Día 2 (31/03/2019) - Ammán ➞ Ajlun ➞ Jerash ➞ Ammán

Ammán

Nos despertamos con muchas ganas en nuestro primer día en Jordania. Queríamos empezar a realizar visitas y conocer de primera mano este país. Salimos de la habitación y fuimos a la recepción a esperar a que llegase nuestro taxista. Habíamos quedado en que vendría a buscarnos a las 8, pero había amanecido con lluvia y el tráfico era horrible. Mientras esperábamos el señor del hotel empezó a darnos conversación, a preguntarnos de donde éramos y a interesarse por cosas relacionadas con España y Barcelona. Incluso se atrevió con algunas palabras en español. De esta manera el señor pretendía que la espera se nos hiciera más cómoda, fue muy amable y estuvo con nosotros hasta que llegó el taxista. Cuando éste apareció por la puerta, cogimos nuestra mochila y nos despedimos del señor hasta la tarde.

Castillo de Ajlun

Tal como nos habían dicho, el tráfico era horrible debido a la lluvia y tardamos un poco en salir de la ciudad. Nos pusimos en dirección al norte, donde realizaríamos las visitas de la mañana y así empezaríamos a conocer Jordania. Queríamos visitar Jerash y Ajlun, el primero estaba más cerca pero visitaríamos primero el castillo de Ajlun y de vuelta nos detendríamos en el yacimiento arqueológico de Jerash.

No habíamos podido desayunar y la noche anterior no habíamos tenido ocasión de comprar nada porque llegamos muy tarde. Antes de llegar a la primera parada del día, le dijimos al conductor que cuando pudiese se detuviera para tomar un café. Paró delante de una tienda pequeña para que pudiéramos comprar algo. Nuestra intención era detenernos en un bar y desayunar tranquilamente, en cambio, entramos en una tienda donde vendían café y tenían un gran surtido de galletas y chocolates. Pedimos un café turco para cada uno con poco azúcar y cogimos tres paquetes de galletas. Cuando fuimos a pagar, el señor del establecimiento nos dijo que las galletas eran 2,5JOD pero que al café nos invitaba él. Nos sorprendió muchísimo que nos invitase al café, le dimos las gracias y volvimos al taxi.

A los pocos minutos llegamos al castillo para hacer la primera visita del día y del viaje. Bajamos del taxi y nos encaminamos hacia la entrada. Enseñamos el Jordan Pass y nos dejaron pasar. Empezábamos a amortizar el precio de este ticket.

El Castillo de Ajlun fue construido a finales del siglo XII, por uno de los generales de Saladino para ayudar en la defensa contra los cruzados. También se utilizaba como puesto de palomas mensajeras, para poder enviar mensajes de Damasco a El Cairo en un solo día. Cuando los cruzados dejaron de ser una amenaza, el castillo fue abandonado y destruido posteriormente por los mongoles. Años más tarde fue utilizado por mamelucos y otomanos. Un terremoto en el siglo XIX y otro en el siglo XX dejaron la estructura parcialmente derruida. En la actualidad se están llevando obras de restauración.

Como habíamos ido viendo por el camino, el día no acompañaba y había mucha niebla. Además, el castillo de Ajlun está a 1.250 metros de altitud. Por fuera el edificio era magnífico, aunque costaba verlo al completo debido a la niebla. Había un foso seco de 15 metros de profundidad que rodeaba todo el castillo y un puente que daba acceso al interior. Estuvimos unos minutos intentando sacar alguna foto decente. Hacía un poco de frío y decidimos entrar para estar a cubierto del aire.

 

Castillo de Ajlun 1

Castillo de Ajlun

 

Cruzamos el puente que había sobre el foso para acceder al castillo. Lo primero que vimos fue una puerta y unas escaleras que ascendían hasta el primer piso. Nos entretuvimos un poco en las escaleras mirando por las ventanas, que no eran más que una pequeña abertura que se estrechaba en la parte exterior. Esto era así porque se utilizaban para poder disparar a los atacantes.

 

Castillo de Ajlun 2

Castillo de Ajlun

 

Subimos al primer piso y empezamos a inspeccionar el interior del castillo. Las salas eran grandes y estaban vacías, salvo algunas en las que quedaban piedras redondas que se usaban como proyectiles. Fuimos recorriendo el edificio y subimos a una segunda planta. Aquí estaban las salas que se utilizaron como habitaciones. Pasamos por otra que se utilizó como mezquita y por otra en la que había mosaicos en el suelo y que se utilizó como capilla.

