Día 14 (24/04/2015) - Machu Picchu ➞ Cusco

Aguas Calientes

Y llegó el gran día del viaje, hoy visitaríamos el ¡¡¡Machu Picchu!!! una de las 7 maravillas del mundo. Habíamos reservado entrada en el turno de las 7 al Wayna Picchu, la montaña que se ve al fondo en la imagen típica del Machu Picchu.

Nos levantamos a las 5.30 para ir a buscar el autobús que subía hasta el Machu Picchu. La parada estaba a unos 5 minutos de nuestro hostal. Al llegar a la calle donde estaba la parada vimos una enorme cola. Por suerte los autobuses no paraban de llenarse de gente y salir. Sobre las 6.30 subimos al autobús y empezamos el ascenso hacía el Machu Picchu que dura unos 20 minutos. Durante el serpenteante camino de subida pudimos observar la vegetación de la zona. Estábamos en la linde con la selva y esto se notaba en el entorno. Al llegar al Machu Picchu enseñamos nuestras entradas y nos pusieron un sello en nuestro pasaporte. La entrada permite entrar 3 veces, esto es porque el baño está fuera y por tanto hay que salir del recinto alguna vez, ya que, el lugar requiere de varias horas para visitarlo.

Wayna Picchu

Para llegar al Wayna Picchu tuvimos que cruzar todas las ruinas de Machu Picchu. Eran casi las 7 de modo que cruzamos el recinto sin pararnos a disfrutar de esta maravilla del mundo. Después ya tendríamos tiempo suficiente para recorrer todo el recinto.

 

Wayna Picchu 1

Machu Picchu - Vista completa

 

Llegamos a la entrada para subir al Wayna Picchu, que en quechua quiere decir montaña joven. Antes de la caseta de entrada está la roca sagrada que marca el extremo norte de la ciudad y es el punto de partida para ascender a la montaña. Solo hay 400 plazas diarias para acceder al Wayna Picchu, 200 plazas en el turno de las 7 de la mañana y otras 200 plazas en el turno de las 11 de la mañana. Se considera que se tarda alrededor de una hora en subir y otra hora en bajar. Si sumamos otra hora más para disfrutar de las vistas y otra de margen para los rezagados, tenemos las 4 horas entre los dos turnos. El Machu Picchu se encuentra a unos 2400 metros sobre el nivel del mar, mientras que el Wayna Picchu a unos 2700 metros sobre el nivel mar, esto hace que el ascenso sea de unos 300 metros. Nosotros habíamos reservado a las 7 de la mañana para no subir con el sol apretando, aunque nos había tocado un día bastante nublado.

 

Wayna Picchu 2

Wayna Picchu - Roca sagrada

 

Cuando pasamos por la caseta de la entrada tuvimos que registrarnos en un libro poniendo el nombre, pasaporte, hora de entrada y la firma. Al salir, habría que poner la hora de salida y volver a firmar. De este modo controlan que todo el mundo que haya entrado también haya salido. Teníamos muchas ganas de ascender a esta montaña de modo que nada más pasar la entrada empezamos a caminar con alegría. El primer tramo fue bastante sencillo, apenas había un poco de subida y lo demás era todo bajada con algunos escalones. Pasamos por una bifurcación, un camino llevaba a la cima del Wayna Picchu, este era el camino por el que teníamos que ir. El otro camino llevaba al templo de la luna. Después venía un estrecho camino que une las dos montañas, la del Machu Picchu y la del Wayna Picchu. Desde uno de los últimos escalones que había al descender el Machu Picchu, empezamos a ver la escalera donde empieza el ascenso al Wayna y gente que ya estaba subiendo.

