Día 7 (06/12/2018) - Marrakech

Medina de Marrakech

Teníamos dos días enteros para recorrer la ciudad más turística de Marruecos. Empezamos por subir a la terraza del riad a las 9 de la mañana para tomar el desayuno. Llevábamos suficientes días en el país para saber que aquí no vale la pena madrugar, la vida empieza a partir de media mañana. Para desayunar tomamos una crepe y una tortita con miel, acompañado de un zumo y un café. En los desayunos no tuvimos mucha variedad durante este viaje, siempre había crepes con mermelada o miel, todo eran desayunos dulces.

Después de desayunar estábamos preparados para lanzarnos a descubrir la ciudad. Empezamos por dirigirnos al norte, queríamos visitar la madraza. En Fez nos habíamos quedado con las ganas porque cerraban muy pronto. Empezamos a recorrer las calles y vimos que, aunque ya eran más de las 10 de la mañana, la mayoría de tiendas estaban cerradas o justo empezaban a abrir. A estas horas no había mucho movimiento en la medina.

 

Medina de Marrakech 1

Medina de Marrakech

 

Cuando llegamos a la madraza, descubrimos que estaban en obras de restauración y no se podía visitar. No habíamos tenido suerte para visitar este tipo de edificios en nuestro viaje. Teníamos otro motivo para volver alguna vez a Marruecos, y ya iban varios. Continuamos caminando por la zona, hasta que llegamos a una de las puertas de la medina. Decidimos dar la vuelta y realizar algunas de las visitas previstas.

Museo de Marrakech

No habíamos empezado con buen pie las visitas que queríamos realizar en Marrakech, pero pusimos remedio de inmediato. Cerca de la madraza está el museo y aunque dudamos unos minutos por el precio, acabamos entrando. Pagamos los 50MAD por persona que costaba la entrada y accedimos al interior.

Nada más entrar descubrimos que había sido un acierto hacer esta visita. Al principio hay un patio con unas pequeñas salas alrededor, donde había pinturas que no acabamos de entender. Lo que más nos llamó la atención fue la arquitectura y los detalles hechos por antiguos artesanos del edificio.

 

Museo de Marrakech 2

Museo de Marrakech

 

Continuamos el recorrido para llegar a la sala principal. Si el patio anterior nos había gustado, esta sala nos encantó. Tuvieron que dedicar mucho tiempo para poner todos los detalles de este lugar. La sala era inmensa, con arcos alrededor que daban acceso a unas habitaciones con exposiciones de armas y vestimentas antiguas.

 

Museo de Marrakech 3

Museo de Marrakech

 

Los techos y lámparas también nos llamaron mucho la atención. Todo era muy elaborado y estaba claro que se habían dedicado muchos recursos y tiempo para realizarlo. Artesanos de todo tipo tuvieron que trabajar para construir el edificio y los complementos del interior.

 

Museo de Marrakech 4

Museo de Marrakech - Techo

 

Museo de Marrakech 5

Museo de Marrakech - Lámpara

 

En el centro de la sala principal hay tres fuentes hechas de mármol. Pasamos un buen rato contemplando los muchos detalles que había en el museo, más incluso que a lo que había expuesto. También había mapas antiguos donde se veía la evolución del dominio árabe en el norte de áfrica. Pasados unos minutos decidimos que era hora de salir y continuar con otras visitas.

 

Museo de Marrakech 6

Museo de Marrakech - Fuente

Medina de Marrakech

De nuevo en la calle empezamos a caminar por la medina. Por el camino fuimos viendo los edificios típicos de la zona antigua de la ciudad. Las puertas de las casas son muy llamativas, tienen una forma curiosa y un colorido que nos hacía detenernos. A estas horas las tiendas ya estaban abiertas, pero seguía habiendo poco movimiento. Pasamos por tiendas de ropa, zapatos, bolsos, especias y frutas entre otros.

