Día 3 (16/04/2017) - Antigua ➞ Chichicastenango ➞ Panajachel

Antigua

Venían a buscarnos a las 6 de la mañana, de modo que nos tocó madrugar. El día anterior habíamos dejado todo preparado. Cogimos todas nuestras cosas y fuimos a la entrada del hostal a esperar que vinieran a buscarnos. Mientras esperábamos desayunamos unos bollos rellenos de jamón y queso con picante que habíamos comprado la tarde anterior. Antes de acabar de comer el bollo llegó la minivan. Para este día la idea era ir a Chichicastenango (Chichi, como lo llaman los chapines) para visitar el mercado y después ir a Panajachel para ver el lago Atitlán. Pasamos a recoger a algunos turistas más antes de salir de Antigua y ponernos rumbo a Chichicastenango.

Chichicastenango

Unas 3 horas después de salir de Antigua llegamos a Chichicastenango. Nosotros habíamos contratado el servicio de minivan para ir después a Panajachel, en vez de volver a Antigua. Al bajar de la minivan, el señor conductor nos dijo que si no volvíamos a Antigua teníamos que coger nuestras mochilas. Le dijimos que con la chica de la agencia, habíamos quedado en que nos guardarían las mochilas grandes. Para ir a Panajachel iríamos en otra minivan, pero salían a la misma hora. Al final, nos dijo que nos las guardaba y que las recogeríamos antes de que saliesen las minivan por la tarde. Teníamos que ser puntuales porque la minivan salía a las 3 de la tarde.

Ya solo con la mochila pequeña empezamos a adentrarnos en el mercado de Chichicastengo, el más grande de Latinoamérica. Como habíamos madrugado bastante, lo primero que hicimos fue ir a buscar un bar donde poder tomar un café. Encontramos un bar que estaba situado en un primer piso. Mientras tomábamos el café pudimos ver desde arriba parte del mercado. Además, pasó una procesión por las calles del mercado que pudimos ver cuando estábamos acabando de tomar el café.

 

Mercado de Chichicastenango 2

Mercado de Chichicastenango

 

Algo más despejados volvimos a la calle, pero antes de recorrer el mercado fuimos a ver otro lugar de interés, el cementerio. Habíamos leído que era muy interesante visitar el cementerio de esta ciudad y no podíamos perdérnoslo. Estos lugares siempre dicen mucho de la cultura de un país y los hay muy interesantes. El cementerio de Chichicastengo es muy diverso y colorido, además de ser inmenso. En este lugar pudimos ver desde las tumbas más austeras y humildes, hasta tumbas con forma de pirámide maya y con colores llamativos. En su conjunto es bonito, pero no deja de ser un lugar donde hay gente enterrada. Recorrimos parte del cementerio y volvimos al mercado.

 

Cementerio de Chichicastenango 1

Cementerio de Chichicastenango

 

Cementerio de Chichicastenango 2

Cementerio de Chichicastenango

 

Entramos de nuevo al mercado y ya había mucho más movimiento. Empezamos a pasear por las calles de este gran mercado y llegamos a una plaza. Aquí tenían montado un escenario cerca de la capilla del Calvario. Había muchísima gente, pero con paciencia conseguimos pasar y acceder a la capilla. Dentro no había mucho que ver, así que, no nos entretuvimos mucho.

 

Capilla del Calvario

Capilla del Calvario

 

Cerca estaba la iglesia de Santo Tomas, decidimos acercarnos antes de centrarnos de lleno con el mercado. Había unas cuantas escaleras para acceder a la iglesia, donde había mucha gente sentada y también muchos vendedores de flores. El interior de la iglesia valía la pena verlo, pudimos hacer algunas fotos hasta que nos dijeron que no se podían hacer. Recorrimos el interior hasta acercarnos bastante al altar y volver a la calle.

 

Iglesia de Santo Tomas

Iglesia de Santo Tomas

 

Ya centrados plenamente en el mercado empezamos a fijarnos en los productos que vendían. En la mayoría de paradas vendían telas, todas ellas de varios colores. También vendían todo tipo de productos realizados con esas telas como pantalones, gorros, pañuelos, bolsos o monederos. Vendían otros tipos de productos como juguetes de madera para los niños, zapatos o souvenirs para los turistas hechos de madera o cerámica. Por lo que pudimos ver, la mayoría de productos estaban hechos a mano, o por lo menos lo parecía.

 

Mercado de Chichicastenango 3

Mercado de Chichicastenango

 

Mercado de Chichicastenango 4

Mercado de Chichicastenango

 

Había una zona del mercado que no era exterior y decidimos acceder. En este edificio estaba la parte del mercado, donde se vendían los productos alimenticios. Como siempre que visitamos este tipo de mercados, nos sorprendió ver algunas frutas y verduras que no habíamos visto nunca. Enfrente de este edifico había otra parte del mercado, donde vendían productos cocinados. Aquí pudimos ver como hacían las famosas y tradicionales tortillas. Vimos que había de dos tipos, las blancas y las negras, el color depende del maíz con el que se realizan.

