Día 13 (30/11/2016) - Siem Riep ➞ Battambang ➞ Kampong Chhnang

Despedida de Siem Riep

Habíamos pasado 4 noches y 3 días completos en Siem Riep, tocaba de nuevo salir a la carretera y ponerse rumbo a Battambang. Pero solo nos detuvimos para ver el tren de bambú de Battambang y después continuamos hasta Kampong Chhnang. En total hicimos cerca de 400 kilómetros con una parada en medio, digno de una etapa de "Pekín Express". Con nuestras mochilas preparadas hicimos el check-out y nos sentamos a esperar que vinieran a buscarnos para empezar la etapa de hoy.

Después de esperar unos minutos vinieron a buscarnos con un tuk tuk, para llevarnos a la terminal de autobús desde donde salimos hacia Battambang. El autobús iba con retraso y tuvimos que esperar algo más de la cuenta en la terminal. El lugar realmente era el patio techado de una casa, donde tenían una mesa a modo de escritorio. También tenían una cama con una hamaca, donde estaban los que parecían ser los hijos de la señora que dirigía el negocio. Para nuestra sorpresa la espera fue más distraída de lo esperada, la hija de la señora era muy simpática y vino donde estábamos nosotros junto a otros dos turistas. A la niña le hicimos gracia porque nos reímos con ella y estuvo todo el rato a nuestro lado. Incluso Miriam se sacó una foto con ella. Le dimos un globo, la niña se puso muy contenta y se puso a jugar con nosotros, ya que su hermano que estaba en la hamaca no le hacía ni caso. No lo soltó en todo el rato que estuvimos allí. Incluso se acercó, globo en mano, hasta el autobús para despedirse de nosotros cuando ya nos íbamos.

 

Terminal autobus Siem Reap 1

Terminal de autobús en Siem Riep

Battambang

Cuando estuvimos planeando el viaje, intentamos hacer que cuadrara para pasar una noche en Battambang y poder ver varias cosas. Como no fue posible pasar una noche en esta ciudad, por lo menos quisimos detenernos para ver lo que consideramos más interesante, que era el tren de bambú. Al bajar del autobús se abalanzaron sobre nosotros un grupo de tuktukeros y tuvimos que pedir que se apartasen. Antes de ir a ver nada, quisimos preguntar en la terminal de autobuses los horarios para salir más tarde hacia Kampong Chhnang. Vimos que teníamos varias opciones, entonces con más tranquilidad le pedimos a uno de los tuktukeros, que nos llevase a ver el tren de bambú.

De camino hasta el tren de bambú recorrimos gran parte de la ciudad. No pudimos visitar gran cosa de Battambang, pero vimos que tal como habíamos leído antes de venir, en esta ciudad hay muchas casas coloniales. Otra cosa que nos llamó la atención, fue una fuente que había en una rotonda con una gran estatua de un dios con ocho brazos.

 

Battambang 2

Battambang - Casas coloniales

 

Battambang 1

Battambang - Dios de ocho brazos

Tren de bambú

El tren de bambú era un medio de transporte, que utilizaban los camboyanos durante la guerra contra los jemeres rojos. Normalmente se utilizaba para transportar mercancía, que en su mayoría eran sacos de arroz. Hoy en día ya no se utiliza más que como atracción turística. Llegamos al lugar desde donde sale el tren de bambú, donde no había más que un local y la vía con unos pocos vagones. El señor del tuk tuk nos dijo que no nos preocupáramos por las mochilas, que él las vigilaba. Nos dijo que fuéramos donde estaban los vagones, para subir a uno de ellos.

Pagamos 10$ para poder subir a uno de estos vagones y hacer el recorrido de unos 4 kilómetros. El vagón en realidad no es más que los dos ejes con sus dos ruedas, cada uno y una base, con la estructura de madera y el suelo hecho con cañas de bambú. En la parte trasera hay un pequeño motor, un chico lo arrancó y nos pusimos los tres en marcha. El paisaje que fuimos viendo durante el camino consistía en arbustos a ambos lados de las vías. Puede parecer que este tren no vaya muy rápido, pero alcanza los 50 Km/h y sin ningún tipo de protección acaba impresionando.

 

Tren de bambu 1

Tren de bambú

 

Tren de bambu 2

Tren de bambú - Vías

 

Solo había una vía y por el camino nos encontramos con otros vagones. La ley no escrita dice que el que va menos cargado, han de bajarse para desmontarlo y que pase el otro. En este caso íbamos 3 en cada vagón y se bajaron los del otro vagón. Nosotros nos limitamos a ver la curiosa escena. Primero desmontan uno de los dos vagones, hacen pasar al otro, para después volver a montar el primero y así poder continuar ambos el recorrido.

 

Tren de bambu 3

Tren de bambú

 

Tren de bambu 4

Tren de bambú

 

Al final del camino había 3 o 4 tiendas donde vendían ropa y bebida. Nos detuvimos un rato en una de ellas donde tomamos una cerveza. La señora, que seguramente era familia del chico que nos llevaba, nos pidió que le diéramos propina al chico antes de acabar el recorrido. Antes de continuar Sergio tuvo que ayudar al chico a montar el vagón, ya que, al llegar lo habían desmontado para que otros vagones pudieran pasar.

