Día 6 (15/03/2018) - Te Anau ➞ Milford Sound ➞ Te Anau ➞ Queenstown

Parking del DOC en Te Anau

Volvimos a despertarnos muy pronto, aunque nos habíamos ido a dormir tarde la noche anterior. Todavía no habíamos conseguido adaptarnos al cambio horario. Aprovechamos para desayunar y dejar todo recogido. Hoy era el segundo día del viaje marcado en rojo, íbamos a ver los fiordos de ¡¡¡Milford Sound!!!, una de las mejores visitas de Nueva Zelanda y teníamos muchas ganas de verlo.

Milford Sound

Por primera vez en el viaje íbamos bien de tiempo, pero al poco de salir encontramos un atasco. Nos sorprendió ver que el motivo era que cientos de vacas estaban cruzando la carretera. Estuvimos unos minutos detenidos hasta que pudimos continuar. Sufrimos una segunda parada por el mismo motivo y empezamos a ir justos para llegar al crucero que teníamos reservado a las nueve y media. Habíamos realizado la reserva desde España por 45NZD por cabeza.

 

De Te Anau a Milford Sound

De Te Anau a Milford Sound

 

El paisaje que vimos mientras nos acercábamos a Milford era espectacular, pero no podíamos detenernos. Dejaríamos las fotos para la vuelta. Antes de llegar al puerto había que descender unos cuantos metros y cruzar una montaña. Para cruzarla había que hacerlo por el túnel Homer, de 1200 metros de longitud y un gran desnivel. Este túnel es de un solo carril y estaba regulado por un semáforo para que en cada turno pasasen coches en un solo sentido.

Cuando llegamos al puerto fuimos a buscar parking para la autocaravana. Era pronto y el parking ya estaba muy lleno, pero logramos encontrar un lugar para poder estacionar. Sin perder tiempo fuimos a las taquillas para preguntar por nuestro crucero. Faltaban apenas unos 5 minutos cuando llegamos al muelle. Subimos al barco con muchas ganas de empezar la travesía.

El día no acompañaba demasiado, estaba nublado y llovía un poco. Pero como leímos después en un letrero, en esta zona llueve unos 200 días al año. Así que lo más probable era tener un día como el que tuvimos. En realidad, que llueva es bueno para hacer un crucero por los fiordos. Esto hace que haya más cascadas de agua cayendo de las montañas. A los pocos minutos de subir al barco, éste arranco y empezamos a surcar las aguas.

Al principio del trayecto nos quedamos sentados dentro. Contemplando las vistas a través de la cristalera. Pero a los pocos minutos salimos para ver mejor los fiordos. Si no nos acercábamos mucho a la barandilla estábamos a cubierto de la lluvia. El primer punto del trayecto fueron las cataratas Bowen, con una caída de 162 metros, y que quedaba a la derecha de la embarcación. Después continuamos con el pico Mitre con una altura de 1692 metros. Ésta es una montaña que sale directamente del océano. Justo al lado se encuentra el barranco de Sinbad, donde se redescubrió a la especie kakapo, un ave que se creía extinta y que solo habita en Nueva Zelanda.

 

Milford Sound 2

Milford Sound

 

Uno de los puntos que más nos gustó fueron las cataratas Stirling. Éstas caen de un valle colgante en forma de U desde unos 150 metros de altura. Las cataratas Stirling son permanentes, a diferencia de muchas de las que hay en estos fiordos, pero con lluvia eran más espectaculares.

 

Milford Sound 3

Milford Sound

 

Continuamos la travesía pasando por delante del monte Kimberley, también conocido como Lion por su forma parecida a la del felino. Después pasamos por el punto Copper, el más estrecho de los fiordos. Apenas hay unos 500 metros de ancho. También navegamos por delante de las cataratas Bridal Veil de 49 metros de caída. Durante este tramo fuimos viendo montones de cascadas, esto era gracias a la lluvia. Estábamos disfrutando mucho de la excursión y todavía nos quedaba más de la mitad.

 

Milford Sound 4

Milford Sound

 

Milford Sound 6

Milford Sound

 

Un fiordo es una estrecha entrada del mar que inunda un valle por la acción de los glaciares. Llegamos a punta Dale, a la derecha de nuestra embarcación, y que marca la entrada a Milford Sound. A la izquierda se encontraba la bahía Anita, donde los maoríes venían en busca de jade, y punta St Annes, donde se encuentra el faro de Milford Sound. Más allá de este punto se encuentran las aguas abiertas del mar de Tasmania.