 

Wayna Picchu 3

Wayna Picchu - Bifurcación

 

Wayna Picchu 4

Wayna Picchu

 

Cruzamos el pequeño camino que une las dos montañas y llegamos a la base del Wayna. Desde aquí ya pudimos ver que el ascenso no sería nada sencillo. A partir de este punto era todo subida por escaleras desiguales talladas en la roca, además hay tramos en los cuales hay cables metálicos anclados a la pared que ayudan a ascender estos tramos del recorrido. Como ya habíamos supuesto, el ascenso no fue fácil pero tampoco fue algo insoportable. Por el camino nos fuimos cruzando con gente que estaba acostumbrada a hacer deporte y nos adelantaban con facilidad. Pero también había gente a la que le costaba más que a nosotros y los pasábamos. Durante el ascenso tuvimos que hacer alguna parada ya que había tramos que cansaban bastante.

 

Wayna Picchu 5

Wayna Picchu - Primeros escalones

 

Wayna Picchu 6

Wayna Picchu

 

Después de aproximadamente una hora, llegamos a la primera zona desde la cual pudimos divisar el complejo del Machu Picchu desde arriba. El ascenso fue algo duro y cansado, pero las vistas desde arriba lo compensaban por completo. Cuando estábamos ascendiendo no pensábamos igual, pero después de disfrutar de las vistas desde la cima, podemos decir que el viaje no hubiera sido lo mismo sin subir al Wayna Picchu. Si no hubiéramos realizado el ascenso al Wayna, nos hubiera quedado la sensación que nos había faltado algo por hacer. En este primer mirador hicimos unas cuantas fotos del Machu Picchu desde arriba, el cual pudimos ver en su totalidad. Desde esta parte pudimos observar como la ciudadela tiene la forma de un cóndor. Había unas chicas, que debían ser holandesas, y les preguntamos si nos podían hacer unas fotos, ellas accedieron muy amablemente.

 

Wayna Picchu 7

Wayna Picchu - Primer mirador

 

Wayna Picchu 8

Wayna Picchu - Primer mirador

 

Habíamos realizado casi todo el ascenso y desde esta zona ya podía divisarse la antigua ciudadela en su totalidad. Había gente que ya no se atrevía a subir el último trecho que quedaba para llegar a la cima. Nosotros decidimos que ya que estábamos ahí y que lo más seguro era que no podríamos volver jamás, teníamos que llegar a la cima. Este último tramo era mucho más corto comparado con lo que llevábamos recorrido pero había que tener mucho más cuidado. Para poder llegar hasta arriba primero había que pasar por una pequeña cueva por la que había que pasar agachados. Tuvimos que vigilar porque había tramos que eran estrechos y con precipicio a uno de los lados. Esto fue especialmente difícil para Sergio debido a su vértigo.

 

Wayna Picchu 9

Wayna Picchu - Cueva

 

Wayna Picchu 10

Wayna Picchu

 

Al llegar a la cima vimos un letrero que indicaba que la altura de la montaña es de 2693 metros. Ahora sí, habíamos llegado a la cima de la montaña. Desde aquí las vistas eran prácticamente las mismas que en el primer mirador. Pero la sensación de haber conseguido llegar hasta la cima no tiene precio. Disfrutamos un rato de las vistas que ofrecía la altura del Wayna y aprovechamos el rato para hacer unas cuantas fotos. Pedimos a un señor mexicano que habíamos conocido durante el ascenso, que nos hiciera un par de fotos y así poder salir los dos. A las 11.30 teníamos una visita guiada por el Machu Picchu, de modo que decidimos que era hora de descender.

 

Wayna Picchu 11

Wayna Picchu - Cima

 

Wayna Picchu 13

Wayna Picchu - Mirador de la cima

 

Para descender hasta el primer mirador bajamos por otras escaleras que llegan directas. Estas eran bastante empinadas y las bajamos de espaldas agarrándonos a los escalones. El resto del descenso fue por el mismo camino por el que habíamos subido. Aunque bajar fue menos cansado que subir, las piernas se resintieron un poco debido a la altura de los escalones y también acaba cansando un poco. Finalmente, llegamos abajo y al pasar por la caseta de entrada firmamos poniendo la hora de salida. Aprovechamos para hacer nuestra primera salida del recinto antes de la visita guiada.

