Día 12 (10/04/2019) - Jerusalén ➞ Hebrón ➞ Belén ➞ Jerusalén

Jerusalén

Hoy era un día especial en el viaje a Jordania e Israel, teníamos pensado visitar las ciudades de Belén y Hebrón en los Territorios Palestinos. No queremos entrar a hablar de política, pero es inevitable explicar un poco la situación del país durante el diario de este día. Para empezar, si miramos Palestina en un mapa, éste no es un territorio continuo sino que es más bien como un dálmata, ya que podría verse como unas manchas repartidas sobre la zona. Esto es porque las ciudades pertenecen a Palestina, aunque no el 100% de su territorio, pero además las carreteras son propiedad de Israel.

Salimos del hotel sobre las 7 de la mañana para tener tiempo de ir y volver de Palestina. Hicimos una corta parada como el día anterior en SamBooki para desayunar. Después subimos al tranvía para llegar cerca de la puerta de Damasco desde donde salen los autobuses. Para llegar a Belén hay dos opciones, una es la línea 24 o 124 que se detienen en el lado israelí, y por tanto, hay que cruzar el muro a pie para después coger un taxi. La segunda es coger la línea 21 o 121 que hacen parada dentro de la zona palestina de Belén. Nuestra intención era coger la primera opción, pero cuando llegamos a la parada de autobuses esperamos un rato y solo apareció el de la línea 121. Subimos a éste y pagamos 7ILS cada uno por el billete solo de ida.

Belén

El trayecto que va desde Damasco Gate hasta Belén fue muy tranquilo y duró algo más de media hora. Pasamos el control de entrada a Palestina sin detenernos y nos bajamos en la última parada, la que dejaba más cerca del centro de la ciudad. Nuestra intención era ir andando hasta el centro y después decidir que hacíamos. Nada más bajar del autobús se acercaron unos cuantos taxistas para ofrecernos sus servicios. Empezamos a tantear precios para que nos llevaran hasta Hebrón y nos trajeran de vuelta. Al principio nos dieron un precio de 400ILS y dijimos que no. Mientras nos íbamos fueron bajando un poco el precio pero nos seguía pareciendo demasiado. Pensamos que si nos alejábamos un poco de esa zona encontraríamos otra manera de llegar.

Cuando ya pensábamos que no nos dejarían ir, apareció otro taxista que rebajó el precio a 300ILS. Sabíamos que si conseguíamos dar con el autobús que hace el recorrido sería más económico, pero también tardaríamos más y no tendríamos tanta libertad de movimientos. Además ayudábamos directamente a una familia palestina. Así que decidimos ceder y aceptar la oferta de este último taxista.

El conductor era muy hablador y nos estuvo explicando un poco la realidad del país y como viven el día a día. En las ciudades hay una zona para los israelíes y está protegida para que los palestinos no puedan entrar. Las carreteras también están llenas de torres de vigilancia y fuimos viendo algunas mientras nos dirigíamos a Hebrón. También nos dijo que la única manera que tienen para salir del país es cruzando la frontera con Jordania, no les dejan cruzar a Israel y no tienen ni aeropuertos ni salida por mar.

 

Palestina

Torre de control

Hebrón

El trayecto hasta Hebrón duró alrededor de una hora y apenas encontramos tráfico por las carreteras. Cruzamos pequeños pueblos en los que pudimos ver como las zonas para los israelíes están protegidas por muros y militares que controlan las entradas. Una vez llegamos a Hebrón fuimos directamente a la Tumba de Abraham, el padre de las tres religiones monoteístas más importantes de esta zona del planeta, que son el judaísmo, el cristianismo y el islam.

La Tumba de Abraham está en el interior de una mezquita. Para poder entrar tuvimos que esperar detrás de unos tornos de seguridad hasta que nos dejaron pasar. Cuando llegamos no había nadie, pero poco a poco fue llegando gente que se empezó a impacientar porque no dejaban entrar. Tuvimos que esperar unos minutos hasta que desbloquearon el torno y pudimos acceder.

El edificio es una mezquita, y como tal, Miriam tuvo que cubrirse la cabeza para poder entrar. También tuvimos que descalzarnos para no manchar la moqueta que cubre todo el suelo. En la primera sala había dos pequeñas edificaciones en forma de casa, se trataban de las tumbas de Isaac (hijo de Abraham) y su mujer. En otra sala más pequeña estaba la Tumba de Abraham, pero ésta estaba en el interior de otra habitación aún más pequeña y solo podía verse a través de una ventana abierta. Estuvimos unos minutos recorriendo el interior de la mezquita, pero faltaba poco para la hora del rezo y tuvimos que salir.

 

Hebron Tumba de Abraham 1

Tumbas de Isaac y su mujer

 

Hebron Tumba de Abraham 2

Tumba de Abraham

 

El taxista nos estaba esperando en la entrada para volver al vehículo. Durante el trayecto de ida nos había estado mostrando otros lugares que visitar, pero nosotros solo queríamos ver Hebrón y Belén. Además ya pensábamos que nos estábamos gastando demasiado en taxi como para aumentar el importe. Le dijimos que queríamos mantener lo pactado de inicio, que era ver la Tumba de Abraham, el muro y que nos dejase en la iglesia de la Natividad. Cuando vio que ya no íbamos a hacer más visitas, y por tanto, no iba a ganar más dinero, el taxista hablador y que nos explicaba como vivían cambió a uno que no hablaba para nada.

