Día 9 (08/12/2018) – Marrakech ➞ Casablanca

Marrakech

Durante este viaje no habíamos madrugado demasiado, algo raro en nosotros. Sin embargo, hoy tocaba levantarse a las 6 de la mañana para coger un taxi que nos llevase a la estación. El tren salía a las 7:10 de la mañana. Solo teníamos el día de hoy para visitar Casablanca y queríamos llegar temprano para poder visitar todo lo que teníamos planificado.

Después de ducharnos y acabar de preparar las maletas bajamos a buscar un taxi. Justo salir del callejón donde se encontraba nuestro riad vimos uno y le preguntamos el precio. Nos dijo que para ir a la estación eran 60 dirhams. Le dijimos que nos habían dicho que para ir a la estación de tren eran 25-30 dirhams y nos dijo que todavía era de noche. Conseguimos que lo rebajase a 50 dírhams y aceptamos, no queríamos perder el tren.

Cuando llegamos a la estación compramos los billetes por 192MAD y todavía nos sobró tiempo para desayunar, en realidad el tren salía a las 7:40. Entramos en una cafetería de la estación y pedimos un bocadillo y un café con leche cada uno. Después de una semana desayunando crepes con mermelada, el bocadillo nos sentó de maravilla, aunque pagamos 92 dirhams por el desayuno. Después subimos al tren en dirección a Casablanca, donde acabaría nuestro recorrido por Marruecos.

Casablanca

Llegamos sobre las 10 de la mañana a Casablanca. Antes de salir de la estación preguntamos por los horarios y los precios del tren para el día siguiente ir al aeropuerto. Salimos a la calle y miramos como llegar hasta el Air B&B donde íbamos a pasar la noche. Mirando el GPS vimos que estaba un poco lejos, sobre todo para ir con las mochilas grandes a cuestas. Un taxista se acercó ofreciéndose a llevarnos, pero le dijimos que preferíamos mirar otras posibilidades. Después de mirar un poco por los alrededores, no teníamos muy claro que autobuses había y aceptamos ir en taxi. Nos cobró 60 dirhams por llevarnos, de nuevo nos habían cobrado precio de turista. Cuando no ponen el taxímetro es porque te van a cobrar bastante más de lo que deberían.

La casa donde nos hospedaríamos estaba en una calle peatonal y el taxi nos dejó lo más cerca posible. Andamos un par de minutos para llegar, no era fácil encontrarlo porque estaba metido en un callejón. Nosotros lo habíamos contratado hablando con un chicho, pero cuando entramos estaba su madre. La señora no sabía ni español ni inglés. Nos hizo pasar y mientras tomábamos un té con menta y galletas intentamos preguntarle algunas dudas. Queríamos saber como ir hasta la mezquita y hacer las visitas que teníamos planificadas.

 

Air BB 1

Air B&B

 

Cuando llegó el hijo, con quien habíamos reservado la noche, pudimos preguntar en inglés sobre nuestras dudas. No teníamos muy claro como ir al día siguiente hasta el aeropuerto ni como llegar hasta la mezquita. Quedamos en que por la noche hablaríamos de como poder llegar al aeropuerto. Por ahora podíamos subir a la habitación a dejar las cosas y salir a realizar las visitas. Pagamos unos 19€ por pasar la noche en este Air B&B.

Estábamos en la medina nueva, también conocida como Habous. Desde aquí a pie hay más de hora y media hasta la mezquita. Paseamos un poco por la medina hasta que encontramos una rotonda donde había unos pocos taxis. Preguntamos para ir a la mezquita y nos pedían demasiado. Cuando les dijimos que era muy caro, nos dijeron que era lo normal. Cansados de regatear y discutir con taxistas les dijimos adiós y decidimos ir caminando. Por lo menos hasta medio camino, donde están las otras visitas que queríamos realizar en la ciudad.

 

Casablanca 2

Casablanca - Habous

Plaza Mohammed V y Catedral del Sagrado Corazón

Tardamos algo más de media hora en llegar al primer punto de interés. La plaza Mohammed V tenía unas cuantas obras por los alrededores y no podemos decir que nos gustase demasiado. Quizá esperábamos más de una de las principales plazas de la ciudad. La relevancia de este lugar es más porque aquí hay varios edificios gubernamentales. Sin entretenernos demasiado proseguimos nuestro camino.