 

Castillo de Ajlun 3

Castillo de Ajlun - Proyectiles

 

Castillo de Ajlun 4

Castillo de Ajlun - Mosaico

 

Subimos a la terraza desde donde debían verse los alrededores, desde aquí podían ver si se acercaba algún enemigo. El día continuaba muy nublado y apenas podía verse nada. Aunque la niebla nos estorbó para tener buenas vistas, el castillo de Ajlun había sido una buena visita, sobre todo el interior nos había gustado mucho. Descendimos hasta la salida y volvimos al taxi para continuar la ruta que teníamos preparada para hoy.

 

Castillo de Ajlun 5

Castillo de Ajlun - Terraza

Jerash

No tardamos mucho en llegar a Jerash y a su yacimiento arqueológico, una de las ruinas romanas mejor conservadas de todo oriente próximo. La ciudad fue conquistada por los romanos en el año 64 a.c. y desde entonces fue un enclave muy importante para el imperio. Bajamos del taxi y fuimos a la entrada. De nuevo con el Jordan Pass pudimos entrar sin pagar.

Lo primero que nos encontramos fue el arco de Adriano, emperador romano que visitó la ciudad y al que le dedicaron este arco que se conserva muy bien. Cruzamos por debajo de sus 13 metros de altura y empezamos a pasear por un largo camino de tierra. A la izquierda quedaba el hipódromo, pero decidimos seguir para llegar a las ruinas de la ciudad y dejarlo para más adelante, de todos modos había que salir por el mismo lugar que entrábamos.

 

Jerash 1

Jerash – Arco de Adriano

 

Tardamos solo un par de minutos en llegar a la antigua ciudad romana. Lo primero que vimos fue el foro, con su gran plaza ovalada de 90 metros de largo por 80 de ancho y sus 56 columnas jónicas que la rodean. Hacía las funciones de mercado, siendo el centro social y político de la ciudad. A la izquierda había varios edificios importantes de la época y nos dirigimos a esta zona. Subimos hasta el templo de Zeus, de éste se conservan sus grandes columnas de 15 metros de altura y parte de las paredes donde se albergaba el altar. Desde aquí podía verse el foro y gran parte de la ciudad. Posiblemente las mejores vistas de todo el yacimiento arqueológico.

 

Jerash 2

Jerash – Templo de Zeus

 

Jerash 3

Jerash - Foro

 

Mientras disfrutábamos de las vistas escuchábamos una música que no sabíamos de donde provenía. Justo al lado estaba el teatro sur y decidimos acercarnos. Cuando estábamos a punto de entrar comprendimos que la música provenía de su interior. Al entrar comprobamos que efectivamente había unos señores tocando música y la construcción se encargaba que ésta llegase hasta el templo. El teatro está muy bien conservado y lo recorrimos al completo. Pasamos por el escenario y subimos hasta las gradas más altas recorriéndolas de izquierda a derecha. Es increíble la acústica de este lugar que tiene aproximadamente 2.000 años de antigüedad.

 

Jerash 4

Jerash – Teatro sur

 

Desde que habíamos entrado a visitar el yacimiento arqueológico, el cielo había oscurecido y amenazado con llover. Cuando salimos del teatro y nos encaminamos hacia el norte de la ciudad empezaron a caer las primeras gotas. Tuvimos que ponernos los chubasqueros. Pasamos de largo por algunos edificios en ruinas, que según la Lonely Planet eran pequeñas iglesias y templos. Preferíamos llegar al otro extremo de la ciudad para contemplar el templo de Artemisa. Construido entre los años 150 y 170 d.c. tenía 12 columnas corintias de las cuales todavía se conservan 11. El templo nos gustó mucho y decidimos sacarnos unas pocas fotos bajo la lluvia antes de continuar.

 

Jerash 5

Jerash – Templo de Artemisa

 

En esta parte de la ciudad también se encuentra el teatro norte, pero llovía y habíamos leído que estaba peor conservado que el teatro sur. Bajamos hasta el cardus maximus columnado para volver al foro. Era la principal calle de la ciudad con 800 metros de largo y columnas a ambos lados. Se extiende desde la entrada norte de la ciudad hasta el foro. La lluvia empezó a apretar más y apenas pudimos detenernos a contemplar esta calle y la plaza ovalada.

