VALL DE NÚRIA EN 3 DÍAS (14/07/2019 - 16/07/2019)

Día 1 (14/07/2019) - Blanes ➞ Ribes de Freser

Podría decirse que nuestro último viaje siendo dos había sido nuestra visita a Budapest, pero un mes antes de que naciese nuestro hijo Liam hicimos una última escapada a la Vall de Núria. Evidentemente este no fue un viaje como a los que estábamos acostumbrados en los últimos años, viajes a países lejanos cargados de visitas, cambiando de ciudad casi cada día durante dos o tres semanas para recorrer un país. En esta ocasión solo nos fuimos tres días a poco más de 100 kilómetros de casa.

Por este motivo, este diario de viaje es más como un artículo que como los diarios que acostumbramos a subir. De todos modos explicaremos lo que vimos durante esta escapada en la que visitamos la Vall de Núria, los pueblos de Ribes de Freser y Queralbs y el castillo de Montesquiu.

Empezamos esta escapada a media mañana y sin muchas prisas. La idea era llegar a Ribes de Freser para comer y pasar la tarde, dejando la visita a la Vall de Núria para el día siguiente. Cuando llegamos fuimos directos al Hotel Catalunya Parc a hacer el check-in. La habitación nos había salido un poco cara, pero era lo normal por esta zona y además estábamos en Julio, en total 150€ por dos noches.

Como era medio día fuimos a buscar un restaurante para poder comer y acabamos eligiendo el restaurante del Hotel Els Caçadors. Pedimos el menú que estaba muy bien, con una ensalada con un poco de bacalao y una paella de segundo, más postre, cerveza y café nos costó 56€.

 

Comida 1

Comida – Ensalada con bacalao

 

Comida 2

Comida - Paella

 

Al salir del restaurante el cielo se había oscurecido y chispeaba un poco. Fuimos al hotel un rato a ver si el tiempo mejoraba. Pasada poco más de una hora el cielo empezó a despejarse y decidimos salir a dar una vuelta por el pueblo. Éste no es muy grande y no tardamos mucho en recorrer sus calles. Primero fuimos a ver el río Freser que da nombre al pueblo.

 

Ribes de Freser 1

Río Freser

 

Cruzamos el río y llegamos a la plaza principal del pueblo. A estas horas estaba casi todo cerrado y había muy poca gente. De momento pasamos de largo y continuamos el paseo hasta llegar a la iglesia de Santa María. La estructura se veía bien conservada y era bastante bonita. Decidimos entrar y visitarla también por dentro. El interior también estaba muy bien y pudimos verla completamente solos. Dimos una pequeña vuelta antes de salir y continuar con el paseo.

 

Ribes de Freser 2

Iglesia de Santa María

 

Ribes de Freser 3

Iglesia de Santa María

 

Antes de alejarnos definitivamente de la iglesia, vimos que desde la calle lateral se veía una montaña. Nos llamó la atención ver una gran cruz en la cima, pero lo realmente curioso es que está sobre un granófiro. Nosotros no sabíamos lo que era hasta que lo vimos aquí por primera vez y se trata de una roca volcánica entre el granito y la dorita. El granófiro de Ribes de Freser es el más extenso de Cataluña y es de un color rojizo.

 

Ribes de Freser 4

Granófiro de Ribes de Freser

 

Llegamos al final del casco antiguo para encontrar un pequeño montículo con una zona más nueva del pueblo. Desde aquí pudimos ver parte de Ribes de Freser y la gran naturaleza que la rodea. Pasar unos días en una zona como esta sirve para desconectar totalmente de todo.

 

Ribes de Freser 5

Ribes de Freser

 

Antes de desandar el camino vimos que cerca estaba el Castillo de San Pere, obviamente había que visitarlo. La construcción no está muy bien conservada y solo se puede recorrer parte del castillo. Suficiente para tener una de las mejores vistas del pueblo. Pasados unos minutos bajamos del castillo y cruzamos la vía del tren. Desde este punto pudimos dar un último vistazo a este pequeño castillo en ruinas.

 

Ribes de Freser 6

Vistas desde el castillo de Sant Pere

 

Ribes de Freser 7

Castillo de Sant Pere

 

Volvimos a la plaza que ahora estaba mucho más animada y nos sentamos en una terraza a tomar algo. La tarde era muy agradable y fresquita, se notaba que estábamos en zona de montaña. Mientras tomábamos nuestra cerveza, tranquilos la de Miriam era sin alcohol por el embarazo, vimos que la gente del pueblo se juntaba para bailar sardanas. Al final se juntaron un buen número de personas. Todavía era temprano pero decidimos volver al hotel a descansar hasta la hora de la cena.

Cuando ya era de noche decidimos salir de nuevo a la calle e ir en busca de uno de los locales que habíamos visto durante el paseo de la tarde. Entramos en la hamburguesería La Tintorería, donde habíamos visto que tenían un buen surtido de hamburguesas. Pedimos una para cada uno y la verdad es que acertamos, las dos estaban buenísimas. La bebida con las hamburguesas y patatas nos costaron 22€ en total.