 

Medina de Marrakech 3

Medina de Marrakech

 

Medina de Marrakech 4

Medina de Marrakech

Mezquita Koutoubia

Salimos de la medina por el oeste para llegar a la mezquita Koutoubia, la hermana de la Giralda de Sevilla. El minarete de la mezquita marroquí se utilizó como modelo para la construcción del de Sevilla. Con sus 69 metros es el edificio más alto de Marrakech, estando prohibida la construcción de edificios más altos en la ciudad.

 

Mezquita Koutoubia 1

Mezquita Koutoubia

 

Cruzamos la avenida Mohammed V para llegar hasta la mezquita Koutoubia. Como templo musulmán, no está permitida la entrada a los cristianos, así que nos contentamos con verla desde fuera unos minutos y sacar unas cuantas fotos. De cerca la altura del minarete impresiona. El sol empezaba a calentar bastante y no tardamos en reanudar la marcha.

 

Mezquita Koutoubia 2

Mezquita Koutoubia

 

Detrás de mezquita está el parque Lalla Hasna, llena de árboles y con varias fuentes. Paseamos por el parque unos minutos, desde aquí continuábamos viendo el minarete desde otros ángulos. La combinación de la vegetación, con las fuentes y la mezquita de fondo nos asombró y pasamos un rato disfrutando de las vistas.

 

Parc Lalla Hasna 1

Parque Lalla Hasna

 

Parc Lalla Hasna 2

Parque Lalla Hasna

Hotel La Mamounia

Cruzamos el parque para llegar al hotel La Mamounia. No es muy habitual visitar un hotel, pero en este caso vale la pena. El hotel La Mamounia es muy lujoso y mucha gente lo visita. Para entrar hay que pasar por un detector de metales y no dejan entrar con mochila. Solo pudimos entrar con la cámara y los móviles, lo demás lo dejamos en una habitación a cuidado de la seguridad del hotel.

Entramos en el hall y cruzamos el edificio principal para llegar a los jardines. Era la parte que más ganas teníamos de visitar, habíamos leído muchos comentarios diciendo que son espectaculares. Realmente son muy bonitos y están muy bien cuidados. Nos encantó este lugar y dimos una vuelta por todo el recinto. Nos sorprendió mucho ver que había gran cantidad de naranjos. También vimos que como hotel de alto nivel, tenían pistas de tenis y piscina, solo accesibles para clientes.

 

Hotel La Mamounia 1

Hotel La Mamounia - Jardines

 

Hotel La Mamounia 2

Hotel La Mamounia - Jardines

 

En uno de los laterales había un pequeño edificio que parecía ser un bar musical. A estas horas estaba completamente vacío y nos sentamos en la terraza que estaba espectacularmente decorada. Todo estaba muy bien cuidado con gran cantidad de detalles de estilo árabe.

 

Hotel La Mamounia 3

Hotel La Mamounia

 

Volvimos al edificio principal buscando la zona del spa que tantas veces habíamos visto fotografiado. Estuvimos dando vueltas por el hotel viendo todos los lujos que albergaba. Hay fuentes, patios interiores, tiendas de grandes marcas y un gran restaurante. Nos costó un rato, pero finalmente encontramos el spa y entramos.

Para poder llegar a la sala de la piscina cubierta no era posible sin ser cliente. Nos dijeron que si queríamos entrar podíamos contratar una hora de tratamiento, pero era muy caro. Les dijimos que solo queríamos sacar un par de fotos y después de insistir un poco nos dejaron tomar algunas fotos desde la entrada. No pensábamos que habiendo visto tantas fotos de este lugar de otros viajeros pusiesen tantos problemas para entrar. Habíamos estado más tiempo del esperado en el hotel y cuando nos dimos cuenta se había hecho algo tarde. Volvimos a la entrada para recoger las mochilas y seguir visitando Marrakech.

 

Hotel La Mamounia 5

Hotel La Mamounia – Patio interior

 

Hotel La Mamounia 6

Hotel La Mamounia – Piscina del spa

Comida

Por la tarde queríamos visitar el Palacio de la Bahía y buscamos un restaurante cerca para comer. Encontramos uno a pocos pasos de la entrada, donde además tenían un menú a buen precio. Incluía un entrante y un segundo plato. Pedimos uno de tajine y otro de kefta con huevo. Ambos estaban muy buenos y fue una de las comidas más económicas de todo el viaje, pagamos 105 dírhams en total.

