Día 6 (18/02/2016) - Habarana ➞ Sigiriya ➞ Naula ➞ Matale ➞ Kandy

Guest house de Habarana

Despertamos nuestro último día en Habarana y dejamos preparadas las mochilas antes de salir a desayunar. Cuando llegamos a la zona del restaurante para desayunar nos encontramos a Nimal y le dijimos que se sentara con nosotros para desayunar. Nosotros tomamos lo mismo que el día anterior, mientras que Nimal tomaba algo que parecía algún tipo de curry. Además, como buen esrilanqués Nimal comía con las manos. Durante el desayuno pudimos observar esta diferencia cultural a la hora de comer.

 

Desayuno 1

Desayuno de Nimal

 

Desayuno 2

Desayuno de Miriam y Sergio

 

Estuvimos hablando del recorrido que haríamos, primero visitaríamos Sigiriya, después el templo de Nalanda Gedige y el Buda Aluvihara para finalmente, llegar a Kandy donde nos despediríamos de nuestro amigo Nimal. Pagamos a Nimal (el señor de la guest house) 11740 LKR por la habitación y por la cena y desayuno de dos días.

Sigiriya - La roca del león

Sigiriya es un complejo arqueológico, formado por los restos del palacio construido por el rey Kasyapa entre el año 477 y el año 495. Lo más curioso de este palacio es el lugar donde estaba construido. Sigiriya es una gran roca que fue el resultado de la erupción de un volcán y que, sobresale por encima de una gran planicie que abarca kilómetros alrededor de esta gran roca. Sigiriya mide 370 metros de altitud y es escarpada por todos sus lados, lo cual dificulta el ascenso hasta la cima, la cual es plana y de forma elíptica. Este complejo arqueológico está considerado Patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO.

 

Sigiriya 2

Sigiriya - La gran roca del león

 

Cuando llegamos nos impresionó la grandeza de la roca de Sigiriya y nos hizo sentirnos pequeños. Dejamos el coche en el parking y después fuimos directos a las taquillas a comprar las entradas que costaban 4260 LKR por cabeza. La entrada servía tanto para subir hasta la cima de la roca del león como para entrar en el museo que había cerca de la entrada. Decidimos dejar el museo para el final y empezar directamente por subir a la cima de la roca de Sigiriya. Antes de llegar a las primeras escaleras que daban comienzo a la subida pasamos por unos jardines. Estos jardines estaban muy bien cuidados, con mucho verdor y con pequeños estanques artificiales por los lados.

 

Sigiriya 1

Sigiriya - Jardines

 

Empezamos a subir los muchos escalones que había hasta llegar a la cima. El primer tramo de escalones discurrían por un terreno rocoso y en el cual había pequeñas cuevas. A esta zona de Sigiriya se la conoce como el palacio bajo. Pasados unos minutos nos desviamos un poco para ver una pequeñísima cueva pero que en realidad se trataba de una celda del palacio bajo. Continuamos el camino principal hasta llegar a unas escaleras más largas que llegaban hasta la pared escarpada de la gran roca de Sigiriya.

 

Sigiriya 3

Sigiriya - Primeros escalones

 

Sigiriya 4

Sigiriya - Celda del palacio bajo

 

Una vez llegamos a la zona más cercana a la pared escarpada de la roca del león, nos encontramos con una gran cola de gente. Para poder continuar el camino había que pasar por una pasarela de fila de a uno, esto provocaba un cuello de botella en el ascenso hasta la cima. Esperamos pacientemente a nuestro turno y aprovechamos para sacarnos algunas fotos. Desde aquí comprobamos que la roca de Sigiriya se levanta sobre una gran planicie que abarca kilómetros. Cuando llegó nuestro turno cruzamos tranquilamente la pasarela para poder salvar esta parte del recorrido.

