Día 2 (14/02/2016) - Llegada a Colombo ➞ Anuradhapura

Llegada a Colombo

Apenas eran las 2 de la madrugada hora local (La diferencia horaria con España era de 4 horas y media) cuando llegamos a Colombo. Casi no habíamos podido dormir en ninguno de los dos aviones. El plan de hoy era visitar el centro de Colombo y después ponernos en dirección a Anuradhapura, a más de 160 Km de la capital, donde pasaríamos la primera noche. El día se nos iba a hacer muy largo. Habíamos decidido que este viaje lo haríamos reservando los hostales o guest house directamente en este país. Solo para las dos primeras noches que pasaríamos en Anuradhapura traíamos reservado el hospedaje ya que, todavía no estaríamos situados.

Bajamos del avión y lo primero que hicimos fue llegar a la zona de aduanas para poder acceder al país. Aquí ya empezamos a ver diferencias tanto a nivel de vida como a nivel cultural. Tuvimos que esperar a encontrar un hueco entre la gente en un mostrador donde había un folleto que teníamos que rellenar. Después tuvimos que hacer cola para pasar el control de aduanas. La cola fue bastante lenta pero finalmente conseguimos llegar al mostrador. El señor del control fue bastante simpático y con nosotros fue bastante rápido. Empezamos a recorrer el aeropuerto en dirección a la zona de recogida de maletas y fuimos viendo montones de tiendas de electrodomésticos. Acabábamos de bajar del avión y este país ya nos estaba sorprendiendo. En la zona de recogida de maletas había una única cinta transportadora para todos los aviones. Recogimos nuestras mochilas y nos dispusimos a salir del aeropuerto.

Antes de poder salir del aeropuerto accedimos a otra gran sala donde había pequeñas tiendas, donde poder contratar algún transporte para llegar a la ciudad y otras para cambiar dinero. Aprovechamos ya que el cambio estaba a 156 LKR (Rupia esrilanquesa) por euro y cambiamos 150€. También había tiendas de compañías de telefonía móvil. Habíamos leído que con un terminal libre se puede comprar una tarjeta prepago a buen precio y con varios Gb en la tarifa. Preguntamos en todas las tiendas y acabamos comprando una tarjeta en Airtel. Por 1000 LKR compramos una tarjeta con 100 minutos de llamadas nacionales y 10 Gb de internet. Con esta tarjeta podríamos llamar a Sisira ya que todavía no teníamos noticias de él.

Salimos finalmente del aeropuerto y comenzamos a tener calor y a notar la humedad. Tan solo eran las 3 de la madrugada pero ya se notaba el calor que caracteriza a este país. Nada más salir se nos acercó un taxista que se ofreció a llevarnos a Colombo. Nos dio un precio de 5000 LKR y probamos a regatear un poco pero desistió. Esperamos un poco para intentar contratar a otro taxista, pero el primero volvió a acercarse y nos rebajó el precio a 3000 LKR. Aceptamos y nos dijo que le acompañáramos hasta el coche. Al llegar al coche, un Toyota Prius nuevo, vimos que quien nos llevaría sería otro señor. Nos dijeron que por 500 LKR más podían llevarnos por autopista que era bastante más rápido, pero como era sumamente pronto declinamos la oferta y optamos ir por carretera. El señor que nos llevaba no tenía muy claro el camino y al principio se paró un par de veces para preguntar. Finalmente, llegamos a una carretera y después de más de 1 hora de trayecto llegamos a Colombo Fort, la estación central de trenes.

Colombo Fort

Cuando llegamos a Colombo Fort eran alrededor de las 5 de la mañana. Aquí ya empezamos a notar el choque cultural y de nivel de vida que nos íbamos a encontrar en este país. Estábamos en el centro de Colombo y empezamos a ver que este país es bastante pobre, la religión era distinta y también el clima. Eran las 5 de la mañana y ya estábamos en manga corta, estaba claro que en este viaje no íbamos a pasar frio.

