el bar que hay en la entrada al recinto. Todavía quedaba bastante rato de modo que decidimos acercarnos al lago Nasser. Desde aquí pudimos ver que efectivamente el lago es inmensamente grande, pero además desde este punto un poco más alejado de los templos, teníamos una fantástica vista de los dos templos a la vez. Estuvimos un rato haciendo fotos a los templos y charlando con nuestros amigos Núria y Quique. Cuando ya estuvimos cansados de pasar calor y se acercaba la hora a la que habíamos quedado con Taia, decidimos ir al bar donde nos estaba esperando. Al llegar al bar todavía teníamos que esperar a que el resto del grupo volviese, de modo que tomamos un café para hacer tiempo. Cuando ya estábamos todos volvimos a la furgoneta para volver a Aswan.

 

Abu Symbel 9

Abu Symbel - Los dos templos

 

Abu Symbel 10

Abu Symbel - Templo de Ramsés II

Presa alta de Aswan

Estuvimos aproximadamente otras 3 horas en coche hasta que llegamos a Aswan. Antes de volver al crucero pasamos por la presa alta de Aswan. Está presa es la responsable de la creación del lago Nasser y con ello que varios templos, entre ellos Abu Symbel, tuvieran que ser movidos de su lugar original. Se construyó en la década de los 60 con ayuda del gobierno soviético. El Nilo se desbordaba todos los años en verano, por ese motivo se decidió construir está presa. Desde lo alto de la presa pudimos observar su efecto. Mirando hacia la parte alta podíamos ver como el lago Nasser tenía mucha agua y era bastante ancho. Por el contrario, mirando hacia la parte baja, veíamos como el caudal había disminuido bastante y el río Nilo continuaba el recorrido con mucha menos agua.

 

Presa alta de Aswan 1

Presa alta de Aswan

 

Presa alta de Aswan 2

Presa alta de Aswan

Crucero Princess Sarah

Cuando llegamos al crucero pasamos primero por la habitación. Los señores que limpiaban la habitación habían vuelto a hacer figuras con las toallas. Esta vez habían hecho un cocodrilo con las toallas utilizando tapones de botellas de agua para los ojos. Cuando bajamos a comer vimos que el menú era el mismo que el de los otros días. Aunque siempre era lo mismo había suficiente variedad para no comer siempre lo mismo. Durante la comida Taia nos explicó el plan de la tarde. Primero haríamos un paseo en faluca, a continuación iríamos a visitar una de las mezquitas que hay en Aswan y por último visitaríamos el mercado de Aswan, donde podríamos ver montones de especias.

 

Habitacion Princess Sarah 1

Habitación en el Princess Sarah

Paseo en faluca

Después de comer, Taia nos dejó un rato para que descansáramos ya que habíamos madrugado mucho. Bajamos a las 4 al hall del barco. Al salir fuimos cerca del crucero donde nos estaba esperando una faluca (un barco pequeño de vela) subimos y dimos un paseo por el Nilo. En el barco estaban el timonero y su hijo pequeño. Estuvimos un rato paseando tranquilamente y después el señor nos dejó que manejáramos nosotros la faluca. Uno a uno fuimos pasando por los mandos del barco y controlando la dirección que llevábamos. Fue divertido llevar un barco de vela durante unos minutos.

 

Paseo en Faluca 1

Paseo en faluca

 

Paseo en Faluca 2

Paseo en faluca

 

Cuando ya habíamos pasado todos por los mandos del barco, el timonero se levantó y empezó a desplegar la manta que había en la zona central. Como ya habíamos intuido todos, debajo de la manta había varios souvenirs y empezó a mostrarnos todo lo que tenía para que comprásemos cosas. El señor nos enseñó un montón de cosas pero solo nos interesamos por unas pulseritas que Miriam quería comprar. Regateamos un poco el precio que nos dijo por las pulseras y al final conseguimos rebajar el precio a cambio de incluir un boli como pago. Después de hacer nuestra primera compra con un boli volvimos a tierra.

 

Paseo en Faluca 3

Paseo en faluca

Paseo en calesa por Aswan

Cuando bajamos de la faluca, Taia buscó dos calesas para que nos dieran un paseo hasta la mezquita. Durante el camino pudimos observar un poco la ciudad, como también habíamos hecho el día anterior en Edfú. Por el camino volvimos a ver que hay bastante pobreza y pudimos observar como son las calles de una ciudad egipcia. En el trayecto vimos una panadería, ésta tenía una especie de estantería fuera en la que tenían puesto el típico pan de pita. Mientras íbamos recorriendo las diferentes calles de la ciudad ambas calesas se fueron adelantando, pero llegó un punto en que la calesa donde iban Núria, Quique y Taia no nos seguía. Estábamos en una calle un poco empinada y el caballo no tuvo fuerza suficiente para subirla y había dado la vuelta. En un segundo intento consiguió subirla y continuamos con nuestro recorrido hasta la mezquita.

