Día 7 (16/03/2018) - Queenstown ➞ Arrowtown ➞ Wanaka

Queenstown

Llevábamos 5 días en Nueva Zelanda y ya empezábamos a adaptarnos al cambio horario. Despertamos pronto porque queríamos visitar la ciudad, pero a una hora más decente que los días anteriores. Aprovechamos las magníficas instalaciones del camping para ducharnos y hacernos el desayuno en la cocina común. Había un comedor lo suficientemente grande para unas cuantas personas y con unos 20 fogones, 4 microondas y 2 neveras. Preparar aquí el desayuno no solo era más cómodo, sino que además ni ensuciábamos la autocaravana ni gastábamos el agua.

Había que dejar el camping antes de las 10, así que después de desayunar salimos y fuimos a buscar un lugar donde dejar el vehículo mientras visitábamos la ciudad. Nos costó un poco encontrar parking y acabamos estacionando a las afueras, en la carretera que va dirección Glenorchy. La zona no parecía estar habilitada como parking pero había varios vehículos. Sin estar muy convencidos dejamos el nuestro y preguntamos a unos chicos neozelandeses. Nos dijeron que estaba permitido aparcar en esa parte de la carretera y nos fuimos más tranquilos a recorrer la ciudad.

Para llegar al centro fuimos recorriendo un paseo que discurría al lado del lago Wakatipu. Esta zona de la ciudad era muy tranquila y las vistas inmejorables. Poco antes de llegar al centro pasamos por un parque donde tenían montado un mercado. Recorrimos algunos puestos y vimos que casi todo eran productos artesanales.

 

Queenstown 1

Queenstown

 

Queenstown 2

Queenstown

 

Cruzamos un área comercial donde había muchos restaurantes y tiendas. Pensamos que después podríamos comer por la zona. Mientras paseábamos vimos cosas realmente curiosas, como un banco para sentarse hecha con tablas de skate. Fuimos a buscar una oficina del DOC para preguntar que era lo más importante por visitar. En esta parte del país les gusta mucho los deportes de aventura y nos dijeron varios de ellos, pero solo teníamos una mañana para ver lo fundamental. Nos recomendaron subir a la góndola desde donde están las mejores vistas. Antes de salir de la oficina, aprovechamos que también tenían una oficina para cambiar divisas a buen cambio.

 

Queenstown 3

Queenstown

 

Camino de la góndola pasamos por el cementerio de la ciudad. Estos lugares siempre dicen mucho sobre la cultura de un país y nos gusta visitar alguno. Aquí entierran a los difuntos bajo tierra y ponen una lápida en su parte superior. Salimos y llegamos a un pequeño zoo que hay en la parte baja de la montaña. Sobre todo hay aves y entre ellas está el kiwi. El precio nos pareció caro y decidimos dejarlo para más adelante.

 

Queenstown Cementerio 1

Queenstown - Cementerio

 

Para llegar hasta la góndola hay que subir en un funicular. Cuando llegamos tuvimos que hacer una cola que duró unos 15 o 20 minutos. En las taquillas tuvimos que elegir el tipo de entrada que queríamos. Había para visitar solo la cima y disfrutar de las vistas o combinada con diferentes actividades. Escogimos la primera opción que costaba 35NZD por persona. Mientas esperábamos nuestro turno para subir a la cabina vimos que había gente que subía muy preparada, algunos incluso se llevaban la bicicleta para después descender desde la cima.

 

Queenstown Vistas desde la gondola 1

Queenstown - Funicular

 

La subida fue muy entretenida. Mientras íbamos subiendo pudimos ver como poco a poco la ciudad iba apareciendo ante nuestros ojos. A ambos lados del funicular había bosque y vimos como algunas cabras pastaban. Una vez arriba había una zona de restauración y tiendas de souvenirs. Esto no nos interesaba demasiado, nosotros queríamos ir al mirador.