Todavía un poco desorientados empezamos a preguntar en la estación sobre los trenes que iban a Anuradhapura, para saber los horarios y precios. Después de dar algunas vueltas por la estación entramos en una habitación donde nos informaron de los horarios, solo había 4 trenes al día que fuesen hasta Anuradhapura, decidimos coger uno que salía sobre las 14.00. Nos dijeron que había asientos reservados o que podíamos viajar en 3ª clase sin asiento reservado. Como estábamos cansados del viaje y todavía nos quedaba caminar bastante durante la mañana, decidimos coger asiento reservado que nos costó en total 900 LKR (poco más de 5€ al cambio).

Antes de salir de la estación buscamos si había taquillas para dejar las mochilas grandes para no cargar con ellas por Colombo. Encontramos una habitación donde alquilaban una especie de taquillas y donde pudimos dejar las mochilas. Estas "taquillas" estaban en la segunda planta y era en realidad un armario con muchas puertas, todas ellas tenían su candado de modo que podíamos fiarnos. El alquiler de la taquilla nos costó 112 LKR. Con los billetes de tren comprados y las mochilas en la taquilla nos propusimos dar una vuelta por la ciudad de Colombo. La capital esrilanquesa no es la ciudad más turística del país, de hecho, cuando estuvimos buscando información para visitar el país vimos que la mayoría de gente no visita la capital. Nosotros habíamos decidido visitar algo de esta ciudad. Si íbamos directos a Anuradhapura llegaríamos por la tarde y ya no podríamos visitar ninguna de sus ruinas.

Todavía no habíamos salido de la estación y varios señores se nos acercaron para ofrecernos transporte. En un principio declinamos las ofertas porque sabíamos que estábamos cerca del centro de la ciudad. Un señor se nos acercó y empezó a preguntarnos en inglés de donde éramos y cuantos días íbamos a estar en Sri Lanka. Empezamos a hablar con él y le preguntamos como se llegaba al centro. El señor en principio nos indicó por donde teníamos que ir y que él iba en otra dirección para ir a trabajar a la universidad, ya que era profesor en la universidad de Colombo. Era domingo y esto nos empezó a extrañar. Cuando llegamos al punto donde el señor nos había dicho que él seguía en otra dirección vimos que seguía con nosotros. Aquí empezamos a entender que sin querer habíamos contratado un guía para visitar la ciudad de Colombo. Pensamos que como no habíamos negociando ningún precio, tampoco nos podría exigir mucho y decidimos seguirle la corriente, gracias a ésto vimos más de lo que podíamos esperar.

Paseo por Colombo

El primer lugar que visitamos fue la mezquita Jami Ul Alfar, también conocida como la mezquita roja. Esta es una de las mezquitas más antiguas de la capital ceilandesa y fue construida en 1909. Lo llamativo y característico de esta mezquita es la alternancia entre bandas rojas y blancas a lo largo de todo el edificio. El señor que nos hacía de guía preguntó en la mezquita y nos permitieron pasar a la entrada para hacer algunas fotos. Después nos hicimos algunas fotos más desde fuera antes de continuar la visita por la ciudad.

 

Mezquita roja

Mezquita Jami Ul Alfar

 

Era domingo y bastante temprano con lo que los negocios estaban todos cerrados. Fuimos caminando por las calles de Colombo preguntándonos a donde nos llevaba el señor. Acabamos llegando a Gaspa Market, un mercado donde vendían todo tipo de frutas, verduras y hortalizas. El mercado olía bastante mal, además había vagabundos y gente de las que vendían en las paradas durmiendo en algunos rincones de este mercado. No quisimos entretenernos mucho aquí debido al olor y le dijimos al señor guía que queríamos desayunar.

 

Gaspa Market

Gaspa Market

 

A continuación llegamos al lago Beira, donde se encuentra el mercado flotante de Pettah. Aquí aprovechamos y paramos a desayunar en un bar que había en la orilla del lago. Como todavía no nos habíamos situado en este país le dijimos a nuestro guía que pidiera por nosotros. Pidió algo parecido a un crep, después descubriríamos que eran los famosos rotti, y otros creps envueltos en forma de triángulo, picantes y que estaban rellenos de verduras y carne. Para beber Miriam pidió café y Sergio café con leche, era prácticamente solo leche y además con mucho azúcar. Era el primer día en Sri Lanka y ya vimos que iba a ser muy complicado encontrar un buen café con leche. También nos trajeron un bol con agua para poder limpiarnos las manos ya que en este país se acostumbra a comer con las manos. Nuestro guía pidió cubiertos para nosotros y los trajeron en un vaso con agua. Desde luego no era lo más higiénico que habíamos visto, pero tomamos el desayuno. En general, el desayuno no nos acabó de gustar pero nos sirvió para llenar el estómago. Pagamos el desayuno de los 3 que costó 365 LKR y nos levantamos del bar.