 

Sigiriya 5

Sigiriya - Pasarela

 

Sigiriya 6

Sigiriya - Vistas

 

El siguiente tramo del recorrido fue bastante curioso, trataba de unas escaleras de caracol por las que había que subir para volver a bajar pocos metros después. La explicación a esta escalera de caracol la encontramos al llegar arriba. Nos encontramos con una cueva con los frescos de las Damas de Sigiriya. Estos frescos son del siglo V y en ellos se ven representadas mujeres semidesnudas. Se cree que estas mujeres tienen alguna relación con la diosa Tara y por tanto con el budismo tántrico. Las fotos estaban prohibidas pero conseguimos hacer una foto desde fuera a alguna de las imágenes.

 

Sigiriya 7

Sigiriya - Frescos de las Damas de Sigiriya

 

Bajamos por otras escaleras de caracol y continuamos por el camino que pasaba por el muro de los espejos. Este muro se llama así porque originalmente uno podía verse reflejado en esta pared, pero con el paso de los años el muro perdió esta propiedad.

 

Sigiriya 8

Sigiriya - Muro de los espejos

 

Un tramo más de escaleras y llegamos a una pequeña explanada. Aquí se encuentran los restos arqueológicos de la puerta del león y las ruinas que dan nombre a Sigiriya como la roca del león. Actualmente, solo queda la escalera que lleva hasta la cima y a ambos lados las garras de un león, pero originalmente era la estatua de un gran león la que presidia la entrada hasta la cima. Las escaleras empezaban entre las garras y pasaban por la boca del animal. Aquí aprovechamos para hacer un pequeño parón y disfrutar de las vistas.

 

Sigiriya 9

Sigiriya - Puerta del león

 

Sigiriya 10

Sigiriya - Puerta del león

 

Después del rato de descanso empezamos a subir las escaleras que empezaban entre las garras del león. Pasados los primeros escalones de piedra llegamos a unas escaleras metálicas que llevan hasta la cima. Habíamos llegado a la zona más alta de Sigiriya y donde el rey Kasyapa mando construir su palacio. En la cima hay repartidos montones de restos arqueológicos. También había un estanque artificial que medía 27 metros de largo por 21 metros de ancho. Desde esta altura las vistas eran increíbles y pudimos ver la roca de Pidurangala, donde también se puede subir pero que no tendríamos tiempo de visitar. Estuvimos un rato disfrutando de este fantástico lugar recorriendo toda la cima.

 

Sigiriya 13

Sigiriya - Cima

 

Sigiriya 14

Sigiriya - Cima

 

Finalmente, decidimos bajar cuando notamos que empezaban a caer algunas gotas y estábamos satisfechos con el rato que habíamos pasado en la cima. La bajada fue bastante más rápida que la subida como era de esperar. Durante la subida habíamos parado a ver varias curiosidades de la roca del león. La bajada se hacía por otro camino que era más directo y por donde no había curiosidades para pararse. Cuando llegamos abajo Nimal estaba esperándonos para llevarnos a ver el museo de Sigiriya.

Museo de Sigiriya

En este museo lamentablemente no podían hacerse fotos. Solo en la entrada pudimos hacer fotos a unos cuadros donde había sellos y billetes de Sri Lanka. En el museo pudimos conocer un poco la historia del lugar y ver maquetas a pequeña escala de como tuvo que ser el palacio de Sigiriya antiguamente. Esto nos ayudó a acabar de hacernos una idea de la importancia que había tenido aquel emplazamiento en la historia del país. El museo no era muy grande y apenas estuvimos una media hora para recorrerlo por completo. Finalmente, dejamos Sigiriya y con ella seguramente el lugar más espectacular de todo el viaje.

 

Museo de Sigiriya 2

Museo de Sigiriya - Sellos y billetes

Nalanda Gedige

De camino a Kandy queríamos visitar un par de monumentos, el primero de ellos era Nalanda Gedige cerca de la ciudad de Matale. Este edificio era un templo hindú que fue construido entre los siglos VIII y X. Cuando llegamos llovía bastante y tuvimos que esperar a que aflojase para bajar del coche. El edificio era bastante antiguo y no estaba especialmente bien cuidado. La arquitectura de este monumento no se parecía en nada a los pocos templos hindúes que habíamos visto durante el viaje. Por el camino de vuelta al coche vimos a unos insectos bastante curiosos y que no habíamos visto nunca y perdimos unos minutos observándolos.