 

Comida 1

Comida - Tajine

 

Comida 2

Comida – Kefta con huevo

Palacio de la Bahía

Después de comer fuimos al palacio que teníamos justo al lado. Esta visita la teníamos como secundaria en nuestra planificación, pero Tarik nos dijo que era una de las mejores de la ciudad. Le hicimos caso y nos propusimos hacerla este primer día, hemos de decir que evidentemente fue uno de los lugares que más nos gustó.

En la entrada tuvimos que hacer un poco de cola para poder comprar las entradas, que costaban 70 dírhams por persona. El palacio cerraba a las 17.00 y ya pasaban de las tres de la tarde. Teníamos tiempo de sobra para realizar la visita, pero tampoco podíamos entretenernos demasiado.

Cruzamos el jardín que había pasadas las taquillas para acceder a la primera sala. Llegamos a un impresionante patio interior. Aquí se acumulaba mucha gente. Estábamos viendo que realmente Marrakech era la ciudad más turística de Marruecos. Aparte de las calles de la medina de Fez, no habíamos visto muchos turistas desde que habíamos llegado al país.

 

Palacio de la bahia 1

Palacio de la Bahía

 

Seguimos con la visita siguiendo las indicaciones. Entramos a otra zona del edificio que albergaba varias salas. Como nos había pasado por la mañana en el museo, nos entretuvimos en contemplar los arcos, las puertas, las ventanas y los techos. Todo fue construido por artesanos y estaba lleno de detalles de estilo islámico. Cruzamos las distintas estancias dejando pasar a la multitud para estar más tranquilos.

 

Palacio de la bahia 2

Palacio de la Bahía

 

Palacio de la bahia 3

Palacio de la Bahía

 

A continuación salimos de nuevo al exterior, esta vez fuimos a parar al patio trasero. Éste estaba rodeado de arcos y tenía fuentes en la parte central. Esta fue una de las zonas que más nos gustó y donde más tiempo pasamos rodeando todo el lugar.

 

Palacio de la bahia 5

Palacio de la Bahía

 

Antes de salir, cruzamos otra estancia y fuimos a parar a otro patio interior. El palacio era espectacular y los jardines eran de lo mejor. Éste último tenía más vegetación que los anteriores y también había algunas fuentes. Lo que más llamaba la atención era un arco que había en una de las paredes, donde nos entretuvimos sacando fotos y contemplando todos los detalles. Eran cerca de las cinco de la tarde y tuvimos que ponernos en dirección a la salida.

 

Palacio de la bahia 6

Palacio de la Bahía

Medina de Marrakech

Muy cerca del Palacio de la Bahía se encuentra la Place des Ferblantiers. En una de las esquinas está La Casa Bereber donde entramos a tomar un café. Con diferencia fue el mejor café que tomamos en todo el viaje a Marruecos, sabían lo que era hacer un cortado. Como suele suceder, es difícil conseguir un buen café cuando se viaja y normalmente no es económico. Pagamos 30MAD por dos cortados y continuamos paseando.

A esta hora ya no se podían hacer visitas porque los lugares turísticos cierran pronto. Empezamos a caminar por si podíamos entrar en el Palacio El Badi que se encontraba cerca, pero como suponíamos estaban cerrando. Volvimos a la plaza y miramos un poco las tiendas de especias, utensilios de metal y lámparas entre otras. Entramos en una que vendían bolsos de piel. Miriam vio uno que le gustó y que se podía llevar como una mochila. El chico de la tienda nos dijo que eran 180MAD y que no iba a regatear porque era un buen precio. Nos pareció un poco caro y como había infinidad de tiendas, pensamos que ya encontraríamos otro igual en otra tienda. Volvimos al riad para descansar un rato, llevábamos todo el día caminando.