 

Tren de bambu 5

Tren de bambú - Tienda

 

Tren de bambu 6

Tren de bambú

 

De vuelta nos cruzamos con bastantes más trenes de bambú y en esta ocasión nos tocó a nosotros bajar. Al llegar a la salida, los chicos que estaban allí nos pidieron de nuevo propina para nuestro conductor. Por lo visto, de los 10$ que pagamos por el viaje, los chicos que llevan los trenes reciben una ínfima parte.

Comida

Antes de continuar el recorrido en autobús que nos quedaba por delante, le dijimos al señor del tuk tuk, si nos podía llevar a comer a un restaurante local a comer y que fuera barato. Nos llevó a un local donde pudimos comer por 1$ por cabeza, el señor cumplió con lo que le habíamos pedido. Además, más camboyano que ese lugar sería difícil de superar. En el exterior del local tenían colocados sobre unas mesas un montón de ollas. En cada una de las ollas tenían cocinada una verdura o plato y pudimos elegir la que quisimos. Junto con el plato que elegimos nos pusieron un plato de arroz blanco y té o agua para beber. Todo esto solo por 1$ cada uno, con toda seguridad fue la comida más económica de todo el viaje.

 

Comida 2

Comida

De Battambang a Kampong Chhnang

Estábamos en Battambang y nuestro siguiente destino era Kampong Chhnang, un pequeño pueblo. No sabíamos si en Kampong Chhnang tendrían cajeros, así que, antes de ir a buscar el autobús, pasamos por un ATM para sacar dinero para los próximos días. Después de sacar dinero fuimos a comprar los billetes para el autobús y nos dijeron que salía en 5 minutos, pero que salían desde el otro extremo de la ciudad. El señor del tuk tuk nos dijo que lo comprásemos que él nos llevaba y llegaríamos sin ningún problema. Al llegar a la terminal el autobús nos estaba esperando, supusimos que la chica que nos vendió el billete había llamado para que nos esperasen.

El recorrido eran más de 200 kilómetros con las respectivas paradas que hacen los autobuses, llegar hasta Kampong Chhnang nos llevó el resto del día. Hicimos dos paradas y en una de ellas compramos algo parecido a unas rosquillas y que ya habíamos visto en muchas paradas. Las probamos para merendar, pero no nos convencieron demasiado y solo comimos unas pocas, por suerte nos habían costado solo 2000KHR. Hicimos el camino más entretenido mirando el paisaje, lleno de campos de arroz, y leyendo un poco hasta llegar a nuestro destino.

 

Merienda

Merienda

Kampong Chhnang

Cuando llegamos a Kampong Chhnang, vimos que, tal como habíamos imaginado era un pueblo pequeño. En la parada del autobús solo había dos tuk tuk y preguntamos a uno si nos podía llevar a un hostal económico. Nos llevó a uno que era nuevo y hacían precios especiales por apertura, la noche costaba solo 5$. Vimos que la habitación era muy sencilla, pero se veía limpia y aceptamos sin dudarlo. El señor del tuk tuk nos dijo que Kampong Chhnang es un pueblo, no había muchos restaurantes y estaban lejos del hostal. Le dijimos si podía llevarnos a un restaurante local y traernos de vuelta.

El señor del tuk tuk nos llevó a un local parecido a donde habíamos comido en Battambang. En realidad el lugar era una casa con un patio delantero asfaltado, que hacía las funciones de restaurante. En la parte más cercana a la calle tenían un par de mesas y el fuego para cocinar. Para cenar solo tenían una sopa con verduras y un poco de carne, la señora que llevaba el local nos dijo que costaba 1$ la cena. Aceptamos y nos sentamos a la espera que nos trajeran la cena. Junto con la cena también nos trajeron pan caliente con azúcar y no estaba nada mal.

 

Cena 1

Cena

 

Cena 2

Cena

 

Mientras cenábamos vimos que salieron un niño y una niña de la casa, que debían ser los hijos de la chica que nos había servido. El niño alucinó al vernos y nos señalaba, no deben ser muchos los turistas que pasan por este pueblo. Supusimos que la señora que habíamos visto al principio era la abuela de los niños y madre de la chica. Cuando volvió el señor del tuk tuk nos dijo que los niños eran sus hijos, la chica su mujer y la señora su suegra, todo quedaba en familia.

Mientras acabábamos de cenar, les dimos un globo a cada uno de los niños para que pudieran jugar un rato y nos dieron las gracias a petición de su padre. Antes de irnos le pedimos al señor del tuk tuk, si podía parar en alguna tienda para comprar unas galletas o algo parecido. Eran poco más de las 8 y ya habíamos cenado, pero era la hora a la que cenan los camboyanos y en un pueblo pequeño no se podía cenar más tarde. Pasamos por un pequeño establecimiento y compramos unas galletas por si más tarde nos entraba un poco de hambre. Volvimos al hostal y el tuktukero nos preguntó que íbamos a hacer al día siguiente. Le explicamos nuestros planes y quedamos en que vendría a buscarnos para ir a ver los pueblos flotantes.

 

Día 12Día 14

 

Volver al menú Camboya y Kuala Lumpur

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

África

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".