 

Lago Beira

Lago Beira

 

Después del desayuno continuamos con nuestro paseo por Colombo. Cerca del lago había otro mercado donde vendían frutas, verduras y hortalizas. Este no olía tan mal y como era más tarde, estaba todo montado y había gente comprando. Nos paramos en uno de los puestos y el guía empezó a hablar con el vendedor. En este puesto estaban cortando jack fruit (una fruta típica del país) y el señor nos dio un poco para probar. Ésta tenía un sabor peculiar y además parecía un chicle, porque como descubrimos después contiene látex. En cuanto nos alejamos del mercado tiramos el trozo que teníamos en la boca. El señor que nos hacía de guía no paraba de decirnos que, gracias a que él era profesor de universidad, la gente nos estaba permitiendo hacer cosas que de lo contrario no podríamos.

 

Mercado de Colombo

Mercado de Colombo

 

El señor paró a un tuk tuk para continuar con nuestra visita por la ciudad. El primero que paró quería cobrarnos precio de turistas y nuestro guía se negó. El segundo tuk tuk que paró dijo que nos cobraría como a locales y subimos. No era la primera vez que utilizábamos este tipo de transporte, un año antes en Perú lo habíamos utilizado pero allí los llaman motocarros. La primera parada que realizamos fue para ver el parlamento ceilandés, desde fuera nos recordó a la casa blanca de EEUU. Aquí solo paramos para hacernos algunas fotos desde lejos antes de continuar. Por el camino hasta nuestra segunda parada pudimos ver una gran mezquita blanca, más típica que la que habíamos visto a primera hora.

 

Parlamento de Colombo

Parlamento de Colombo

Plaza de la independencia

La segunda parada que realizamos fue bastante más interesante. Nos detuvimos en la plaza Torrington o también conocida como plaza de la Independencia. El edificio principal es el salón conmemorativo. Este edificio se construyó para conmemorar la independencia de Ceilán del dominio británico en 1948. El edificio se construyó en este lugar porque fue aquí donde se realizó el acto protocolario para el inicio de la independencia del país. Al lado de éste principal se encuentra la estatua del que fuera el primer presidente de Ceilán tras la independencia. Alrededor de esta estatua aparecen 4 leones, el animal insignia del país y que aparece también en su bandera.

 

Salon conmemorativo de la independencia

Salón conmemorativo de la independencia

 

Monumento de la independencia

Monumento de la independencia

Estatua de Buda

Continuamos con nuestro recorrido en tuk tuk y llegamos a una gran estatua de Buda. Ésta estaba situada en la calle y sin ningún templo budista alrededor. Nos pareció un poco raro ver una representación de Buda que no estuviera dentro de un templo, pero como veríamos durante nuestro viaje por este país es bastante común. Sabíamos que en Sri Lanka no se pueden hacer fotos dando la espalda a una imagen de Buda. Tal vez por el cansancio o porque nuestro guía era cristiano y no le daba mucha importancia, nos hicimos algunas fotos dando la espalda a la estatua de Buda. Ésta era bastante grande y estaba hecha en piedra de una sola pieza. A diferencia de la mayoría de estatuas de Buda que veríamos los próximos días, ésta no estaba pintada de ninguna manera.

 

Estatua buda 2

Estatua de Buda

Templo hindú

Llegamos a un templo hindú y éste nos sorprendió por su diseño exterior. Sobre lo que era el edificio principal había una especia de pirámide en la cual había montones de figuras. Éstas eran representaciones de diferentes dioses de la religión hindú y de personas que les hacían ofrendas. Toda esta pirámide estaba decorada con figuras y estaban todas pintadas lo que lo hacía muy llamativo.

 

Templo hindu 1

Templo hindú

 

Para poder entrar al templo tuvimos que descalzarnos. En el interior estaban realizando algún tipo de ceremonia hindú y no nos dejaron hacer fotos. Recorrimos un poco el interior del templo intentando no molestar a la gente que estaba en la ceremonia. Salimos por uno de los laterales del templo y volvimos a la entrada a buscar nuestras bambas para continuar el recorrido.

