Día 11 (09/04/2019) - Jerusalén

Jerusalén

Empezamos el día pronto porque teníamos ganas de visitar más a fondo la ciudad antigua de Jerusalén. El día anterior habíamos tenido una primera toma de contacto, pero hoy queríamos empezar a visitar los lugares más importantes y conocer parte de la gran historia que ha vivido esta zona del planeta.

Fuimos caminando por la calle del tranvía y paramos en SamBooki a desayunar. Tenían un gran surtido de bollería que llamaba mucho la atención. Pedimos unos bocadillos y un par de pastas pequeñas junto con un café con leche. Había que coger fuerzas para caminar toda la mañana. El desayuno nos costó 58ILS, que no nos pareció demasiado, teniendo en cuenta lo pagamos por una cerveza y un batido la tarde anterior. Sin entretenernos mucho más volvimos a la calle para llegar hasta Jaffa Gate.

 

Desayuno

Desayuno en SamBooki

Explanada de las Mezquitas

Tal como hicimos la tarde anterior, cruzamos por el barrio armenio para llegar hasta el judío. Ya nos conocíamos el camino y no sabíamos si había otro más rápido. Tuvimos que llegar hasta cerca del Muro de las Lamentaciones para encontrar la puerta que da acceso a la Explanada de las Mezquitas. Para poder entrar en esta zona de la ciudad, es necesario hacerlo por una rampa de madera que empieza al lado del muro. Solo es accesible de 7:30 a 11:30 y de 13:30 a 14:30. Pasado este tiempo las personas no musulmanas han de abandonar la explanada. Mientras cruzábamos la plataforma de madera pudimos observar como, de buena mañana, unos pocos judíos ya se habían acercado hasta el muro para rezar.

 

Acceso a la explanada de las mezquitas

Acceso a la Explanada de las Mezquitas

 

Muro de las lamentaciones 1

Muro de las Lamentaciones

 

Como su propio nombre indica, la Explanada de las Mezquitas es una plaza en la cual hay varias mezquitas. La más importante y bonita de todas ellas es la Cúpula de la Roca. Éste es el tercer lugar más sagrado para los musulmanes y el primero para los judíos. Curiosamente estos últimos no pueden acceder al interior para rezar, pero eso lo aprenderíamos en el tour que teníamos planeado para la tarde. Lo primero que hicimos al entrar fue fijarnos en este edificio, pero decidimos ir en orden y acercarnos más tarde.

 

Cupula de la Roca 1

Cúpula de la Roca

 

De este modo nos fijamos primero en la mezquita Al-Aqsa, la más grande y cercana a la puerta de acceso. Fue construida a principios del siglo VIII por el califa omeya Al Walid y puede albergar hasta 5.000 fieles. Como suele pasar en la mayoría de mezquitas, al no ser musulmanes no pudimos entrar y tuvimos que conformarnos con ver el edificio desde fuera. Recorrimos parte de su perímetro para verla desde diferentes ángulos antes de continuar el recorrido.

 

Al Aqsa 1

Mezquita Al-Aqsa

 

Al Aqsa 2

Mezquita Al-Aqsa

 

Desde el extremo más oriental de la explanada, la que queda junto a la muralla exterior, pudimos ver el Monte de los Olivos. Un lugar al que teníamos intención de ir en los próximos días. Por ahora podíamos contemplarlo desde la lejanía y hacernos una idea de lo que nos encontraríamos cuando lo visitásemos.

 

Vistas del monte de los olivos

Vistas del Monte de los Olivos

 

Había llegado el momento de dirigirse al centro de la explanada para ver la Cúpula de la Roca. El edificio más importante y peculiar, con una forma octogonal y una cúpula en el techo bañado en pan de oro. Fue construida a finales del siglo VII por el califa omeya Abd al-Malik, donde originalmente estuvieron el Primer Templo de Salomón y el Segundo Templo de Herodes.

La plaza no estaba muy concurrida y sacamos el trípode para sacar montones de fotos. Después de sacar unas cuantas se acercó un miembro de seguridad para decirnos que no podíamos tocarnos estando en la explanada. Nos había visto sacándonos algunas fotos dándonos la mano o dándonos un abrazo y vino a decirnos que eso no podía hacerse. Hay que decir que nos lo dijo de muy malas maneras, no sabíamos que no podíamos hacerlo y nadie nos había avisado antes, de haberlo sabido no lo hubiéramos hecho. Después de eso, obviamente, no volvimos a tocarnos hasta salir del recinto.