 

Mercado de Chichicastenango 6

Mercado de Chichicastenango

 

Mercado de Chichicastenango 5

Mercado de Chichicastenango - Tortillas

 

Estuvimos cerca de dos horas recorriendo las calles del mercado de Chichicastenango. Quedaba poco más de una hora para tener que volver al punto de encuentro, donde nos había dejado la minivan. Fuimos a buscar un lugar donde comer y llegamos a un restaurante, El comedor típico, tan típico que solo había locales y nos miraron raros al entrar. Las mesas eran largas y nos sentamos en una donde ya había más gente comiendo. Para comer pedimos pollo frito acompañado de arroz, pasta, patatas y tortilla. Era una comida sencilla pero que estaba buena y fue muy económica, pagamos 50 quetzales. Además, pudimos ver como es un restaurante típico donde comen los guatemaltecos.

 

Comida

Comida

 

Después de comer acabamos de dar una vuelta por el mercado. Volvimos al punto de encuentro situado en el hotel de Santo Tomás y recogimos las mochilas grandes que habíamos dejado por la mañana en la minivan. Como quedaba tiempo, pudimos visitar los jardines interiores, donde tenían a unos pocos loros muy simpáticos.

 

Hotel de Santo Tomas 1

Hotel de Santo Tomas

 

Mientras esperábamos, estuvimos hablando con dos hermanos que habían venido en la misma minivan por la mañana. Hans, uno de los hermanos alemanes, nos contó que llevaban más de 4 años viajando, dando la vuelta al mundo y tenían más de 70 años. Habían comenzado el viaje en Alemania, cruzaron media Europa, Asia, Oceanía y entrando por EEUU habían llegado a Guatemala. Les quedaba cruzar Guatemala y Belice, antes de ir a Nueva York y volver a casa. Esto nos hizo crear la ilusión de dar la vuelta al mundo, algo que no sabemos si algún día podremos hacer.

Tuvimos que esperar un buen rato hasta que vinieron a buscarnos. El conductor que nos iba a llevar dijo que lo siguiéramos hasta un parking donde estaba la minivan. Subimos todos al vehículo y por el camino seguimos hablando con Hans, que continuó explicándonos sus aventuras por el mundo. Cuando llegamos a Panajachel, el conductor nos fue dejando a cada uno en nuestro hostal y tuvimos que despedirnos de los hermanos alemanes.

Panajachel

El pueblo de Panajachel (Pana, para los guatemaltecos) está situado a orillas del lago Atitlán y es el mejor comunicado por carretera. Por este motivo decidimos pasar la noche en este pueblo. Al día siguiente queríamos visitar varios de los pueblos que rodean el lago. Después de dejar nuestras mochilas en la habitación, en el hospedaje El Viajero, fuimos a buscar alguna agencia que vendiera el tour por el lago. Preguntamos en varias agencias, todas ofrecían el mismo precio y estaba la opción de visitar 3 o 4 pueblos. Acabamos contratando el tour en la agencia que estaba justo al lado de nuestro hostal.

Ya que estábamos en Panajachel había que visitar el pueblo. El hostal estaba bastante cerca del lago y decidimos empezar el paseo en la dirección opuesta. Empezamos a subir la calle y vimos que casi todo eran tiendas de souvenirs, agencias, hostales y restaurantes. Por el camino paramos en una de las agencias y cambiamos euros por quetzales, fue el mejor cambio que encontramos en todo el viaje.

 

Panajachel 1

Panajachel

 

Panajachel 2

Panajachel

 

Cuando llegamos al final de la calle principal nos dimos cuenta que no había mucho más por ver. Decidimos bajar por la carretera pensando que también llegaba hasta el lago, pero a medio camino nos dimos cuenta que se desviaba. Tuvimos que volver sobre nuestros pasos y volver a bajar por la calle principal. Descubrimos que el pueblo de Panajachel no tiene mucho por ver y nos fuimos en dirección al lago.

En unos 5 minutos caminando desde nuestro hostal llegamos al lago Atitlán. En esta zona había bastante más gente. Había varios muelles donde estaban sujetas unas cuantas embarcaciones de diferentes tipos. Dimos un paseo por algunos de los muelles, donde se agolpaba bastante gente a hacerse la típica foto.

 

Lago Atitlan 2

Lago Atitlán

 

Lago Atitlan 1

Lago Atitlán

 

A continuación, fuimos paseando por la calle que bordeaba cerca de la orilla del lago. En esta zona había varios restaurantes y bares. Al día siguiente teníamos que estar a las 8 de la mañana en la puerta de la agencia. Pensamos que lo mejor sería ir a buscar alguna panadería para comprar algo de desayuno. Volvimos a la zona del hostal y encontramos un local, donde pudimos comprar unos bollos parecidos a los del día anterior. No teníamos mucho más por hacer en Panajachel, de modo que, volvimos al hostal a esperar que llegara la hora de la cena. Aprovechamos y dejamos las mochilas preparadas.

A la hora de la cena volvimos a la calle y vimos que habían cerrado varios de los restaurantes. Por suerte, todavía quedaban algunos abiertos y entramos en uno de ellos. No nos complicamos mucho y pedimos unos nachos y una pizza para compartir. Los nachos estaban muy buenos y la pizza era de masa gorda pero también estaba buena. Como el pueblo no ofrecía nada más, nos fuimos a dormir esperando a visitar al día siguiente el lago Atitlán.

 

Cena 1

Cena - Nachos

 

Cena 2

Cena - Pizza

 

Día 2Día 4

 

Volver al menú Guatemala y Belice

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

África

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".