 

Wayna Picchu 14

Wayna Picchu - Primeros escalones del descenso

Machu Picchu

Mientras esperábamos fuera a que viniera nuestro guía, nos encontramos con los ticos que habíamos conocido el día anterior. Ellos ya habían hecho la visita guiada y ahora darían una vuelta por su cuenta. Comentamos con ellos la experiencia de haber subido al Wayna y que nos había gustado mucho. Después de unos minutos encontramos a nuestro guía y volvimos a entrar al recinto para visitar el Machu Picchu, una de las 7 maravillas del mundo. Ya llevábamos unas horas en la zona pero solo lo habíamos visto de pasada y desde las alturas. Ahora disfrutaríamos de un recorrido completo por toda la ciudadela y sus ruinas.

Cuando los españoles llegaron a América y derrotaron al imperio inca nunca encontraron Machu Picchu. Quizá por esta razón todavía se conserva en buenas condiciones. No fue hasta el año 1913 cuando Hiram Birgham, un profesor de historia estadounidense, interesado en la historia de los incas llegó a la zona. Encontró a una familia de campesinos y uno de los niños, llamado Pablo, le guio hasta la zona. En aquel entonces estaba todo cubierto de maleza. El profesor, con la colaboración de la universidad, realizó trabajos arqueológicos en la zona y la limpió. Hay referencias anteriores al descubrimiento, pero esta es la primera de la que hay documentación del descubrimiento de la ciudad perdida de los incas.

Al pasar la entrada hay un camino de tierra que bordea una pequeña montaña que oculta las ruinas desde la entrada. Siguiendo este camino en un par de minutos llegamos a una primera zona desde la cual pudimos ver todo el Machu Picchu. A primera hora habíamos pasado por este punto, pero había sido corriendo para llegar a la entrada del Wayna. Nuestro guía nos llevó a la zona desde donde todo el mundo se hace la foto típica con todo el Machu Picchu de fondo.

 

Machu Picchu 1

Machu Picchu

 

Machu Picchu 2

Machu Picchu

 

Después de unas fotos empezamos con la visita por la ciudadela. Machu Picchu, en quechua montaña vieja, se construyó en el siglo XV. Fue una de las residencias de descanso del inca Pachacútec y también un santuario. Machu Picchu es una de las 7 maravillas del mundo moderno y Patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO desde 1983.

La zona arqueológica estaba dividida en dos grandes zonas, una parte que constaba de terrazas de cultivo y otra de edificios donde vivía la población inca. Las terrazas formaban unos grandes escalones y estaban formadas por un muro de piedra y un relleno de diferentes materiales. Esto era para facilitar el drenaje del agua y que no quedara estancada. La zona edificada estaba dividida por los expertos en 18 partes, durante el recorrido seguramente pasamos por todas pero el guía nos habló solo de las más importantes. Entre estas zonas había templos, viviendas, canteras, etc.

 

Machu Picchu 8

Machu Picchu - Puerta inca

 

Machu Picchu 6

Machu Picchu - Terrazas

 

Entramos por la parte alta donde había varios templos. El templo del sol sirvió para llevar a cabo ceremonias relacionadas con el solsticio de junio. Debajo del torreón del templo había una pequeña cueva. Se cree que ésta fue un mausoleo y que incluso aquí pudo estar la momia de Pachacútec.

 

Machu Picchu 3

Machu Picchu - Templo del sol

 

Machu Picchu 7

Machu Picchu - Cueva bajo el templo del sol

 

Cerca del templo del sol se encontraba la residencia real. Ésta se diferenciaba del resto por tener la piedra muy bien labrada y dos grandes habitaciones. Además también tenía un cuarto para el servicio, un corral para los camélidos y una terraza privada. Otra parte muy importante era la plaza sagrada, en la cual se encontraban dos templos. Por un lado estaba el templo principal de bloques regulares, y que se cree que fue el principal recinto ceremonial de la ciudad. Por otro lado, estaba el templo de las tres ventanas, tenía unos muros hechos con grandes bloques poligonales ensamblados como si fueran un rompecabezas.