 

Cupula de la Roca 2

Cúpula de la Roca

 

Cupula de la Roca 3

Cúpula de la Roca

 

Continuamos recorriendo el espacio que hay alrededor de la cúpula y descubriendo las diferentes construcciones. Además de mezquitas de mayor o menor tamaño, también hay otras curiosidades como es el arco de los cruzados o una escuela del islam entre otros. Bajamos las escaleras y caminamos por los jardines de la explanada, pero al ver que no había mucho más por visitar nos encaminamos hacia la salida.

 

Explanada de las mezquitas 1

Explanada de las Mezquitas – Arco de los cruzados

 

Antes de salir no pudimos evitar volver cerca de la Cúpula de la Roca y sacar algunas fotos más. Encontramos a una familia extranjera que nos pidió una foto, se juntaron todos para el momento y se acercó otro miembro de seguridad para llamarles la atención por tocarse. Después nos devolvieron el favor con la instantánea. Se acercaba la hora en que cerraban el acceso a los no musulmanes y tuvimos que salir por una puerta diferente a la que habíamos accedido a la explanada.

 

Cupula de la Roca 4

Cúpula de la Roca

Torre de David

El siguiente lugar que fuimos a visitar fue la Torre de David. El día anterior habíamos visto que cerraban pronto por la tarde y pensamos que sería buena idea ir a visitarlo antes de comer, por si después no llegábamos a tiempo. Para poder entrar tuvimos que pagar 21ILS por persona, también estaba la opción de pagar por una audioguía pero declinamos comprarla.

La Torre de David es una antigua ciudadela construida durante el siglo II a.c. Originalmente era el palacio de Herodes, pero los bizantinos se confundieron pensando que era el de David y de ahí su nombre actual. Cuando llegaron los romanos utilizaron el lugar como cuartel, antes de que el imperio se convirtiera al cristianismo y que lo utilizaron los monjes. En el siglo VII llegaron los árabes y posteriormente pasaron por este lugar los cruzados, seguidos de mamelucos y otomanos.

 

Torre de David 1

Torre de David

 

Al entrar, subimos unas escaleras para llegar a una de las zonas más elevadas. Desde aquí había unas magníficas vistas de casi toda la ciudad vieja y parte de la nueva. Pudimos ver hasta la Cúpula de la Roca, que habíamos visitado minutos atrás con el Monte de Olivos al fondo. Estuvimos unos minutos mirando en todas direcciones intentando identificar los diferentes edificios que podían verse.

 

Torre de David 2

Vistas desde la Torre de David

 

Las primeras salas que fuimos recorriendo explicaban la historia de la ciudadela. Estaba llena de grupos de turistas y casi no se podía ni entrar. Entramos en un par de salas y tampoco vimos que hubiese gran cosa, así que, decidimos pasar un poco por encima esta parte y recorrer el interior de la muralla. Pasamos por el minarte que construyeron los mamelucos durante la época en que gobernaron la ciudad.

 

Torre de David 3

Torre de David - Minarete

 

Después de recorrer el recinto por las alturas de la muralla, descendimos por las escaleras. Llegamos a otra parte del museo donde se explicaba la época de los cruzados. Entramos y vimos varias estatuas de las diferentes ordenes de soldados que llegaron para defender la ciudad.

 

Torre de David 5

Torre de David

 

Volvimos al exterior y recorrimos la zona interior de la ciudadela. Había ruinas de antiguos edificios que no habían soportado el paso de los años. También estaba lleno de zonas ajardinadas que llenaban de verdor el recinto. Casi sin darnos cuenta llegamos de nuevo a la entrada. Aprovechando que estábamos junto a Jaffa Gate decidimos volver al hotel antes de continuar con las visitas.

Vía Dolorosa y Santo Sepulcro

A continuación, queríamos recorrer parte del barrio cristiano y cuando volvimos a la ciudad vieja entramos por Damasco Gate. Esta entrada deja directamente en el barrio musulmán, que encontramos lleno de gente y tiendas.

 

Puerta de Damasco

Puerta de Damasco

 

Bajamos por la calle hasta llegar a la Vía Dolorosa. Queríamos realizar el recorrido que hizo Jesús con la cruz a cuestas, desde que fue condenado hasta que fue crucificado en el Calvario. Nos costó encontrar el principio del camino que empieza cerca de la puerta de los leones. En total hay 14 estaciones y todas ellas están marcadas con una placa en números romanos, aunque algunas son difíciles de encontrar.