Belén

Al llegar a Belén hicimos una primera parada en un cajero para sacar dinero. Antes de subir al taxi habíamos pactado hacer una parada en un cajero, ya que, apenas llevábamos efectivo. Sacamos un poco más de lo que teníamos que pagar al taxista y nos pusimos en dirección a nuestra próxima parada.

El muro que separa Palestina e Israel está formado por bloques de hormigón muy altos, además hay torres de vigilancia y cámaras. En el lado palestino, el que pudimos ver de cerca, está lleno de grafitis. Algunos mejor hechos que otros y algunos muy originales, pero todos llevan el mismo mensaje de libertad al pueblo palestino.

 

Palestina Muro 1

Palestina - Muro

 

Palestina Muro 2

Palestina - Muro

 

Habíamos finalizado las visitas que habíamos pactado con el taxista, así que nos llevó hasta la iglesia de la Natividad. Cuando fuimos a pagarle nos pidió que le diéramos propina. El precio del taxi ya nos parecía caro y su cambio de comportamiento cuando vio que no íbamos a aceptar que nos llevara a más sitios no nos había gustado. Aun así insistió un poco y sabiendo los problemas que sufren, acabamos dándole otros 15ILS de propina.

Faltaba poco para las dos de la tarde y decidimos ir a comer primero. Delante de la iglesia hay una plaza, donde hay varios locales y entramos en el restaurante The Square que recomendaban en algunos blogs que seguimos. Realmente es una muy buena recomendación, además de un local limpio, moderno y con buen servicio, la comida estaba muy buena. Pedimos dos platos para compartir y en total nos costó 108ILS, más otros 10 que dimos de propina porque realmente lo merecían.

 

Comida 1

Comida en The Square

 

Comida 2

Comida en The Square

 

Había llegado el momento de visitar la Basílica de la Natividad, el lugar donde según los evangelios nació Jesús. En el interior se encuentra la cueva donde tuvo lugar el nacimiento. La iglesia se construyó encima en el siglo IV por orden del emperador Constantino en el año 326 d.c. Entramos y descubrimos que había un patio interior desde el cual se podía acceder a varios edificios. Para entrar al principal había que agacharse, para poder pasar por la puerta de la humildad.

 

Iglesia de la Natividad 1

Basílica de la Natividad

 

Al cruzar la puerta nos encontramos con una nave muy grande que estaba en obras. Se trataba de la basílica original que mandó construir Constantino. Está compartido por la iglesia ortodoxa griega, la iglesia apostólica armenia y la católica, aunque los ortodoxos sirios y coptos también tienen derechos. Es una estancia que está llena de imágenes religiosas y está completamente decorada, sobre todo cerca del altar. Lo que más nos llamó la atención es ver bolas de colores que se parecían a las típicas que ponemos en los árboles de Navidad. En el lateral derecho vimos que había mucha gente haciendo cola y supusimos que era el acceso a la cueva donde nació Jesús, conocido como portal de Belén. Habíamos llegado en hora punta y nos tocó esperar para poder entrar a este lugar.

 

Iglesia de la Natividad 2

Basílica de la Natividad

 

Estuvimos haciendo cola algo más de media hora para poder entrar en la cueva. Descendimos por unas escaleras que había detrás del altar, para llegar a una habitación pequeña solo iluminada por velas. En una de las paredes había un hueco con una marca en el suelo, un agujero rodeado por una estrella dorada de 14 puntas. Este es el punto donde se cree que nació Jesús, uno de los lugares más importantes del cristianismo. Había muchísima gente a esta hora y apenas tuvimos tiempo de agacharnos un momento para tocar la estrella y sacar un par de fotos rápidas. No pudimos entretenernos mucho antes de salir por otra escalera.

 

Iglesia de la Natividad 4

Basílica de la Natividad – Lugar del nacimiento de Jesús

 

De nuevo en la gran sala principal volvimos a cruzar por la puerta de la humildad y de aquí salimos al patio interior. Recorrimos un poco más esta zona y vimos que había otra iglesia más pequeña pero mucho más nueva. La entrada era más parecida a lo que estamos acostumbrados para una iglesia. En el interior vimos una gran sala con bancos y un altar sencillo al fondo, muy parecida a una iglesia convencional.

 

Iglesia de la Natividad 5

Basílica de la Natividad

 

Todavía nos quedaba otra visita que realizar en Belén. A pocos metros de la Basílica de la Natividad se encuentra la Capilla de la Gruta de la Leche. El edificio es una iglesia monasterio perteneciente a la orden de los franciscanos. Aquí es donde se cree que se escondió la Sagrada Familia durante la matanza de los inocentes antes de huir a Egipto. La entrada es gratuita y a diferencia de la basílica estaba vacía. Recorrimos el interior solos, recorriendo las pequeñas habitaciones y pasillos. Es un lugar tranquilo y que sin ser religiosos no encontramos especialmente interesante, así que, no tardamos mucho en salir.