 

Nalanda Gedige 2

Nalanda Gedige

Buda Aluvihara

La última parada sería para visitar el Buda Aluvihara. Durante el camino nos entró hambre y preguntamos a Nimal si antes de visitar este Buda podíamos para a comer. Acabamos parando a poca distancia del Buda en un restaurante local. Comimos de nuevo rice & curry y durante la comida Nimal nos dijo que le dolía bastante la espalda. Quedaban unas dos horas en coche hasta Kandy y después él tendría unas cuatro más para llegar a su casa. Si en cambio nos dejaba aquí después de subirnos en un autobús que fuese directo a Kandy solo tendría dos horas. A cambio de esto nos rebaja el precio que habíamos acordado 2000 LKR quedando finalmente en 25000 LKR. Nos dijo que el billete del autobús era muy económico. Lo pensamos un par de minutos y aceptamos ya que nos ahorrábamos un buen dinero, apenas perderíamos tiempo y nuestro amigo Nimal podría llegar antes a su casa. Pagamos la comida de los tres que apenas costó en total 620 LKR.

Nimal nos llevó hasta la entrada del templo del Buda Aluvihara y después de subir las escaleras de la entrada tuvimos que descalzarnos de nuevo. Justo empezábamos a caminar y empezó a llover. Entramos en una habitación donde había un gran Buda tumbado y unos niños rezando. Esperamos un rato a cubierto mientras la lluvia aflojaba un poco. Pocos minutos después apenas llovía y salimos de nuevo al exterior para continuar el recorrido.

 

Buda Aluvihara 1

Buda Aluvihara - Entrada

 

Buda Aluvihara 2

Buda Aluvihara - Buda tumbado

 

Siguiendo el recorrido llegamos a una habitación donde había figuras que representaban torturas que los esrilanqueses hacían a los colonos. Esta habitación era bastante curiosa y macabra a la vez, alguna de las torturas eran demasiado.

 

Buda Aluvihara 3

Buda Aluvihara - Figuras representando torturas

 

Buda Aluvihara 4

Buda Aluvihara - Figuras representando torturas

 

La zona estaba llena de grandes rocas y en algunos tramos había que pasar por unos pasadizos formados entre las rocas. Cuando llegamos a la zona más alta solo había una pequeña dagoba. En lo alto de la montaña estaba el Buda Aluvihara pero el templo apenas abarcaba la parte baja de la montaña. Tuvimos que contentarnos con ver el Buda de lejos.

 

Buda Aluvihara 5

Buda Aluvihara

 

Buda Aluvihara 6

Buda Aluvihara

 

Volvimos a la entrada y Nimal nos acompañó hasta la parada del autobús. Pagamos el dinero acordado a Nimal y él se esperó hasta que llegó nuestro autobús. Preguntó si ese autobús iba hasta Kandy y tras recibir un sí, nos ayudó a subir con las mochilas. Nos despedimos de nuestro amigo Nimal, quien nos había hecho de conductor los últimos tres días y nos pusimos en dirección a Kandy.

Kandy

El viaje en un autobús público y lleno de gente local fue toda una experiencia. Duró cerca de dos horas y solo hacía el final del trayecto pudimos sentarnos. Tuvimos que dejar las mochilas al lado del conductor, sobre una superficie que estaba un poco más elevada y que cubría el motor. Durante este trayecto fuimos los únicos extranjeros que iban en el autobús y todo el mundo nos miraba. Al principio fue un poco incómodo ser el foco de todas las miradas. Los autobuseros esrilanqueses conducen bastante mal y de forma bastante agresiva. Por nuestra experiencia durante el viaje, descubrimos que los autobuseros se creían los dueños de la carretera. El viaje transcurrió con constantes adelantamientos y con un sinfín de pitadas por parte del conductor de nuestro autobús. En general resultó algo caótico al principio, pero cuando llevábamos un rato la experiencia nos gustó y tan solo nos costó 45 LKR por cabeza.