 

Jerash 6

Jerash – Cardus maximus columnado

 

Volviendo a la salida nos quedaba pendiente el hipódromo que habíamos dejado para la vuelta. Entramos un momento y subimos a las gradas, de este modo pudimos contemplar lo grande que era la pista por donde corrían los caballos en las carreras. No pudimos entretenernos mucho y decidimos volver al taxi.

Ciudadela de Ammán

Después de visitar Ajlun y Jerash tocaba volver a Ammán, tal como habíamos quedado en un principio. En vez de que nos dejase en el hotel, le dijimos al taxista si podía dejarnos en la Ciudadela. Durante la mañana apenas habíamos podido hablar con él porque casi no hablaba inglés. Utilizando Google traductor habíamos conseguido que parase a que cogiéramos un café y poco más. Ahora no conseguíamos hacernos entender para cambiar el destino.

Al final, el chico llamó a alguien y nos pasó su móvil para que hablásemos con él. Sergio le dijo que queríamos que nos dejase en la Ciudadela en vez de en el hotel y contestó que ningún problema. También nos preguntó si al día siguiente queríamos hacer más visitas. Le dijimos que queríamos visitar los castillos del desierto y que nos dejasen en Madaba, nos dijo que sin ningún problema y que nos enviarían a un taxista que hablase inglés. Después le devolvimos el móvil a nuestro conductor y el señor le transmitió el cambio de planes.

Llegamos finalmente a la Ciudadela y comprobamos que está un poco apartada, en lo alto de una colina. Pagamos al taxista y nos despedimos de él. Era mediodía pero no veíamos nada cerca para comer. Dudamos un poco pero decidimos entrar y comer después. Por suerte, nada más entrar había una cafetería y compramos unas pastas por 3JOD.

Lo primero que hicimos fue contemplar las vistas de Ammán. Desde la Ciudadela podía verse gran parte de la ciudad gracias a la altura de 850 metros de altitud de la colina donde está situada. Pudimos comprobar que los edificios son muy uniformes, la mayoría son del mismo color. También se veía el teatro de Ammán que teníamos pensado visitar más tarde, así que por el momento decidimos empezar con el recorrido a la Ciudadela.

 

Ciudadela de Amman 1

Ciudadela de Ammán - Vistas

 

La Ciudadela de Ammán ha estado habitada desde el Neolítico y por aquí han pasado imperios como el romano y el omeya. Una buena muestra es el Templo de Hércules que construyeron los romanos durante el siglo II y del cual solo se mantienen en pie unas pocas columnas, solo dos de ellas al completo. También están los restos de una gran mano tallada en piedra. Este es uno de los lugares más importantes de la ciudadela y donde encontramos más gente sacándose fotos.

 

Ciudadela de Amman 2

Ciudadela de Ammán – Templo de Hércules

 

En pocos minutos el cielo había oscurecido y empezaron a caer gotas, parecía que la lluvia nos seguía. Muy cerca del templo se encuentra el museo y nos metimos dentro para visitarlo y de paso cubrirnos de la lluvia.

El museo de la ciudadela no es muy grande, pero merece la pena visitarlo. Hay una exposición ordenada cronológicamente que va desde el Neolítico hasta la edad Moderna. Contiene artículos que se han encontrado en la misma colina y en sus alrededores, que muestran la evolución de la población de esta zona. Pueden encontrarse pequeñas figuras, collares, utensilios de cocina, tumbas y armas. No tardamos mucho en recorrer el lugar, pero nos entretuvimos un poco más esperando a que parase de llover.

 

Ciudadela de Amman 4

Ciudadela de Ammán - Museo

 

Cuando vimos que llovía menos decidimos salir y continuar con el recorrido por la ciudadela. Pasamos por unas cuevas que datan de la época del Neolítico y llegamos hasta la zona Omeya, donde se encuentran la cisterna y el palacio. Éste último es el edificio mejor conservado, tiene una forma cuadrada con una cúpula en la zona central. En el interior no hay nada, pero se puede cruzar para llegar a un patio trasero desde donde hay vistas de otra parte de la ciudad.

 

Ciudadela de Amman 5

Ciudadela de Ammán – Palacio Omeya

 

Al salir del palacio nos pusimos en dirección a la salida, pasando por los restos de una antigua iglesia bizantina. Aunque no queda mucho de este edificio si puede verse que era de grandes dimensiones. La lluvia parecía darnos una pequeña tregua y llegamos a la salida tranquilamente.