La I estación está dentro de la escuela islámica de Al-Omariyeh, pero no conseguimos encontrarla y no siempre se puede acceder. Se cree que en este lugar es donde Jesús fue interrogado por Poncio Pilato y posteriormente condenado. La II estación se encuentra en la iglesia franciscana de la Condena, donde se le entregó la cruz a Jesús. Justo al lado está la capilla de la Flagelación, donde Jesús fue azotado. Unos metros más adelante entramos en la prisión de Jesús, convertida en iglesia ortodoxa en la actualidad. En el interior hay varias celdas y en una de ellas estuvo Jesús, en un banco de piedra con dos agujeros, para meter las piernas atadas con grilletes por debajo.

 

Via Dolorosa 1

Vía Dolorosa - Capilla de la Flagelación

 

Via Dolorosa 2

Vía Dolorosa – Prisión de Jesús

 

Continuamos hasta una pequeña capilla católica armenia, donde se encuentra la III estación y conmemora la primera caída de Jesús con la cruz. Justo al lado se encuentra la IV parada en la iglesia de Nuestra Señora del Espasmo. En este lugar Jesús reconoció a su madre entre la multitud. Entramos para ver el interior del santuario, pero no nos entretuvimos demasiado.

El taxista que nos había llevado desde Eilat hasta el Mar Muerto, nos había recomendado comer en el restaurante Abu Shukri que se encuentra en la Vía Dolorosa. Habíamos calculado llegar a esta zona a la hora de comer y sin dudarlo accedimos al interior del local. Estaba lleno y tuvimos que esperar unos minutos hasta que nos dieron mesa. Pedimos hummus, falafel y baba ghanoush que acompañaron con ensalada y pan de pita. Tal como nos habían dicho el hummus estaba muy bueno, aunque creemos que nos quedamos con el de la primera noche en Ammán. En total la comida nos costó 70ILS, unos 17€ al cambio que no era caro para estar en Israel.

 

Comida

Comida en Abu Shukri – Hummus, Falafel y Baba Ghanoush

 

Reemprendimos el camino de la Vía Dolorosa con la V estación que estaba a pocos metros del restaurante. En este punto tuvo lugar el encuentro entre Jesús y Simón de Cirene, quién llevó la cruz hasta el monte Gólgota. Aquí se puede ver una marca en la pared, según cuenta la historia es del propio Jesús. Un poco más adelante encontramos la VI estación, donde una mujer llamada Verónica secó la cara de Cristo. En el interior de la iglesia que se levanta en este punto, está la tumba de esta mujer y se conserva el paño con la marca del rostro de Jesús.

 

Via Dolorosa 3

Vía Dolorosa – V estación

 

Seguimos la calle para entrar en el barrio cristiano y en pocos minutos llegamos a la VII estación, donde tuvo lugar la segunda caída de Jesús. Entramos en la capilla que hay en este punto para hacer una rápida visita. Continuamos caminando para llegar al monasterio griego de San Charalambos, que se corresponde con la VIII estación y encontrar una cruz ennegrecida en la pared. Este es el lugar donde se cuenta que Jesús consoló a unas mujeres y les dijo que lloraran por ellas y sus hijos, pero no por él.

 

Via Dolorosa 4

Vía Dolorosa – Capilla de la VII estación

 

La IX estación se encuentra un poco más adelante, donde solo hay una columna que indica la tercera caída de Jesús. El resto de estaciones están en el interior del Santo Sepulcro. Se puede llegar de dos maneras, una siguiendo las indicaciones que hay en la calle y otra atravesando el Monasterio Etíope. Nosotros optamos por la segunda opción.

El Monasterio Etíope se encuentra en la zona noreste del Santo Sepulcro. Aquí se halla una comunidad de monjes que viven en un claustro construido por los cruzados. Recorrimos las diferentes estancias pasando por pasillos y una pequeña capilla llena de cuadros. Dentro del monasterio tuvimos la sensación de no saber adonde íbamos, pero finalmente llegamos a la entrada del Santo Sepulcro.

 

Santo Sepulcro 1

Monasterio Etíope

 

Accedimos por la entrada de los coptos al que es seguramente el lugar más sagrado para los cristianos. Era momento de recorrer el interior y ver las últimas estaciones. Lo primero que encontramos fue la Piedra de la Unción, donde Jesús fue ungido antes de ser sepultado. Subiendo por unas escaleras que hay a la derecha se accede a la Capilla del Calvario que está dividida en dos salas. En la primera es donde Jesús fue despojado de sus vestiduras en la X estación, para después ser clavado en la cruz que se corresponde con la XI estación. En la segunda tenemos la XII estación donde se colocó la cruz y la XIII donde bajaron el cuerpo de Jesús para entregarlo a María.