 

Plaza Mohammed V

Plaza Mohammed V

 

No muy lejos se encuentra la Catedral del Sagrado Corazón. Primero pasamos por unos jardines adyacentes. Éstos estaban muy bien cuidados, era un lugar ideal para pasear un rato. Pero nuestro interés se centraba en la catedral. Cuando estábamos llegando empezamos a ver una valla de obra que bloqueaba el paso. Fuimos rodeando la zona hasta que vimos un cartel indicando que estaban en obras de restauración, era imposible acceder a la catedral. Tuvimos que conformarnos con verla desde la distancia. Desde nuestra posición no pudimos verla al completo, pero lo suficiente para comprobar que era blanca y que ver el interior seguramente hubiera valido la pena.

 

Catedral del sagrado corazon jardines

Jardines

 

Catedral del sagrado corazon

Catedral del Sagrado Corazón

Casablanca

Quedaba mucha distancia para llegar hasta la mezquita y decidimos probar suerte otra vez con los taxis. En esta ocasión paró un taxista que iba en esa dirección y ya llevaba a una chica. Nos indicó que llevaba taxímetro y no dudamos en subir. Hicimos una primera parada para que bajase la chica y continuamos hasta la mezquita. El chico del taxi era muy simpático y nos hizo algunas preguntas sobre el viaje. Cuando llegamos nos dijo que eran 12 dirhams. Aunque tuvimos mala suerte con algunos taxistas, no todos son iguales, también los hay honrados que no intentan timar al turista.

Empezamos a caminar por la explanada que da acceso a la mezquita y nos impresionó lo grande que es. Ésta es una de las más grandes del mundo. Dimos una pequeña vuelta y nos acercamos hasta la oficina de turismo. Vimos que había una visita guiada a las dos de la tarde en español. Faltaba más de una hora y pensamos que lo mejor sería ir a comer y volver para la visita guiada.

Comida

No tuvimos que caminar demasiado para encontrar el restaurante Chez Reda. Nos sentamos en la terraza y nos dijeron que el plato del día era un cuscús con garbanzos, verduras y pollo. Pedimos un plato del día y un tajine. El cuscús era enorme y hubiéramos tenido suficiente para los dos. Ambos platos estaban muy buenos y nos había dejado muy buen sabor de boca. Además, no había sido caro, pagamos 193 dirhams en total.

 

Comida 1

Comida - Cuscús

 

Comida 2

Comida – Tajine

Mezquita Hassan II

Volvimos a la oficina que hay en la entrada del recinto de la Mezquita Hassan II. Faltaba poco para las dos de la tarde y nos pusimos en la cola para sacar las entradas. Eran 120MAD por persona, pero estábamos seguros de que en esta ocasión iban a valer la pena. Después de pagar nos dijeron que esperásemos a que nuestro guía nos llamase. Poco a poco, los diferentes guías iban llamando a su grupo en un idioma diferente. Una señora llamó a su grupo en español y supimos que sería nuestra guía.

Cruzamos la plaza que hay hasta la mezquita y que ya habíamos cruzado un rato antes. Esta vez llegamos hasta la puerta que estaba abierta. Antes de entrar nos dieron una bolsa para que guardáramos los zapatos, había que descalzarse para poder entrar. Nada más entrar nos quedamos maravillados de la arquitectura del edificio. Pudimos dar un primer vistazo y sacar algunas fotos antes de que nuestra guía nos llamase a todos para empezar la visita del interior.

La Mezquita Hassan II tiene unas dimensiones de 200 metros de largo por otros 100 de ancho. La altura es de 60 metros, pero el minarete alcanza los 200 metros de altura. El techo es deslizante y se abre automáticamente. Con sus 1.100 kilos tarda en abrirse 3 minutos y solo 2 en cerrarse. A la izquierda de la puerta por la que habíamos entrado nosotros, estaba la puerta de los reyes, una puerta que pesa 34 toneladas.

