Día 8 (07/12/2018) - Marrakech

Medina de Marrakech

Para este segundo y último día en Marrakech teníamos pensado hacer varias visitas. Subimos a desayunar y repasamos los lugares que queríamos ver para definir la mejor ruta a seguir y que nos diera tiempo. Como el día anterior, desayunamos una crepe y una tortita con miel, acompañado de un zumo y un café. Cuando acabamos recogimos la mochila y salimos a empezar un día que se preveía muy completo.

Primero nos dirigimos a los límites de la medina, para ver una de las puertas de la antigua ciudad. La puerta Bab Agnaou es una de las más importantes y grandes, por ese motivo no éramos los únicos que la estábamos visitando. Por la parte exterior de la medina pasa una calle bastante transitada y nos costó cruzar para verla al completo de frente.

 

Bab Agnaou

Bab Agnaou

Tumbas Saadies

Cerca de esta puerta se encuentran las Tumbas Saadies, nuestra siguiente parada. La entrada costaba 70MAD por persona. Estábamos comprobando que las entradas son un poco caras y como veríamos al final del día, algunas de las visitas quizá no valgan tanto como para pagar estos precios. De todos modos, pagamos y pasamos por un pasillo muy estrecho que daba acceso a las tumbas.

Este pasillo da acceso a un patio interior que estuvo oculto durante muchos años. Aquí se encuentran las tumbas de la dinastía Saadie que gobernó Marruecos. Éstas están distribuidas por diferentes zonas, algunas en el exterior y otras en pequeñas salas. Depende del rango de parentesco que se tuviera con el rey.

 

Tumbas Saadies 3

Tumbas Saadies

 

La mejor sala era donde estaba enterrada la madre del rey, por ese motivo había una gran cola para poder verla. No se podía entrar en ninguna de las habitaciones, solo podían verse desde la puerta. Esto provocaba que solo dos o tres personas pudieran ver el interior a la vez. Tuvimos que hacer una cola de unos 15 minutos hasta que llegó nuestro turno. Sin duda era la sala mejor decorada y la más trabajada por los artesanos que la decoraron.

 

Tumbas Saadies 4

Tumbas Saadies

 

A continuación, acabamos de dar la vuelta por el patio. Al final del recinto ponían una proyección donde explicaban la historia del lugar y como fue redescubierto. A parte de la sala de la tumba de la madre del rey, el resto no había valido la pena, con lo que la entrada todavía nos pareció más cara.

Medina de Marrakech

Junto a las tumbas se encuentra la mezquita Mulay El Yazid. Sabíamos que no se podía entrar en este tipo de edificios religiosos y nos dispusimos a rodearlo. Una de las puertas estaba abierta de modo que pudimos ver el interior. Se veía un pasillo donde había cantidad de arcos. Nos pareció muy curioso que cada arco tenía una forma diferente al resto.

 

Moulay El yazid Mosque

Mezquita Mulay El Yazid

 

De camino a nuestra siguiente visita pasamos por calles muy características de la ciudad. Cruzamos una muralla por una de sus puertas. Ya estábamos acostumbrados a la característica forma de los arcos islámicos.

 

Marrakech 1

Medina de Marrakech

Palacio El Badi

A los pocos minutos llegamos al Palacio El Badi. La entrada costaba otros 70 dírhams por persona, pagamos esperando que valiese realmente la pena. Nada más entrar empezamos a ver que el palacio estaba medio en ruinas y no estaba tan bien conservado como el que vimos la tarde anterior. Aun así, tenía cierto encanto y fuimos recorriendo el camino marcado para hacer la visita. Empezamos bajando a las catacumbas donde había varios cuadros de la época. Volvimos a la superficie y pasamos por una zona entre dos muros, hasta llegar a unas escaleras.

 

Palacio El Badi 1

Palacio El Badi

 

Llegamos a un patio inmenso, donde había árboles y un estanque en el centro. Esta zona nos gustó más y decidimos rodear todo el patio para verlo al completo.

 

Palacio El Badi 2

Palacio El Badi

 

Pasada la primera esquina había un pasillo por el que se podía continuar y estaban los restos de lo que habían sido algunas habitaciones. Cruzamos entre ellas y fuimos a parar a las mazmorras. Recorrimos las antiguas celdas del palacio y volvimos al patio.