 

Cena 1

Cena en La Tintorería - Hamburguesa

 

Cena 2

Cena en La Tintorería - Hamburguesa

 

El primer día de nuestra escapada a Vall de Núria había llegado a su fin. Había sido una primera jornada muy tranquila, pero en esta ocasión nos lo habíamos tomado para descansar. Miriam estaba de casi ocho meses y había que ir con tranquilidad. Volvimos al hotel para estar descansados para la gran visita que teníamos para el día siguiente.

Día 2 (15/07/2019) - Ribes de Freser ➞ Vall de Núria ➞ Ribes de Freser

Bajamos a desayunar al comedor del hotel. Había pan, surtido de embutidos y pastas para desayunar, de bebida había zumo y café. Desayunamos bastante para aguantar toda la mañana y fuimos a buscar el tren cremallera para subir a la Vall de Núria. En Ribes de Freser hay dos estaciones, Ribes enllaç y Ribes vila, como el hotel estaba más o menos en medio de ambas, nos decidimos por la segunda para tener unos minutos más de margen. El tren cremallera nos costó 25,6€, al ser lunes el billete costaba la mitad. El tren pasaba a las 9:16 y llegamos un poco antes de que llegase. A los pocos minutos llegó y pudimos subir para realizar la visita que daba motivo a esta escapada.

El trayecto hasta el destino duró poco más de media hora y por el camino ya fuimos viendo un poco el verde paisaje que nos íbamos a encontrar en la cima. Al llegar notamos que hacía un poco de fresco pero por suerte íbamos preparados. Pese a ser Julio a primera hora de la mañana las temperaturas eran más bien bajas. Lo primero que hicimos fue ir a buscar la oficina de información, para ver que rutas se pueden hacer y la dificultad de todas ellas. Debíamos tener en cuenta que Miriam estaba de ocho meses y no podíamos hacer las rutas más complicadas. La chica de información nos dijo que excepto el camino de las cuevas, las otras rutas no eran muy complicadas. Con el mapa en mano salimos dispuestos a empezar a disfrutar de la naturaleza de este valle.

Decidimos empezar por los caminos de las cruces y del bosque. Juntando ambos el recorrido era circular y volvíamos al punto inicial. Hicimos el camino de ida por el camino de las cruces hasta el albergue, dejando el camino del bosque para la vuelta. Empezamos desde la telecabina y no tuvimos que caminar mucho para ver las primeras vistas del valle y el gran edificio que componen el hotel y el santuario.

 

Vall de Nuria 1

Vall de Núria

 

A los pocos metros de discurrir por el camino de las cruces empezamos a ver las primeras figuras. Durante el recorrido hay un total de 15 estatuas que equivalen a las paradas de la vía dolorosa que hay en Jerusalén. Estas representan las paradas que hizo Jesús desde que fue arrestado hasta el Santo Sepulcro. Esto no hizo más que recordarnos a nuestro viaje a Jordania e Israel que habíamos hecho unos cuatro meses atrás.

 

Vall de Nuria 3

Vall de Núria – Estación II

 

Fuimos siguiendo el camino guiándonos por las estatuas de las estaciones. En algún punto nos despistamos porque pasamos de la novena a la catorceava y quinceava. Desde aquí pudimos ver que había otro camino que bordeaba el montículo que habíamos subido directamente acortando el trayecto. Por este camino que bordeaba vimos que estaban las paradas que nos habíamos saltado.

 

Vall de Nuria 4

Vall de Núria – Estación VI

 

A la zona donde estaban las últimas estaciones se denomina el mirador del vía crucis. Desde aquí están las mejores vistas del entorno de la Vall de Núria. Se ve el edificio que componen el hotel y el santuario, el lago y las montañas que rodean al valle. Nos detuvimos para descansar un poco de este primer tramo de caminata y nos dispusimos a disfrutar de las vistas que ofrece este mirador.

 

Vall de Nuria 7

Vall de Núria – Mirador del vía crucis

 

Pasados unos minutos seguimos con la subida que lleva hasta el albergue. Detrás del edificio hay un mirador desde el cual hay unas vistas magníficas. Gran cantidad de montañas y pastos verdes rodean toda la zona. Teníamos la sensación de estar en medio de la nada, tan solo envueltos de naturaleza.

 

Vall de Nuria 6

Vall de Núria – Vistas desde el albergue

 

Habíamos llegado al final del camino de las cruces y al punto más alto de la primera caminata del día. Desde aquí empezamos el trayecto de vuelta y lo hicimos por el camino del bosque. La vuelta fue mucho más rápida y placida al ser de bajada. Pasamos por el Bosc de la Verge, un bosque donde predomina el pino negro. También caminamos junto al Torrent de les Mulleres poco antes de llegar de nuevo junto al telecabina.