Teatro de Ammán

Desde la ciudadela al teatro había poco más de diez minutos caminando y decidimos bajar de la colina de este modo. Llegamos a la plaza que hay justo delante y desde aquí ya pudimos ver que éste es más grande que el que habíamos visto por la mañana en Jerash. De nuevo tuvimos que enseñar el Jordan Pass para acceder al recinto.

 

Teatro de Amman 1

Teatro de Ammán

 

El Teatro Romano de Ammán fue construido durante el siglo II d.c. y tenía aforo para 6 mil personas. Pasamos por el escenario y empezamos a subir por las gradas. Cuenta con tres pisos de asientos, en las localidades inferiores se sentaban los gobernantes, en el segundo nivel los militares y en el último el resto del público. En esta ocasión no llegamos hasta el nivel más alto, pero recorrimos gran parte de las localidades del teatro. Los escalones son muy altos y cansa un poco subirlos. Cuando estábamos bajando empezó a llover de nuevo.

 

Teatro de Amman 2

Teatro de Ammán

 

Vimos que a ambos lados había unas salas que hacían las funciones de museo y nos metimos dentro. Éstas contienen vestimentas y armas, pero también hay una representación de una escena de la época Moderna, con unas figuras que juegan a cartas y otras que toman té. La visita no nos llevó mucho rato, suficiente para que hubiera dejado de llover un poco.

 

Teatro de Amman 3

Teatro de Ammán - Museo

Ammán

Cuando salimos todavía chispeaba un poco y acabamos de sacar algunas fotos. Íbamos con nuestros chubasqueros pero de nuevo empezó a apretar la lluvia y decidimos entrar en el Ammán Heart, un restaurante de los alrededores. Apenas habíamos comido al mediodía y aunque eran las 5 de la tarde, decidimos pedir un par de platos para comer. Pedimos un sándwich de cordero en pan de pita y un shawarma con patatas. Mientras comíamos vimos por la ventana como la lluvia se había intensificado, tendríamos que esperar un rato antes de salir. Cuando vimos que el cielo daba una tregua pagamos los 10JOD que costaba la comida y volvimos caminando al hotel.

 

Comida 1

Comida – Sándwich de cordero

 

Comida 2

Comida - Shawarma

 

De camino pasamos por una de las calles principales de la capital, donde pese al día que hacía vimos que estaba bastante animada. Pasamos por delante de algunos locales que tenían buena pinta y en uno muy pequeño vimos que había mucha cola, la gente compraba dulces para llevar. Por ahora solo nos fijamos en algún lugar para cenar más tarde, por el momento teníamos ganas de volver al hotel para descansar un poco.

Después de ducharnos y descansar un buen rato decidimos volver a la calle. Necesitábamos cambiar dinero y fuimos a dar una vuelta por los alrededores. Volvimos a la calle principal y en el otro extremo encontramos una oficina de Western Union, donde tenían un buen cambio. Acabamos de dar una vuelta por la zona, pasando por delante de una gran mezquita y muchos locales.

Cuando empezaba a hacerse tarde buscamos un lugar donde cenar y al final nos decantamos por uno que estaba cerca del hotel, el Jerusalén Restaurant. Solo el nombre ya nos pareció curioso, pero además, las fotos de los platos tenían buena pinta. A pesar del nombre era de cocina típica jordana. Pedimos un Mansaf y otro plato que nos recomendó el camarero, pero no conseguimos entender el nombre. El primero es un plato de arroz con cordero y salsa de queso, uno de los platos más típicos. El segundo era una masa rellena de arroz, guisantes y carne. Ambos estaban muy buenos. Cuando acabamos de cenar el camarero insistió en que teníamos que probar los postres, llevó a Miriam hasta el mostrador para que los viera y eligió dos para probar. Tanto el baklava como el knafeh estaban muy buenos. Con los postres y la propina incluidos pagamos 14,5JOD, que no estaba nada mal para todo lo que habíamos comido.

 

Cena 1

Cena - Mansaf

 

Cena 2

Cena

 

Había sido un muy buen primer día en Jordania. Habíamos realizado las visitas planeadas pese a la lluvia y nos habían gustado mucho. También habíamos empezado a probar y disfrutar de la gastronomía jordana y empezábamos a conocer la hospitalidad de este pueblo. Nos fuimos a dormir con muy buen sabor de boca y con ganas de continuar visitando este país.

 

Día 1Día 3

 

Volver al menú Jordania, Israel y Territorios Palestinos

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

WEBS VIAJERAS AMIGAS

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".