 

Palacio El Badi 3

Palacio El Badi

 

Seguimos rodeando el recinto y entrando en pequeñas habitaciones, donde habían expuestas algunas vestimentas y armas antiguas. Nos acercamos al estanque para sacar más fotos desde este punto. El patio era lo que más nos había gustado y lo único que salvaba el precio de la visita.

 

Palacio El Badi 4

Palacio El Badi

 

Antes de salir se puede subir a una torre y poder ver todo el recinto desde un mirador. Había mucha gente, con paciencia nos hicimos sitio para poder contemplar las vistas. Después descendimos y salimos de nuevo a la medina.

 

Palacio El Badi 5

Palacio El Badi

Cementerio Judío

Faltaba un rato para la comida y no muy lejos estaba el cementerio judío. Esta visita la teníamos solo por si nos daba tiempo y al parecer así era. Cuando llegamos nos dijeron que teníamos que pagar 10MAD cada uno por entrar. No era una cantidad elevada, de modo que pagamos y entramos. Hicimos un rápido recorrido viendo las diferencias entre las tumbas cristianas y las judías.

 

Cementerio judio 1

Cementerio Judío

 

Cementerio judio 2

Cementerio Judío

 

Salimos del cementerio y fuimos a buscar un sitio donde comer. Por esta zona no había restaurantes y tuvimos que volver cerca de la plaza Jamaa El Fna para empezar a encontrar algún establecimiento donde poder comer.

Jardines Majorelle

Para la tarde teníamos pensado visitar los jardines Majorelle. Éstos se encuentran demasiado lejos de la medina como para ir caminando. Fuimos a la plaza Jamaa el Fna para ir a buscar un taxi. Intentamos regatear un poco pero nos dijeron que los 60MAD que nos pedían era un buen precio y no iban a rebajarlo. Aceptamos y subimos al coche para llegar en algo más de diez minutos a los jardines.

Tuvimos que hacer cola para pagar la entrada. Después de unos minutos llegamos a la taquilla y nos cobraron otros 70 dírhams por persona, las entradas en Marrakech no resultaban nada económicas. Pagamos y entramos para visitar los jardines que Jacques Majorelle diseñó en el año 1924.

El primer tramo del recorrido pasa cerca de una zona llena de cactus. Los había de diferentes tipos y tamaños. Algunos eran altos y finos, otros bajos y redondos. También había algunos árboles, pero en general era una primera parte que no estaba nada mal para comenzar.

 

Jardines Majorelle 1

Jardines Majorelle

 

Continuamos el recorrido y llegamos a una zona más abierta. Aquí había varios caminos por los que caminar y algunos edificios, entre ellos un pequeño museo y una cafetería. Vimos un estanque y no dudamos en dirigirnos hacia allí. Había un balcón desde el que se veía de cerca el estanque. Unas columnas azules soportaban un techo lleno de plantas. El estanque tenía plantas acuáticas y estaba rodeado de más vegetación. Toda la zona era muy verde y empezaba a compensar el precio de la entrada.

 

Jardines Majorelle 2

Jardines Majorelle

 

Jardines Majorelle 3

Jardines Majorelle

 

En el centro de esta gran parte de los jardines había un edifico azul muy llamativo. Junto a éste había una fuente del mismo color. Todo estaba rodeado de cactus y unos pocos árboles.

 

Jardines Majorelle 4

Jardines Majorelle

 

Jardines Majorelle 5

Jardines Majorelle

 

Acabamos de visitar los jardines llegando a otro estanque cubierto por un techo. Éste volvía a estar lleno de plantas, tanto acuáticas como de otros tipos alrededor. Uno de los laterales daba a uno de los edificios y nos encantaron las ventanas de estilo islámico. Pasamos unos minutos en esta zona, que además con la sombra de los árboles y el edificio se estaba más fresquito.

 

Jardines Majorelle 6

Jardines Majorelle

 

Cuando empezamos a encaminarnos hacia la salida, unos vigilantes estaban indicando a todos los turistas que se podía acceder a otra zona. Normalmente estaba cerrada al público pero hoy dejaban entrar. Aquí estaba el chalet taller de Yves Saint-Laurent, quien compró los jardines en 1980 e hizo restaurar todo el lugar.

 

Jardines Majorelle 7

Jardines Majorelle – Casa taller de Yves Saint-Laurent

 

Si la primera parte de los jardines nos había gustado, ésta segunda no se quedaba atrás. La combinación de plantas, árboles, cactus y estanques es impresionante. Definitivamente la entrada a este lugar había valida la pena.