 

Templo hindu 2

Templo hindú

Templo budista

Nuestra última visita en Colombo sería un templo budista. Por ahora habíamos visitado una mezquita musulmana, un templo hindú y ahora nos tocaba un templo budista. En Sri Lanka la religión mayoritaria es la budista con un 70% de seguidores, después están la religión hindú con un 12%, la musulmana con un 10% y la cristiana con un 8%. Con tan solo un 8% de cristianos en este país ya fue casualidad encontrar un señor cristiano que nos hiciese de guía.

Para acceder al templo budista tuvimos que descalzarnos. Como veríamos en los próximos días, había que descalzarse para entrar en cualquier templo. En el interior de éste había montones de figuras y representaciones de Buda. La figura que más nos impresionó fue la de Buda tumbado debido a que era bastante grande. Recorrimos las diferentes salas y llegamos a una donde, de la pared salían varias figuras de personas adorando a otro figura de Buda que estaba descendiendo por unas escaleras.

 

Templo budista 1

Templo budista

 

Templo budista 2

Templo budista

 

Eran cerca de las 12 y estábamos cansados ya que llevábamos muchas horas sin dormir. Tal vez por este motivo esta ciudad no nos acabó de gustar mucho y nuestro guía se nos empezó a hacer un poco pesado. El señor no dejaba de repetirnos que él no era guía y nos dejaban entrar en los sitios porque era profesor de universidad. Le dijimos al señor que queríamos volver a la estación. Estábamos cansados y quedaban un par de horas para que saliese nuestro tren. Entonces nos llevó a un lado del jardín del templo y nos dijo que teníamos que pagarle 50€. Le dijimos que en ningún momento habíamos quedado en que tuviéramos que pagarle nada y que no le íbamos a dar 50€. Tras una pequeña discusión acabamos dándole 30€ con la sensación de haber cometido la "turistada" del viaje. A partir de ahora nos andaríamos con más cuidado.

Estación de tren Colombo Fort

Subimos el tuk tuk para volver a la estación de tren donde habíamos dejado nuestras mochilas. Por el camino hicimos una pequeña parada, donde nuestro guía se bajó y se despidió de nosotros. Llegamos a la estación de tren y como todavía quedaba bastante para que saliera el tren, fuimos a buscar un sitio donde comer algo. Sabíamos que los trenes en este país eran bastante lentos y era mejor comer algo antes de subir a uno.

Encontramos un pequeño bar al lado de la estación y decidimos entrar a comer. Comimos unos rotti envueltos en forma de triángulo rellenos de verduras y carne. Estos rotti estaban bastante picantes, cosa que nos gustaba, pero el picante de este país es más fuerte del que estábamos acostumbrados. Este tipo de plato nos gustó más para comer que para desayunar. En total la comida nos costó 340 LKR (algo más de 2€ al cambio). Justo al lado del bar había una pequeña tienda y compramos unas galletas por si el tren se retrasaba más de lo esperado.

Fuimos a recoger nuestras mochilas y nos dirigimos al andén del tren. Teníamos asientos reservados y no sabíamos en que parte del tren nos tocaría sentarnos. Buscamos a alguna persona que trabajase en la estación para preguntar donde teníamos que esperar al tren, muy amablemente nos indicaron donde teníamos que situarnos para quedarnos delante de nuestro vagón. El tren llegó con un retraso de más de media hora y la espera se nos hizo bastante larga. En el avión no habíamos dormido y llevábamos más de 30 horas despiertos. Sergio estuvo a punto de quedarse dormido de pie con la mochila a cuestas mientras esperábamos al tren. Finalmente, el tren llegó y encontramos nuestros asientos sin mucho problema.

 

Estacion de tren Colombo Fort 1

Estación de tren Colombo Fort

 

Estacion de tren Colombo Fort 2

Estación de tren Colombo Fort

De Colombo a Anuradhapura

Viajar en tren en este país fue toda una experiencia. En primer lugar, el tren tenía ventiladores en el techo. Cerca nuestro había un monje que hizo prácticamente todo el viaje con nosotros. Los monjes tienen unos asientos reservados y gratuitos en los transportes públicos. Sergio aprovecho el viaje para dormir un rato aunque el tren no era muy cómodo. Pudimos disfrutar del paisaje y ver que, en los transportes públicos de este país es costumbre que pasen vendedores ambulantes con comida.