 

Paseo en calesa por Aswan 1

Paseo en calesa por Aswan

 

Paseo en calesa por Aswan 2

Paseo en calesa por Aswan

Mezquita de Aswan

Tuvimos que subir una pequeña rampa que transcurría por unos jardines y al llegar a la zona de la mezquita subir unos pocos escalones. La arquitectura de la mezquita es bastante interesante y es lo primero en que nos fijamos cuando llegamos al recinto. Del edificio religioso destacan los dos minaretes, desde donde antiguamente subían para llamar al rezo, actualmente se usan megáfonos. Bordeamos un poco por alrededor de la mezquita hasta que llegamos a la entrada. Taia nos explicó que en las mezquitas hay que entrar descalzos y las mujeres han de ir con la cabeza cubierta con un pañuelo. Siguiendo las normas nos descalzamos y Miriam y Núria se pusieron un pañuelo en la cabeza para poder entrar.

 

Mezquita de Aswan 1

Mezquita de Aswan

 

Mezquita de Aswan 2

Mezquita de Aswan

 

Ya en el interior pudimos ver que hay muchas diferencias entre una mezquita musulmana y una iglesia católica. En primer lugar en las mezquitas no hay bancos para sentarse, lo único que hay es una moqueta que cubre todo el suelo. La gente se pone en fila y se arrodilla para realizar los rezos. Hay una zona para los hombres y otra zona para las mujeres, dentro de las mezquitas hombres y mujeres tienen que estar en zonas separadas. Para rezar siempre han de hacerlo orientados hacia la Meca. El Imán de la mezquita se sitúa en un pequeño altar donde hay un micrófono. Desde este altar lee las oraciones y el micrófono sirve para que los rezos se escuchen desde fuera de la mezquita gracias a los megáfonos. Taia estuvo explicándonos un poco lo que es la religión musulmana. No faltaba mucho para que llegase la hora del rezo de modo que volvimos a la calle.

Mercado de Aswan

Volvimos a subir a las calesas y fuimos en dirección al mercado de Aswan. El señor de la calesa que nos llevaba iba con su hijo pequeño y cuando llegamos a nuestro destino le dimos un par de bolis.

Taia nos mostró la entrada al mercado y nos dijo que él nos esperaba en un bar de la plaza tomando un té. Empezamos a caminar hacia el mercado y por primera vez desde que habíamos llegado a Egipto estábamos paseando por sus calles sin guía. Cruzamos la entrada al mercado y empezamos a sentirnos observados, pero sobre todo acosados por vendedores que no paraban de llamarnos para que comprásemos. Lo curioso es que casi todos los vendedores adivinaban a la primera que éramos españoles, de entrada nos hablaban en español. El mercado es muy grande y tiene una calle principal muy larga, además hay calles que cruzan la principal y que también tienen tiendas.

 

Mercado de Aswan 1

Mercado de Aswan

 

Durante el paseo vimos que había diferentes tipos de tiendas, las que más nos llamarón la atención fueron las tiendas de especias, tienen unos cestos con gran cantidad y variedad de especias. También pudimos ver fruterías, souvenirs, tiendas de ropa, etc. Cuando llevábamos un rato paseando y sabiendo que no compraríamos nada decidimos dar la vuelta. Algunos de los vendedores se acordaban de que ya habíamos pasado una vez. Del mercado nos quedamos con las tiendas de especias y como las tienen colocadas en cestos.

 

Mercado de Aswan 2

Mercado de Aswan

 

Mercado de Aswan 3

Mercado de Aswan

 

Llegamos a la plaza donde Taia estaba tomando un té con un amigo suyo. Pedimos un café turco para probarlo al que Taia nos invitó. El café turco tiene mucho poso y no se puede mezclar el azúcar con cuchara como estamos acostumbrados, hay que pedirlo con el azúcar que se desea. Tomamos el café tranquilamente y después volvimos al crucero.

 

Cafe Turco

Café Turco

 

Este día había sido bastante completo y variado. Habíamos madrugado mucho pero Abu Symbel lo vale y a diferencia de los días anteriores hoy habíamos hecho algo más que ver templos. Al regreso al crucero cenamos el habitual buffet del barco y charlamos un rato con nuestros amigos. Nos habíamos levantado muy pronto y estábamos un poco cansados, de modo que no tardamos mucho en irnos a dormir en la que sería nuestra última noche en el crucero. Al día siguiente pondríamos rumbo a El Cairo, la capital de Egipto.

 

Día 3Día 5

 

Volver al menú Egipto

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram    facebook    google-plus    twitter    mail

América

África

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".
Más información Aceptar Rechazar