 

Machu Picchu 4

Machu Picchu - Templo principal

 

Machu Picchu 9

Machu Picchu - Templo de las tres ventanas

 

Continuamos el camino y llegamos a otra zona llamada Intihuatana, que en quechua significa donde se amarra el sol. Intihuatana era una colina con una forma similar a una pirámide y con dos escaleras para llegar a la cima. En lo alto de dicha colina se encontraba la piedra Intihuatana, uno de los objetos más estudiados del Machu Picchu. Ha sido relacionada con lugares considerados sagrados estableciendo alineamientos con los astros y montañas colindantes. Desde esta zona elevada también pudimos observar la cantera que los incas utilizaron para la construcción de los edificios de la ciudad.

 

Machu Picchu 11

Machu Picchu - La piedra Intihuatana

 

Machu Picchu 10

Machu Picchu - Cantera

 

Llegados a este punto ya casi habíamos dado toda la vuelta por la ciudadela y estábamos cerca del acceso al Wayna Picchu. En esta zona estaba el grupo de las tres portadas. Se trataba de un conjunto de edificios que incluyen viviendas y talleres. Estos edificios estaban dispuestos simétricamente y conectados entre ellos.

 

Machu Picchu 12

Machu Picchu - Grupo de las tres portadas

 

Al entrar habíamos pasado primero por la zona de templos que quedaba en la parte alta y ahora estábamos pasando por la parte baja. Llegamos a otro lugar de interés, el grupo del cóndor. En esta zona había varias cuevas pequeñas que se utilizaron para rituales y en el centro había una gran piedra tallada que representaba a un cóndor. Acabamos de dar la vuelta a todo el recinto con nuestro guía pasando por algunas viviendas y terrazas.

 

Machu Picchu 5

Machu Picchu - Grupo del cóndor

 

La visita había durado más de dos horas y teníamos algo de hambre. Decidimos hacer nuestra segunda salida y comer algo de lo que llevábamos en la mochila. Después de reponer algo de fuerzas entramos al Machu Picchu por tercera y última vez. Ahora tocaba visitar la ciudad por nuestra cuenta y hacernos todas las fotos que quisiéramos.

Al entrar nos encontramos con la pareja de baleares que habíamos conocido el día anterior en el tour por el valle sagrado. Visitamos una parte de la ciudad con ellos y después continuamos solos recorriendo las ruinas. Estuvimos aproximadamente otras dos horas recorriendo el Machu Picchu, aprovechando al máximo nuestra visita a esta maravilla del mundo. El cielo cada vez estaba más oscuro y decidimos que empezaba a ser hora de irnos. Antes de salir volvimos al punto de la foto típica. Nos hicimos una foto con los chullos que habíamos comprado el día anterior en el mercado de Pisaq. Cuando salíamos volvimos a encontrarnos con nuestros amigos de baleares y como justo empezaba a chispear nos fuimos directos a la salida.

 

Machu Picchu 13

Machu Picchu

 

Machu Picchu 14

Machu Picchu

De vuelta a Cusco

Debido a la lluvia mucha gente había salido. Tuvimos que hacer cola cerca de media hora antes de poder subir a un autobús que nos llevase hasta Aguas Calientes. Al llegar a Aguas Calientes nos despedimos de nuestros amigos de baleares. Teníamos más de dos horas antes de que saliera nuestro tren hacia Ollantaytambo, de modo que fuimos a buscar un sitio donde comer, cosa bastante fácil en Aguas Calientes. Después de comer, como en Aguas Calientes no había nada que hacer, fuimos a la estación y visitamos un poco el mercado que había justo antes de entrar.

Estábamos un poco cansados después del ascenso al Wayna Picchu y el súper paseo que habíamos dado por todo el Machu Picchu. La espera hasta que llegó el tren se nos hizo un poco larga. Cuando llegó nos pusimos cómodos para aprovechar el camino de vuelta para descansar. Al llegar a Ollantaytambo había una persona de la agencia esperándonos y en un autobús nos llevaron hasta Cusco. Era tarde y solo pudimos cenar antes de volver a nuestro hotel.

 

Día 13Día 15

 

Volver al menú Perú

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram    facebook    google-plus    twitter    mail

América

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".
Más información Aceptar Rechazar