 

Milford Sound 7

Milford Sound

 

El barco dio la vuelta y comenzamos el camino de regreso. Continuamos viendo montones de cascadas. Había tantas que no sabríamos decir con cual quedarnos. Unas recorrían un gran recorrido por toda la montaña, otras caían directamente al vacío, pero todas tenían su encanto. A los pocos minutos llegamos a la roca Seal, una de las pocas áreas del fiordo donde se encuentra el lobo marino del sur.

 

Milford Sound 8

Milford Sound

 

Milford Sound 9

Milford Sound

 

A nuestra izquierda, vimos al fondo el monte Pembroke, uno de los más altos de todo el fiordo con más de 2000 metros de altitud. En la cima tiene el último glaciar visible de Milford, el cual da agua al río Harrison y las cataratas Stirling. Antes de llegar al puerto pasamos por la cala Harrison, que debe su nombre al inventor del cronometro (John Harrison). Aquí se encuentra el centro de investigación de Milford Sound.

 

Milford Sound 10

Milford Sound

 

Cuando bajamos del barco todavía llovía ligeramente. Estábamos muy contentos de la visita que acabábamos de realizar, sin duda una de las mejores experiencias de todo el viaje. Nos resistíamos a irnos sin más y no pudimos evitar sacar algunas fotos desde tierra firme del primer fiordo que habíamos visto jamás.

 

Milford Sound 11

Milford Sound

 

Antes de volver a la autocaravana, fuimos por el camino que habíamos recorrido a la ida. Ahora, con algo más de tiempo, nos detuvimos a leer los letreros informativos y conocer algunas curiosidades de los fiordos.

El camino de vuelta lo disfrutamos mucho más que el de ida. Nos detuvimos en varias ocasiones para contemplar el paisaje y sacar fotografías. Encontramos un par de miradores antes de llegar al túnel Homer. En esta zona también había montañas desde las que caían cascadas como en el fiordo. También tuvimos una situación divertida cuando aparecieron dos Kea, ave típica de Nueva Zelanda. El kiwi es el pájaro más representativo del país, pero es casi imposible verlo en libertad. Durante unos minutos pudimos ver como estos Kea se movían a nuestro alrededor.

 

De Milford Sound a Te Anau 1

De Milford Sound a Te Anau

 

De Milford Sound a Te Anau 2

Kea

 

Para cruzar el túnel tuvimos que detenernos unos minutos hasta que el semáforo nos dejó circular. Después el paisaje cambiaba, ya no había montañas con cascadas por todos lados. Pero esto no quitaba que fuera igual de impresionante. Nos detuvimos en mitad de la carretera para sacar fotos de ésta y de sus alrededores.

 

De Milford Sound a Te Anau 4

De Milford Sound a Te Anau - Carretera

 

De Milford Sound a Te Anau 5

De Milford Sound a Te Anau - Carretera

 

Por el camino seguimos encontrándonos con varios miradores. Uno de ellos estaba junto a un río que bajaba con mucha fuerza, sobre todo debido a la lluvia de todo el día. Encontramos otro, desde el que se veía el río desde la altura con una vista magnífica.

 

De Milford Sound a Te Anau 6

De Milford Sound a Te Anau - Río

 

Otra de las paradas que más nos gustó fue para ver los Mirror Lakes. Detuvimos la autocaravana y tuvimos que caminar unos metros para llegar. En esta zona había mucha vegetación, como en casi todo el país, y decidimos quedarnos unos minutos entre los árboles. Estos pequeños lagos reciben este nombre porque en ellos se reflejan las montañas que hay detrás. Aunque estaba nublado, pudimos ver como los picos se reflejaban en el agua.

 

Mirror Lakes 2

Mirror Lakes

 

Era la hora de comer y decidimos parar en un merendero que había antes de llegar a Te Anau. Rodeados de árboles y sin ningún otro vehículo por las cercanías. Encendimos nuestra cocina y nos hicimos la comida en un lugar inmejorable.