 

Santo Sepulcro 2

Santo Sepulcro – Piedra de la Unción

 

Santo Sepulcro 3

Santo Sepulcro – Lugar de la crucifixión

 

Finalmente, llegamos a la XIV estación y quizá la más importante, el lugar donde Jesús fue enterrado para resucitar al tercer día. Recorrimos un poco rápido los puntos más importantes del interior porque había muchísima gente. La Basílica del Santo Sepulcro es muy grande y llena de puntos de interés, se necesitan un par de horas para poder verlos todos. Por nuestra parte, en esta ocasión no teníamos tiempo, pero podríamos volver en los próximos días con más tranquilidad.

 

Santo Sepulcro 4

Santo Sepulcro

 

Por el momento, salimos y nos encaminamos hasta Jaffa Gate. Desde ahí salía un free tour en español que no nos queríamos perder, para poder saber más de la ciudad vieja de Jerusalén y su historia.

Ciudad Vieja de Jerusalén

Salimos cruzando por Jaffa Gate para encontrar el punto de reunión con el grupo del free tour. No nos gustan los viajes organizados porque preferimos viajar con libertad, pero hacer algunas excursiones o free tours es algo que recomendamos, es una buena manera de aprender mucho de los lugares que se visitan. En esta ocasión estábamos visitando una de las ciudades con más historia del mundo y queríamos conocer lo máximo posible.

Nos juntamos un grupo de cerca de 20 personas. Llegada la hora nos pusimos en marcha con Shay, el chico que nos haría de guía. Empezamos adentrándonos en el barrio cristiano para llegar al Santo Sepulcro, de donde veníamos nosotros. En esta ocasión no entraríamos y solo nos quedaríamos frente a la entrada principal.

La Basílica del Santo Sepulcro está construida sobre el monte Gólgota, llamado monte del Calvario en la Biblia. Este es el lugar donde según los evangelios Jesús fue crucificado. Según la Biblia la crucifixión tuvo lugar fuera de las murallas pero la basílica se encuentra en el interior. Esto es porque durante la historia de la ciudad las murallas han sido modificadas variando sus límites. En la época de Jesús esta zona se encontraba fuera de los muros y en la actualidad en el interior. Este lugar es uno de los más sagrados para los cristianos y fue mandado construir por el emperador romano Constantino, en el punto donde su madre Elena encontró evidencias de que había sido enterrado Jesús.

El Santo Sepulcro es tan importante que hasta 6 comunidades diferentes (ortodoxos, etíopes, armenios, franciscanos, coptos y sirios) conviven en la basílica. Después del gran cisma de la iglesia que provocó la separación en varias comunidades, empezó la pelea por ver quién gobernaba en el Santo Sepulcro y discutían por todo, como cuando le tocaba a una iglesia realizar los rezos por ejemplo. Finalmente, los otomanos en el año 1852 hicieron que se firmara un "status quo" por el cual, cada comunidad tiene sus horarios para disponer de las diferentes zonas para poder hacer rezos y otras actividades religiosas. De hecho, las llaves para abrir la puerta la tienen dos familias musulmanas que viven en la ciudad vieja y son los encargados de abrir y cerrar la basílica todos los días.

 

Santo Sepulcro 5

Santo Sepulcro

 

Después de esta gran explicación sobre el Santo Sepulcro, continuamos caminando para adentrarnos en el barrio musulmán, el más grande y poblado de la ciudad vieja. Nos detuvimos frente a una casa pintada de una manera muy curiosa.

Para los musulmanes hay 3 lugares sagrados, el primero y más importante es La Meca donde deben peregrinar una vez en la vida, el segundo se encuentra en la ciudad de Medina y el tercero se encuentra en la explanada de las mezquitas de Jerusalén. Para ser un buen musulmán hay que seguir sus 5 pilares básicos, el primero es decir "No hay más dios que Alá y Mahoma es su profeta", lo cual dicen al empezar sus oraciones, el segundo es rezar cinco veces al día, el tercero ayunar durante el Ramadán, el cuarto es dar limosna a los pobres, se considera que con un 2,5% de su sueldo es suficiente, y el quinto es visitar al menos una vez en la vida La Meca. Los cuatro primeros son relativamente asumibles por cualquiera pero el quinto es más complicado, sobre todo en la antigüedad sin los transportes de hoy en día. Entonces la gente que lo consigue, para demostrar que lo han hecho, pinta la entrada de su casa con dibujos de La Meca y otros símbolos del islam.