Cuando llegamos a Kandy bajamos del autobús y pensamos en como buscar un hostal para dormir. Preguntamos a un tuk tuk para que nos llevara a ver algunos guest house para poder dormir. El señor del tuk tuk nos dijo que nos llevaría a cuatro hostales y después de verlos todos podríamos decidir con cual nos quedábamos. Acordamos un precio de 200 LKR y que los hostales estuvieran cerca del centro. El primer hostal que vimos no estaba mal pero nos pedía 3000 LKR por noche y nos parecía un poco caro. Sergio intentó regatear pero solo les quedaba esa habitación y el señor del hostal dijo que no iba a bajar el precio. Los dos siguientes hostales que vimos estaban llenos y el último no nos gustó. No nos quedó más remedio que volver al primero y aceptar el precio. El señor del tuk tuk intentó vendernos algún tour, pero le dijimos que lo pensaríamos y le dimos nuestro número de teléfono.

 

Hotel Kandy

Hotel de Kandy

 

Dejamos todo en la habitación menos la mochila pequeña con las cosas básicas y salimos a dar una vuelta por Kandy. Para llegar al centro teníamos que bordear el lago de la ciudad. Durante este paseo hasta el centro nos detuvimos unas pocas veces para disfrutar de las vistas de este lago. El lago de Kandy fue construido en 1807 por el rey Sri Vikrama y la pesca está prohibida.

 

Lago Kandy 1

Lago de Kandy

 

Después de casi cuatro días rodeados de selva y ver ruinas volvíamos a estar en una ciudad. Buscamos un banco para cambiar los euros que todavía nos quedaban. Preguntamos en un banco y un guarda nos dijo que al lado había un cajero para cambiar dinero. Tuvimos que pedirle ayuda, pero finalmente conseguimos cambiar los euros que nos quedaban en un cajero automático. Paseamos un poco más por el centro de la ciudad y pasamos por el mercado, pero ya estaban cerrando porque era tarde. Dejaríamos esta visita para el día siguiente.

 

Kandy 1

Paseo por Kandy

 

Kandy 2

Paseo por Kandy

 

Pasaríamos dos noches en Kandy y después queríamos ir en tren hasta Nuwara Eliya. Debido a la hora no había mucho por hacer, de modo que nos fuimos hasta la estación de tren para preguntar por el tren hacía nuestro próximo destino. En esta zona los trenes tienen un vagón observatorio con asiento reservado y que son más caros. Preguntamos por estos billetes para disfrutar mejor del paisaje durante el viaje, pero nos dijeron que estaba todo lleno para las próximas dos semanas. Salimos de la estación de Kandy con nuestros planes para los próximos días trastocados. Teníamos pensado ir de Kandy a Nuwara Eliya y después de Nuwara Eliya a Ella en tren en el vagón observatorio. Todavía teníamos más de un día de margen para pensar como lo haríamos. Por el momento fuimos a tomar un café para hacer tiempo y empezar a pensar en alguna alternativa. El café no era muy bueno y nos costó 200 LKR en total.

Después del café pasamos por un supermercado a comprar agua y jabón en pastilla por si teníamos que lavar algo de ropa. Paseamos un rato para hacer tiempo hasta la hora de cenar mientras íbamos mirando locales donde cenar. Al final encontramos una plaza donde había dos puestos callejeros que hacían comida. Decidimos parar aquí a comer algo y cenar como los locales. Para cenar pedimos kottu y mientras lo hacían, pidiendo permiso al cocinero, Sergio hizo fotos de como cocinaban. La comida en este puesto callejero estaba muy buena y este plato nos sentó genial, además la cena solo nos costó 520 LKR. Después de cenar estaba casi todo cerrado y no había mucha gente por la calle. Como había poco por hacer volvimos al hostal a descansar y prepararnos para el próximo día.

 

Cena en Kandy 1

Cena en Kandy

 

Día 5Día 7

 

Volver al menú Sri Lanka

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

África

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".