 

Jardines Majorelle 8

Jardines Majorelle

 

Volvimos a la primera parte y cruzamos un camino rodeado de bambúes y otras plantas que llevaban hasta la salida. Cuando salimos un señor nos preguntó si estábamos buscando un taxi. Nos llevó a uno pero él no era el conductor, él se ocupaba de recoger a gente para los diferentes taxis. El precio estaba establecido y eran 60MAD por llevarnos a la medina.

Medina de Marrakech

De regreso a la medina fuimos primero a hacer una café a La Casa Bereber, el día anterior habíamos comprobado que era de los pocos sitios que sabían hacer un buen cortado. A continuación, nos dirigimos a la plaza Jamaa El Fna. Hasta ahora la habíamos visitado de noche y queríamos verla de día. Comprobamos que de día no tiene tanta vida, la mayoría de puestos estaban cerrados o justo comenzaban a abrir. Solo estaban abiertas las tiendas de souvenires de los alrededores.

 

Plaza Jamaa el Fna tarde

Plaza Jamaa El Fna

 

Decidimos ir a dar una vuelta por la parte de la medina que no está llena de tiendas. Queríamos ver como eran las calles donde vive la gente. Descubrimos que eran muy estrechas y algunas de ellas muy coloridas, con tonos rojizos en su mayoría. A diferencia de la zona comercial, en esta parte de la medina había muy poca gente por las calles. Después volvimos al riad a descansar un poco.

 

Medina de Marrakech 1

Medina de Marrakech

 

En dos días habíamos conseguido ver todo lo que teníamos planificado, a excepción de la madraza porque estaba en obras. Era de noche cuando volvimos a salir a la calle, pero era temprano para ir a cenar. Tocaba ir a comprar los recuerdos del viaje que nos quedaban pendientes, y que mejor lugar que la medina de Marrakech para ir de compras.

Regatear no es algo que nos guste demasiado, pero en estos bazares o regateas o pagas bastante más de lo que vale en realidad. Compramos los recuerdos que nos faltaban por 110 dírhams, entre ellos unos platitos de tajine, pero todavía nos faltaba encontrar la mochila de Miriam. Recorrimos muchas tiendas pero en casi todas solo tenían bolsos, y en las que encontrábamos una mochila de piel nos pedían mucho. Estábamos arrepintiéndonos de no haberla comprado la tarde anterior. Finalmente, en una de las tiendas que rodean la plaza encontramos una y el chico de la tienda estaba dispuesto a regatear. Empezó pidiendo 450 dírhams y nosotros ofreciendo 150, después de unos minutos negociando acabamos pagando 200 dírhams por la mochila de piel. Era como la que habíamos visto el día anterior pero más grande, así que el precio no estaba nada mal.

 

Medina de Marrakech 3

Medina de Marrakech

 

Entre buscar los recuerdos que nos faltaban y regatear se había hecho un poco tarde. Para hoy teníamos claro que queríamos cenar en el restaurante Chez Chegrouni. En el blog de "viajeroscallejeros" lo recomendaban y nos lo habíamos reservado para la última noche en Marrakech. Subimos a la terraza de la segunda planta para tener unas muy buenas vistas de la plaza Jamaa El Fna durante la cena. Pedimos un cuscús y un tajine, ambos estaban muy buenos. Aunque pueda parecer que siempre pedíamos lo mismo, el cuscús y el tajine se pueden cocinar de muchas maneras y en ninguna ocasión comimos dos iguales. Pagamos 142MAD por la cena y volvimos al riad. Nos íbamos a despedir de Marrakech con muy buen sabor de boca.

 

Cena 1

Cena - Tajine

 

Cena 2

Cena - Cuscús

 

Al día siguiente nos íbamos a Casablanca. Teníamos que coger el tren muy temprano. Hablamos con Tarik para que nos ayudase a mirar los horarios de los trenes y muy amablemente nos ayudó. Teníamos que coger un taxi a las 6:30 de la mañana para que nos llevase a la estación. Le dimos las gracias a Tarik y subimos a la habitación a dejar todo preparado antes de irnos a dormir.

 

Día 7Día 9

 

Volver al menú Marruecos

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

WEBS VIAJERAS AMIGAS

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".