 

Mezquita Hassan II interior 1

Mezquita Hassan II

 

En los laterales de la mezquita hay una zona elevada de madera, es donde deben rezar las mujeres. De este modo están separadas de los hombres que rezan abajo, sobre el suelo de mármol. En total caben 25.000 fieles, 5.000 mujeres y 20.000 hombres.

 

Mezquita Hassan II interior 2

Mezquita Hassan II

 

Después de las primeras explicaciones, nos dejaron unos pocos minutos para sacar fotos. Sin alejarnos de nuestra guía fuimos contemplando los detalles que los artesanos hicieron en las columnas y en el mármol que cubre todo el suelo. Al fondo nos detuvimos de nuevo. Aquí estaba el imán realizando sus enseñanzas a un reducido grupo de jóvenes. Nosotros nos mantuvimos alejados, mientras nuestra guía continuaba con sus explicaciones. La pintura con la que está pintada la zona alta de las columnas está compuesta por cal, arena, yema de huevo y jabón.

 

Mezquita Hassan II interior 3

Mezquita Hassan II

 

Mezquita Hassan II interior 4

Mezquita Hassan II

 

Fuimos hacia otra puerta donde nos dijeron que podíamos volver a ponernos los zapatos. Ya no volveríamos a la gran sala de la mezquita. A los pocos metros llegamos a una sala circular con un techo abovedado y una puerta metálica. Por ésta, es por donde entran los fieles y descienden por unas escaleras para llegar a la sala de las abluciones, nuestra próxima parada.

 

Mezquita Hassan II interior 5

Mezquita Hassan II

 

Mezquita Hassan II interior 6

Mezquita Hassan II

 

Descendimos por las escaleras tal como hacen los fieles que vienen a rezar. Entramos en la sala de las abluciones, donde tienen que lavarse para purificarse. En esta sala hay 41 picas de mármol, con la que se limpian manos, pies, nuca y boca. La pintura de las paredes está compuesta por cal, arena, yema de huevo y jabón, como en las columnas de arriba. La sala que visitamos es la que usan los hombres, para las mujeres hay otra sala de abluciones igual.

 

Mezquita Hassan II interior 7

Mezquita Hassan II – Sala de abluciones

 

Nuestra guía dio por finalizada la visita y se despidió de nosotros. Todavía nos quedaba ver la mezquita desde el exterior, aunque ya no podríamos volver a entrar. Es una visita que vale la pena, pero para el rato que se puede visitar el interior encontramos un poco excesivo el precio.

En el exterior vimos que había mucha más gente que cuando habíamos llegado. Muchos eran turistas, que como nosotros, salían de hacer el tour guiado. Lo primero que hicimos fue ir a ver las vistas desde este lugar. La mezquita está situada junto a la costa atlántica, puede verse la playa y parte de la ciudad.

 

Mezquita Hassan II vistas 2

Mezquita Hassan II - Vistas

 

El interior de la mezquita nos había gustado mucho, pero el exterior no se quedaba atrás. Buscamos un punto desde donde poder captar la imagen del edificio al completo, pero es tan grande que fue un poco complicado. Desde los extremos de la plaza se podía coger toda la mezquita y fuimos de uno a otro para tomar fotos desde varios ángulos.

 

Mezquita Hassan II exterior 1

Mezquita Hassan II

 

Mezquita Hassan II exterior 2

Mezquita Hassan II

 

El minarete de 200 metros de altura llama mucho la atención, incluso desde lejos. Nosotros estábamos cerca y aprovechamos para contemplar los detalles que decoran la torre. Las ventanas y los dibujos que hay a lo largo de las paredes, seguro que necesitaron de muchas horas de trabajo.

 

Mezquita Hassan II exterior 3

Mezquita Hassan II

 

Después nos acercamos a las diferentes paredes de la mezquita para contemplar de cerca las puertas. Algunas eran metálicas y muy grandes. Como nos dijo nuestra guía, la puerta por donde entran los fieles se abre elevándose.

 

Mezquita Hassan II exterior 4

Mezquita Hassan II

 

También nos llamaron la atención las fuentes que hay por los alrededores de la entrada. Con la forma de las típicas puertas marroquíes y con diferentes dibujos. No éramos los únicos que nos entreteníamos a sacar fotos de estas fuentes, de hecho tuvimos que esperar nuestro turno.