Te Anau

Para la tarde teníamos planeado ver un poco el pueblo de Te Anau. La noche anterior apenas habíamos visto nada al llegar tan tarde. Aparcamos el vehículo en una de las zonas habilitadas y que además estaba cerca del centro. En realidad, Te Anau no es muy grande y no había mucho por visitar. Eso no quita que el pueblo sea encantador, muy tranquilo y limpio. Paseamos un poco por la avenida principal y entramos en un pequeño centro comercial. Tomamos un café y aprovechamos que había Wi-Fi, así pudimos ponernos en contacto con la familia y amigos.

 

Te Anau 2

Te Anau

 

Te Anau 6

Te Anau

 

Cuando salimos fuimos a buscar una dump station. Después de comer nos dimos cuenta de que nos habíamos quedado sin agua. Llenamos los depósitos y vaciamos las aguas sucias. En esta zona había vistas al lago, donde la gente paseaba y se bañaba. También vimos a otras dos chicas que viajaban en un coche. Lo llevaban hasta arriba con las mochilas, agua, comida y demás. Vimos como cogían todo lo necesario y se ponían a cocinar en una cocina habilitada al aire libre. En Nueva Zelanda lo tienen todo muy bien preparado para poder viajar sin prácticamente nada.

 

Te Anau 3

Te Anau - Lago

 

Te Anau 4

Te Anau - Cocina

 

Todavía nos quedaba un buen trayecto para llegar a Queenstown, donde queríamos pasar la noche. El día anterior no habíamos podido ver el lago Wakatipu porque era de noche cuando pasamos. Hoy era más temprano y decidimos hacer un par de paradas para sacarnos fotos. Continuábamos viendo que por todos lados había granjas con gran cantidad de vacas y ovejas pastando. En esta zona no era diferente. El paisaje era fantástico, no nos cansábamos de ver los lagos de este país.

 

De Te Anau a Queenstown Lago Wakatipu 1

Lago Wakatipu

 

De Te Anau a Queenstown Lago Wakatipu 3

Lago Wakatipu

Queenstown

Llegamos a Queenstown ya caída la noche. Lo primero que hicimos fue ir a buscar un camping donde poder dormir. Llevábamos dos noches sin conectar la autocaravana a la corriente, de modo que necesitábamos poder conectarnos para recargar la batería. Encontramos el Queenstown Lakeview Holiday Park, uno de los mejores campings que tuvimos durante todo el viaje, pero también uno de los más caros ya que nos costó 60NZD la noche.

Queríamos conocer una de las ciudades más importes de la isla sur. El Queenstown Lakeview estaba muy cerca del centro, así que fuimos caminando. Era de noche y casi todos los negocios estaban cerrados, prácticamente solo quedaban abiertos restaurantes y bares. Aun así, esta fue la primera noche y la única del viaje, que vimos un poco de vida por las calles de una localidad neozelandesa.

 

Queenstown 1

Queenstown

 

Queenstown 2

Queenstown

 

Habíamos leído en varios sitios, y también unos amigos nos lo habían recomendado, que el lugar más típico para comer era el Fergburger. No nos costó mucho encontrarlo, estaba en una de las calles principales y la cola para entrar la formaban unas 20 o 30 personas. Nos pusimos a la cola a esperar nuestro turno. Mientras esperábamos salió una chica y se puso a repartir la carta, para que fuésemos pensando que queríamos cenar.

 

Cena en Fergburger 1

Fergburger

 

Cuando conseguimos entrar Miriam se quedó en una de las mesas de la terraza reservando asiento. Mientras, Sergio pidió la cena. Pero cuando dijimos que para cenar queríamos cerveza, nos dijeron que a partir de las 10 no se podía beber alcohol en la terraza y solo faltaban unos pocos minutos para esa hora. Por suerte, cuando faltaba poco para que salieran nuestras hamburguesas quedó libre un trozo de barra que había en una pared y nos sentamos. Las hamburguesas estaban muy buenas, la fama la tienen ganada con razón. De todos modos, como en otros restaurantes neozelandeses, no era nada económico. La cena nos salió por 43,3NZD (al cambio 25,8€), por dos hamburguesas y dos cervezas.

 

Cena en Fergburger 2

Cena en Fergburger

 

Al salir del restaurante había menos gente por la calle. Lo único que se podía hacer era beber en alguno de los bares que había abierto. Queríamos descansar después de que la noche anterior habíamos ido a dormir tarde. Volvimos al camping para descansar y aprovechar el día siguiente para ver la ciudad de día.

 

Día 5Día 7

 

Volver al menú Nueva Zelanda e Islas Cook

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".