Desde la altitud a la que nos encontrábamos pudimos ver toda la ciudad de Queenstown y gran parte del lago Wakatipu. Ésta es una de las ciudades más grandes de la isla sur, aunque tiene menos de 20.000 habitantes. Desde este mirador se ve toda su superficie por completo.

 

Queenstown Vistas desde la gondola 2

Queenstown - Vistas desde la góndola

 

Las vistas eran impresionantes. Queenstown está rodeada por naturaleza por casi todas partes. Vivir en una ciudad como esta debe ser genial, sino te aburre que no haya grandes aglomeraciones de gente. Pero lo cierto es que tiene de todo para los amantes de los deportes, por algo está considerada como la capital de los deportes de aventura de Nueva Zelanda. Mientras contemplábamos las magníficas vistas, observamos que justo debajo de donde estábamos tenían montado un circuito para bajar con una especie de autos sin motor, solo se movían por efecto de la gravedad.

 

Queenstown Vistas desde la gondola 3

Queenstown - Vistas desde la góndola

 

Queenstown Vistas desde la gondola 4

Queenstown - Vistas desde la góndola

 

Bajamos de la montaña cuando se acercaba la hora de comer, decidimos no entrar en el pequeño zoo. Fuimos directos a la zona comercial que habíamos visto a primera hora. Paseamos un rato por estas calles mirando algunas camisetas y otros souvenirs, pero no compramos nada. Llegamos hasta la orilla del lago donde había un gran número de gaviotas. Hacía mucho viento y hasta a estas aves les costaba volar.

 

Queenstown 4

Queenstown

 

Volvimos sobre nuestros pasos para buscar donde comer. Acabamos comprando una bandeja de sushi para llevar para cada uno. Lo reconocemos, el sushi nos puede y no pudimos evitarlo. Fuimos dando un paseo hasta la autocaravana para comer sentados en nuestra mesa.

 

Comida

Sushi

 

El día anterior habíamos hecho muchos kilómetros, por eso tuvimos que ir a buscar una gasolinera para rellenar el tanque. Aprovechamos que justo al lado había un supermercado para comprar algunas cosas que nos faltaban. Para llegar a nuestro próximo destino teníamos dos posibles rutas, elegimos ir por la carretera principal que lleva desde Queenstown hasta Arrowtown Junction y de ahí desviarnos para el pueblo de Arrowtown. De esta manera nos despedíamos de la ciudad que más nos había gustado hasta ahora y probablemente la que más nos gustó de todo el viaje.

Arrowtown

El pueblo de Arrowtown no es muy grande. Dejamos la autocaravana a la entrada del pueblo y empezamos a caminar. Nada más llegar a la calle principal nos dio la sensación de estar en un pueblo del lejano oeste. Las casas y locales que había a ambos lados de la calle eran del estilo de las películas de la época de la fiebre del oro de Estados Unidos. En Nueva Zelanda también hay varias zonas de la isla sur, como veríamos los próximos días, donde también hubo una época donde la gente se dedicaba a buscar oro y Arrowtown era una de ellas.

 

Arrowtown 5

Arrowtown

 

Arrowtown 6

Arrowtown

 

Empezamos a caminar por la calle y encontramos un pequeño museo. Miramos la guía y éste contiene herramientas que utilizaban en la época de la fiebre del oro. Descartamos la visita y continuamos paseando.

Pasamos por delante de la oficina de correos y también tenía un estilo típico de esa época. Además, había una pared llena de pequeñas taquillas numeradas, cada una correspondía a una casa del pueblo. La gente tenía que ir a buscar su correo a la taquilla correspondiente. También había un buzón rojo en el exterior para enviar las cartas.