 

Mezquita Hassan II exterior 5

Mezquita Hassan II

 

Nos resistíamos a irnos de una de las mejores visitas del viaje. Mientras nos íbamos, nos fuimos parando a diferentes distancias para seguir sacando fotos. Antes de la salida hay una zona con arcos y desde allí tomamos las últimas instantáneas de la mezquita. Sin duda había valido la pena venir hasta Casablanca.

 

Mezquita Hassan II exterior 6

Mezquita Hassan II

Casablanca

Todavía era pronto y en la medina antigua se encuentra el Rick's Bar, de la película Casablanca. En realidad, es un bar que se hizo después y se parece al de la película. No estaba muy lejos y decidimos acercarnos. Cuando llegamos vimos que estaba cerrado y faltaba bastante rato para que abrieran. Caminamos un poco por la medina, pero ésta no nos gustó demasiado y decidimos volver.

 

Casablanca 3

Casablanca – Rick's café

 

En los alrededores de la mezquita había varios taxis, pero cuando les decíamos donde íbamos, nos decían que a esta hora no se podía porque había mucho tráfico. Después de preguntar a varios taxistas, encontramos a uno que decidió llevarnos por 40MAD. Lo encontramos un poco caro, con taxímetro sería más o menos la mitad. Pero después de que varios se negaran a llevarnos, decidimos aceptar el precio.

Primero fuimos a tomar un café a un bar que había junto a la plaza. Nos sentamos en la terraza que estaba llena de gente. Antes de que se hiciera de noche volvimos al Air B&B. De camino vimos como iban cerrando las tiendas. A diferencia de las medinas de Fez y Marrakech, a estas horas había poca gente en la calle y las tiendas ya cerraban.

 

Casablanca 4

Casablanca

 

En el Air B&B estuvimos hablando con el chico para saber como ir al día siguiente al aeropuerto a primera hora de la mañana. Nos dijo que teníamos tres opciones, ir en grand taxi que era la opción más cara, coger un petit taxi hasta la estación y desde allí ir en tren, y por último que nos llevase él mismo al aeropuerto. Le agradecimos la tercera opción pero no queríamos molestarlo y que se levantase tan pronto para llevarnos. Le preguntamos si a las 6 de la mañana podríamos encontrar un petit taxi y nos dijo que no creía que hubiera problema.

También le preguntamos por algún sitio para poder cenar, no habíamos visto ningún restaurante cerca. Nos recomendó uno que no estaba muy lejos. La madre le dijo que nos preguntase a que hora queríamos desayunar. Le dijimos que nos íbamos muy pronto y que no hacía falta, pero insistió en que el desayuno estaba incluido y que nos lo prepararía. Le dijimos que a las 5:30 estaba bien, porque a las 6 teníamos que coger el taxi. Subimos a preparar las mochilas y descansar un poco antes de ir a cenar.

Al rato salimos a buscar el restaurante que nos habían recomendado. No tardamos mucho en encontrarlo y entramos a cenar. El restaurante Zayna era un local pequeño y solo había otra pareja cenando cuando entramos. El dueño, un señor mayor, tocaba música en directo mientras la gente cenaba. El hijo era el camarero y le pedimos un tajine de calabaza con pollo, cebolla, almendras y sésamo y otro de ciruelas con ternera, cebolla caramelizada, almendras y sésamo. Los dos platos estaban muy buenos, como casi toda la comida que habíamos probado en este país.

 

Cena 1

Cena – Tajine de ciruelas con ternera

 

Cena 2

Cena – Tajine de calabaza con pollo

 

Durante la cena el señor continuó tocando música para nosotros dos, la otra pareja ya se había ido. Pagamos 210 dirhams por la cena, algo más caro que en otras ocasiones, pero habíamos tenido música en directo y estaba todo muy bueno. Volvimos al Air B&B y no tardamos en irnos a dormir, al día siguiente tocaba despertarse muy pronto.

 

Día 8Día 10

 

Volver al menú Marruecos

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

WEBS VIAJERAS AMIGAS

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".