 

Tren 1

Tren - Monje budista

 

Tren 2

Tren - Vendedor ambulante

 

El viaje duró más de 4 horas y llegamos a Anuradhapura alrededor de las 17.00 de la tarde. Preguntamos en algunas estaciones si ya estábamos en Anuradhapura y cuando nos contestaron afirmativamente nos bajamos del tren. Al salir de la estación buscamos un tuk tuk que nos llevara a nuestro hostal. Nos costó un poco encontrar a alguien que supiese donde estaba la guest house que teníamos reservada. El señor del tuk tuk nos dijo que Anuradhapura tiene dos estaciones de tren, y que habíamos bajado en la que estaba más alejada del hostal.

Hostal Swasthi

Después de un largo viaje en tren acabamos llegando a nuestro hostal. Entramos y la chica de la recepción nos dijo que teníamos que esperar un poco a que nos preparasen la habitación. Mientras esperábamos nos ofreció algo de beber y tomamos una Coca-Cola. Aprovechamos la espera para llamar a Sisira ya que, al día siguiente teníamos que visitar las ruinas de Anuradhapura con él. De nuevo no conseguimos ponernos en contacto con él y veíamos que nos íbamos a quedar sin guía. Cuando nos dieron la habitación le explicamos a la simpática recepcionista nuestro problema y nos dijo que iba a probar de llamar ella. Nos preguntaron si cenaríamos en el hostal, como estábamos muy cansados y no estábamos situados aceptamos. Fuimos a la habitación y nos pusimos cómodos.

Al poco rato vino la chica de recepción y nos dijo que había conseguido contactar con Sisira. En realidad había hablado con el padre de Sisira, por lo visto había tenido un accidente de coche y estaba en el hospital. Nos pasó con el padre del guía que pensaba que éramos amigos de su hijo y queríamos ir a visitarlo al hospital. Después de unos 5 minutos de conversación telefónica conseguimos que entendiera que solo éramos turistas, y aunque lamentábamos lo que le había pasado a su hijo no queríamos ir a visitarlo. A la vuelta a España vimos por Facebook que Sisira volvía a publicar cosas y entendimos que se había recuperado. Antes de cenar le explicamos a la recepcionista que nos habíamos quedado sin guía y se ofreció a buscarnos uno. Hizo algunas llamadas y nos dijo si nos iba bien que nos viniesen a buscar a las 8.30 de la mañana. Aceptamos y negociamos un precio de 4500 LKR por disponer de un tuk tuk para las visitas de todo el día.

Solo eran cerca de las 8 de la tarde pero para nosotros había sido un día muy largo. Nos sentamos en una de las mesas del jardín y empezaron a traernos la cena. Para cenar habíamos pedido un rice & curry y un kottu. Compartimos los dos platos y así pudimos probar los platos más típicos de este país. El rice & curry constaba de un buen plato de arroz blanco acompañado de varios platos pequeños. En estos platos había pollo con curry, lentejas con curry, lechuga, un tipo de guindilla machacada y alguna otra cosa que no llegamos a identificar. Todo esto se puede ir mezclando con el arroz según el gusto de cada uno. La mayoría de estos platos pequeños eran bastante picantes. Por suerte nos gustaba el picante porque empezábamos a ver que en este país sería difícil encontrar comida no picante. El kottu es un plato a base de rotti con verduras y algo de carne que en este caso era pollo. Este plato se cocina poniendo todo sobre una plancha y con unas láminas metálicas se van mezclando y picando todos los ingredientes. Ambos platos nos gustaron bastante y acompañamos la cena con una cerveza local, una Lion de 625ml. Durante la cena empezamos a notar que había muchos mosquitos y estos nos acompañarían durante todo el viaje. Después de cenar volvimos a la habitación a dormir para poder estar en plenas condiciones para el día siguiente.

 

Cena 1

Cena - Rice & curry

 

Cena 2

Cena

 

Día 1Día 3

 

Volver al menú Sri Lanka

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

América

África

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".
Más información Aceptar Rechazar