 

Gruta de la leche 1

Capilla de la Gruta de la Leche

 

Gruta de la leche 2

Capilla de la Gruta de la Leche

 

Teníamos que regresar a la parada de autobús donde nos habían dejado por la mañana. Fuimos caminando para así ver un poco el centro de la ciudad. Paseando por estas calles no daba la sensación de que se vivía bajo la presión de Israel, pero ya lo habíamos visto en nuestra visita a Hebrón y por lo que nos había contado el taxista. La ciudad nos recordó un poco a las que habíamos visitado en Jordania, había muchas tiendas y gente paseando así como un poco de tráfico. En poco más de 15 minutos llegamos a la estación, justo a tiempo para poder subir a un autobús.

 

Belen 1

Belén

 

Belen 2

Belén

 

En esta ocasión, cuando llegamos al puesto de control, el autobús se detuvo y tuvimos que bajar con nuestras pertenencias. El vehículo se movió unos pocos metros para cruzar el control y nosotros tuvimos que volver a subir. Este control no lo pueden pasar los palestinos que no tienen un permiso especial o doble nacionalidad. Nos pusimos de nuevo en marcha y en una media hora llegamos a la estación que hay frente a Damasco Gate.

Jerusalén

Antes de volver al hotel, optamos por entrar en la ciudad vieja aprovechando que estábamos junto a una de sus puertas. El día anterior no habíamos tenido tiempo de visitar completamente el interior del Santo Sepulcro. Todavía era temprano y teníamos tiempo de hacer una visita a este lugar sagrado.

Nada más llegar vimos que a diferencia del día anterior la entrada estaba vacía. Entramos y nos avisaron que no podíamos acercarnos hasta la Piedra de la Unción porque, iban a realizar una misa que dura unos pocos minutos. Decidimos quedarnos para ver como era. En apenas unos segundos empezaron a aparecer unos pocos monjes cantando y que fueron pasando por delante de este lugar sagrado. Tal como nos habían dicho, apenas tardaron unos pocos minutos en pasar y nos dejaron continuar con la visita.

 

Santo Sepulcro 1

Santo Sepulcro

 

Santo Sepulcro 2

Santo Sepulcro – Piedra de la Unción

 

Primero subimos las escaleras para ver el lugar de la crucifixión. De nuevo había mucha cola para poder tocar el punto exacto donde Jesús fue crucificado y descartamos ponernos a la cola. Fuimos a recorrer el resto de la basílica, llena de capillas y estancias con altares, tumbas, cruces, pinturas y estatuas. Pasamos por la capilla de Santa Helena, donde según la leyenda encontró tres cruces enterradas en este lugar. En su conjunto el edificio es un poco laberíntico cuando se recorre por primera vez.

 

Santo Sepulcro 3

Santo Sepulcro

 

Dejamos para el final entrar en lo que es realmente el Santo Sepulcro, el lugar donde se cree que está enterrado el cuerpo de Jesús. Para poder entrar a esta pequeña habitación había que hacer una gran cola, lo pensamos un poco pero finalmente decidimos unirnos y esperar para entrar. Después de aproximadamente media hora conseguimos llegar a la puerta. Para entrar tuvimos que agacharnos y poder acceder frente a la tumba, donde caben apenas tres o cuatro personas, más un vigilante que impide que se puedan hacer fotos o quedarse más que unos pocos segundos.

 

Santo Sepulcro 4

Santo Sepulcro

 

Por hoy habían sido muchas visitas religiosas, incluyendo el lugar del nacimiento y de la muerte de Jesús. Llevábamos todo el día fuera y decidimos ir un rato al hotel a descansar.

Antes de la hora de cenar salimos y fuimos hasta el mercado Mahane Yehuda. Éste es muy grande y contiene una gran variedad de tiendas de alimentación, fruta, verdura, carne, pescado, especias, bollería y también bares. Dimos una vuelta para recorrer todo el recinto y descubrir algunos productos curiosos.

 

Mercado Mahane Yehuda 2

Mercado Mahane Yehuda

 

Era hora de cenar y teníamos anotados un par de restaurantes por la zona. Entramos en el Hachapuri un restaurante georgiano. Desconocíamos por completo en que consistía la gastronomía de ese país pero estábamos dispuestos a descubrirlo. Uno de los platos más típicos consiste en un pan cubierto con queso, huevo, champiñones, patatas u otros. Cogimos dos diferentes para compartir y probar diferentes sabores. La verdad es que nos gustó mucho y ya tenemos otro motivo para en un futuro visitar Georgia. La cena nos costó en total 101ILS, un precio no demasiado caro para lo que estábamos pagando en Jerusalén.

 

Cena

Cena en Hachapuri

 

El hotel estaba a más de 15 minutos y el camino de vuelta se nos hizo un poco largo. Habíamos tenido un día muy completo y solo nos quedaban ganas de volver a la habitación a descansar.

 

Día 11Día 13

 

Volver al menú Jordania, Israel y Territorios Palestinos

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

WEBS VIAJERAS AMIGAS

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".