 

Arrowtown 3

Arrowtown – Oficina de correos

 

Arrowtown 4

Arrowtown – Oficina de correos

 

Con lo que habíamos visto hasta ahora ya valía la pena hacer una parada en Arrowtown. Pero el verdadero motivo de la visita estaba al otro extremo del pueblo. Durante la fiebre del oro un grupo de chinos vino para probar suerte e intentar hacer una pequeña fortuna. Aquí se encuentra el asentamiento chino donde vivieron estas personas. Era una pequeña zona con unas pocas casas dispersas. Cada una de ellas constaba solo de una habitación, a excepción de la principal que perteneció al cabecilla de la expedición. Viendo estas viviendas pudimos imaginar que la estancia de los chinos en este pueblo no tuvo que ser nada fácil.

 

Arrowtown Asentamiento chino 1

Arrowtown - Asentamiento chino

 

Arrowtown Asentamiento chino 2

Arrowtown - Asentamiento chino

 

El asentamiento chino no era muy grande y tardamos solo una media hora en recorrerlo. Volvimos a la calle principal y nos detuvimos en un local para tomar un café. Vimos que hacían un concierto de música country y estuvimos entretenidos mientras tomábamos nuestra bebida.

Camino a Wanaka

Queríamos llegar hasta Wanaka para pasar la noche y para ello teníamos dos opciones. Podíamos ir por la S6 o por la carretera de Cardrona. Habíamos leído que el paisaje de la segunda opción era muy bonito, aunque la carretera era peor nos decantamos por ésta. Fue una de las mejores decisiones del viaje.

Al principio la carretera es todo curvas cerradas y subida, con algunos tramos que era imposible ir a más de 20km/h, aun así valió mucho la pena. Durante esta parte del ascenso había un par de miradores y nos detuvimos a disfrutar de unas vistas impresionantes. Acabado este primer tramo lleno de curvas había otro mirador, desde arriba podía verse todo el valle.

 

De Arrowtown a Wanaka 1

De Arrowtown a Wanaka

 

De Arrowtown a Wanaka 2

De Arrowtown a Wanaka

 

Poco después la carretera mejoraba notablemente y pudimos continuar algo más rápido. Pocos kilómetros más adelante encontramos otro mirador. Había un pequeño montículo al que se podía acceder caminado. Hacía mucho viento pero eso no nos detuvo para subir y contemplar el paisaje.

 

De Arrowtown a Wanaka 4

De Arrowtown a Wanaka

 

Cuando habíamos cruzado la primera parte de la montaña el paisaje empezó a cambiar. Ya no veíamos el valle que se extendía dirección Queenstown. En esta zona se veían montañas por todas partes y continuábamos subiendo. Llegamos a la que nos parecía que era la altitud máxima de la carretera y había un área de parking. Desde aquí había una caminata pero vimos que duraba mucho rato. Contemplamos las vistas desde este punto y eran muy diferentes a las del principio. A partir de este momento comenzamos a descender hasta que llegamos a la ciudad de Wanaka.

 

De Arrowtown a Wanaka 3

De Arrowtown a Wanaka

Wanaka

Cuando llegamos a Wanaka empezaba a caer el sol. Fuimos directos al lago que lleva el mismo nombre que la ciudad. Desde aquí esperábamos tener una bonita imagen del atardecer. A esta hora ya no había mucho por hacer y estaba casi todo cerrado. Empezamos a mirar en la aplicación CamperMate, pero no había ningún camping del DOC o gratuito en la ciudad. La noche anterior habíamos recargado la batería y no queríamos volver a pasar la noche en un camping caro.

 

Lago Wanaka 2

Lago Wanaka - Atardecer

 

Muy cerca de Wanaka, a unos 5 kilómetros de distancia, se encuentra el pequeño pueblo de Albert Town. Esta pequeña localidad tiene un parking muy grande del DOC. Llegamos y cogimos nuestro ticket para rellenarlo y pagar los 20NZD que costaba la noche. Había mucho sitio libre y elegimos un lugar cerca de un árbol. Estábamos apartados de todo y era tarde, nos dispusimos a hacer la cena y pasar la noche.

 

Día 6Día 8

 

Volver al menú Nueva Zelanda e Islas Cook

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

África

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".