 

Medina de Marrakech 5

Medina de Marrakech - Place des Ferblantiers

 

Medina de Marrakech 6

Medina de Marrakech - Place des Ferblantiers

 

Cuando volvimos a la calle empezaba a caer la noche y había más vida en la medina. Las tiendas tienen parte del género que venden en la calle, éstas no son precisamente anchas y había mucha gente paseando y saliendo a comprar. Todo esto provocaba que caminar fuese un poco complicado y tuviésemos que ir esquivando personas a cada momento.

Hicimos un recorrido por toda la medina, buscando los diferentes recuerdos que queríamos llevarnos de vuelta a casa. Nos quedaban 400MAD en efectivo, depende de lo que gastásemos tendríamos que sacar dinero. Estuvimos buscando una mochila de piel como la que habíamos visto por la tarde, pero no encontramos ninguna igual.

 

Medina de Marrakech 7

Medina de Marrakech

 

Estuvimos mucho rato paseando y viendo de nuevo todo tipo de tiendas, jabones, especias, verduras, frutas, cerámicas y lámparas. Éstas últimas nos llamaron mucho la atención y nos detuvimos a contemplar el trabajo de los artesanos marroquíes. También había muchas tiendas de souvenires y compramos imanes para la familia y amigos. Tuvimos que regatear para bajar de los 250MAD que nos pedían en un principio y pagar solo 135MAD.

 

Medina de Marrakech 8

Medina de Marrakech

 

Se acercaba la hora de cenar y fuimos a la plaza Jamaa El Fna. Teniendo en cuenta lo que nos habían costado las cenas de los días anteriores, teníamos dinero suficiente y decidimos que ya sacaríamos dinero al día siguiente. Fuimos directos al puesto de comida que había en el centro de la plaza, donde la noche anterior le habíamos dicho a uno de los chicos que volveríamos.

Nos hicieron sentarnos en una mesa larga, rodeados de gente que no conocíamos. Preguntaron si queríamos carne o pescado. Dijimos que queríamos carne pero que nos trajeran la carta para poder pedir. Nos dijeron que no nos preocupásemos que ya nos traían un poco de todo para que probásemos. Empezamos a sospechar que nos iban a cobrar más de lo que teníamos pensado, aun así, creíamos llevar suficiente dinero.

Trajeron unos primeros platos de verduras y cuscús. A continuación, trajeron otros dos platos, uno con chorizo y kefta, y otro con un surtido de brochetas. Había tanta comida que no pudimos acabar con todo. No había sido una de las mejores comidas que habíamos tenido en Marruecos, pero habíamos cenado en mitad de la plaza Jamaa El Fna.

 

Cena 1

Cena – Cuscús y verduras

 

Cena 2

Cena - Brochetas

 

Cuando pedimos la cuenta nos llevaron a un lado como vimos que habían hecho con otros clientes. El chico hizo la cuenta en una libreta y nos enseñó que eran 410 dírhams!!! Le dijimos que no podía ser y además nos habían traído lo que ellos habían querido. Nosotros desde un principio habíamos pedido la carta. El día anterior nos la habían enseñado para que fuésemos a cenar y no nos parecieron precios tan altos.

Nos enseñó la carta y fue sumando todo lo que nos habían traído. El cálculo estaba bien hecho, pero insistimos en que nos habían traído lo que habían querido, nosotros no hubiéramos pedido tanto si nos hubieran traído la carta. Sacamos todo el dinero que llevábamos encima y sumaba 265 dírhams. Entonces empezó a regatear y a bajar el precio. Le dijimos que no estábamos regateando, que no llevábamos nada más encima. No teníamos pensado gastar tanto en la cena y había sido culpa suya por no traernos la carta.

Finalmente, aceptó quedarse con todo lo que llevábamos encima y nos fuimos al riad. Con una sensación contrariada de que nos habían estafado un poco con la cena, pero que en realidad habíamos pagado menos de lo que deberíamos. No queríamos que esta última situación del día ensombreciera el buen día que habíamos tenido en Marrakech.

 

Día 6Día 8

 

Volver al menú Marruecos

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

WEBS VIAJERAS AMIGAS

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".