 

Ciudad vieja Barrio musulman

Barrio musulmán

 

A continuación llegamos al barrio judío. Primero hicimos una parada junto a la sinagoga Hurva. Su nombre significa ruina o derruida, porque la sinagoga ha sido destruida en más de una ocasión a lo largo de la historia. El edificio que se puede ver en la actualidad fue inaugurado en el año 2010. Shay nos explicó que a pesar de que mucha gente piensa que debe ser el lugar más sagrado para los judíos en realidad no lo es. También aprendimos que para que un edificio sea considerado como sinagoga basta con que en su interior haya una Torá.

Caminamos un poco más para llegar a una zona desde la cual podía verse el Muro de las Lamentaciones. El lugar más sagrado para el judaísmo se sitúa donde estaba construido el Templo de Salomón, donde actualmente se encuentra la Cúpula de la Roca. Los judíos tienen prohibida la entrada al interior de esta mezquita, y por tanto, rezar en su lugar más sagrado. La zona más cercana en la que pueden realizar sus rezos es precisamente el Muro de las Lamentaciones, por eso, es ahí donde se reúnen la mayoría de judíos ortodoxos para rezar. Solo el Sumo Sacerdote puede acceder a la Cúpula de la Roca el día del Yom Kipur.

 

Muro de las lamentaciones 2

Muro de las Lamentaciones

 

Avanzamos en nuestro recorrido para llegar al barrio armenio, el menor de los cuatro que hay en la ciudad vieja. Éste es muy peculiar porque se encuentra tras un muro y no se puede acceder. Antiguamente era imposible cruzarlo pero en la actualidad hay un par de calles que permiten hacerlo sin tener que rodear todo el barrio. De todos modos es imposible pasar sus muros. El pueblo armenio fue perseguido y masacrado por los turcos, aunque este hecho no está reconocido, como sí lo está el caso del genocidio que cometieron los nazis con los judíos. Por este motivo se encierran tras los muros, a modo de defensa.

Para acabar con la visita llegamos a la Torre de David, que nosotros ya habíamos visitado por la mañana. Shay nos explicó un poco la historia del lugar y resumió la vida de Herodes I el Grande, quien fortificó la ciudadela con tres torres. Después de las explicaciones le dimos a Shay 60ILS, aunque sea un free tour lo normal es pagar lo que se considere al guía.

Durante el tour habíamos estado hablando con un grupo de argentinos. Tanto a ellos como a nosotros nos habían recomendado probar los dulces en Jaffar Sweets. Como ninguno sabía donde estaba nos juntamos para ir a buscar este local. Nos perdimos un poco por las estrechas calles del barrio musulmán, pero después de preguntar a un par de personas conseguimos encontrar el Jaffar Sweets. Probamos un baklava y un knafeh que estaban muy buenos, de nuevo la recomendación había sido buena.

 

Merienda

Jaffar Sweets

 

Llevábamos casi todo el día recorriendo los diferentes barrios de la ciudad vieja. Así que nos despedimos del grupo de argentinos y volvimos al hotel a descansar un poco.

Jerusalén

Aprovechamos que no era demasiado tarde para ir a una lavandería que había cerca de nuestro hotel. Tanto la lavadora como la secadora funcionaban con monedas pequeñas y no teníamos casi ninguna. Fuimos a pedir cambio a un bar que había al lado pero nos dijeron que no. Empezamos a buscar por los alrededores y entramos en una tienda pequeña a comprar agua y le pedimos que nos diera el cambio en monedas pequeñas. El chico nos dijo que venía mucha gente a pedirle cambio para la lavandería. Una vez con monedas suficientes pudimos lavar nuestra ropa.

Cuando llegó la hora de cenar salimos a la calle y recorrimos un poco la zona. Hay mucha variedad de restaurantes y finalmente nos decantamos por entrar en Rimon Cafe. Pedimos dos platos de pasta para salirnos un poco de la comida local de los últimos días. La comida estaba muy buena, pero encontramos que fue un poco caro ya que nos costó 158ILS, cerca de 40€ al cambio.

 

Cena 1

Cena

 

Hoy había sido un día de muchas visitas para conocer la singularidad de la ciudad vieja de Jerusalén y su historia. Al día siguiente queríamos adentrarnos en Palestina. Volvimos al hotel para descansar de lo mucho que habíamos caminado hoy y estar listos para la realidad que nos tocaría ver al día siguiente.

 

Día 10Día 12

 

Volver al menú Jordania, Israel y Territorios Palestinos

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

WEBS VIAJERAS AMIGAS

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".