 

Vall de Nuria 8

Vall de Núria

 

Todavía era pronto para comer y decidimos seguir visitando el lugar. Nos dirigimos al gran edificio que hay en medio del valle y entramos en el santuario. El interior está muy bien cuidado y es una iglesia bonita. Lo más curioso está junto a la salida. Donde hay un pequeño altar, donde poniéndose de rodillas se puede meter la cabeza por un orificio. De esta manera se puede hacer la oración y tocar la campana con la cabeza dentro.

 

Vall de Nuria 14

Vall de Núria - Iglesia

 

Vall de Nuria 15

Vall de Núria - Iglesia

 

El camino del lago es el más corto y suave de todos. Al salir de la iglesia nos dispusimos a recorrerlo. Para ello fuimos primero hasta la ermita de Sant Gil. Un edificio muy pequeño pero que vale la pena visitar. Desde aquí también se puede empezar el camino de la cruz del Riba pero esté no nos daría tiempo.

 

Vall de Nuria 10

Vall de Núria – Ermita de Sant Gil

 

Empezamos a rodear el lago y deteniéndonos cada pocos pasos para observar el entorno. Desde aquí las vistas son muy bonitas, todo rodeado de pura naturaleza, solo roto por las pocas construcciones que hay en el centro. A medio camino hay una pequeña presa que hay que cruzar para poder dar la vuelta completa al lago.

 

Vall de Nuria 12

Vall de Núria - Lago

 

Después de estar casi toda la mañana caminando, entramos en el restaurante del hotel para comer. No había nada especial para comer, pero en total nos costó 16,3€ así que no estaba mal. Repusimos energías y descansamos un poco antes de volver de nuevo al exterior. Estuvimos un rato en la zona que hay entre el lago y el edificio sacando fotos antes de continuar con las caminatas.

 

Vall de Nuria 13

Vall de Núria

 

Para acabar con la excursión fuimos al camino del canal. Esté tiene una primera parte de subida pero sin ser muy exigente. Cerca de la zona más alta se encuentra el mirador del canal, desde donde se puede ver el valle desde el lado opuesto al mirador del vía crucis.

 

Vall de Nuria 16

Vall de Núria – Mirador del canal

 

A continuación cruzamos por el bosque de Sant Gil también formado por pino negro. Este tramo es más llano y después empezamos el descenso cruzando pequeños arroyos y el canal del Otigar. Cuando llegamos abajo fuimos directos a la estación de tren. Queríamos subir al tren cremallera de las 15:30, si lo perdíamos el siguiente y último salía a las 17:20. Habíamos pasado una jornada espectacular rodeados de naturaleza, pero ya habíamos hecho las caminatas que podíamos hacer.

 

Vall de Nuria 17

Vall de Núria

 

Al llegar al hotel aprovechamos para disfrutar de la piscina. Apenas éramos cuatro o cinco personas que habíamos optado por bañarnos y estuvimos muy tranquilos. Pudimos descansar de la caminata de la mañana a la vez que nos refrescábamos. El resto de la tarde lo pasamos descansando y dando una pequeña vuelta por el pueblo.

 

Hotel

Hotel - Piscina

 

A la hora de cenar bajamos al restaurante del hotel, que tenía un menú bastante completo por 15€ por persona. Primero nos sirvieron un bol de sopa que dio para dos platos cada uno y todavía sobró para dos platos más. Después comimos unos espárragos trigueros con queso de cabra y para acabar costillas de cordero con patatas. Habíamos repuesto energías de la excursión de la mañana.

 

Cena 1

Cena – Espárragos trigueros con queso de cabra

 

Cena 2

Cena – Costillas de cordero con patatas

 

Al día siguiente tocaba volver a casa y teníamos unas pocas horas de coche. Fuimos a descansar para poder conducir sin problemas a la mañana siguiente.

Día 3 (16/07/2019) - Ribes de Freser ➞ Queralbs ➞ Castillo de Montesquiu ➞ Blanes

Tocaba volver a casa después de esta escapada, pero no íbamos a irnos directamente sin disfrutar un poco de este entorno que tanto nos estaba gustando. La verdad es que en verano se agradece el fresquito que hay en zona de montaña. Así que antes de despedirnos por completo de la montaña fuimos a dar una vuelta por el pueblo de Queralbs, el último al que se puede llegar por carretera. Desde aquí solo se puede seguir con el tren cremallera hasta la Vall de Núria, como habíamos visto el día anterior.

Este pueblo es pequeño y muy tranquilo, además dispone de unas vistas impresionantes. Dejamos el coche a la entrada del pueblo ya que sus calles son estrechas y apenas dispone de plazas de estacionamiento. Empezamos a caminar por las estrechas calles y llegamos hasta una pequeña plaza donde está el ayuntamiento.

 

Queralbs 1

Queralbs - Vistas

 

Queralbs 2

Queralbs - Ayuntamiento

 

Continuamos dando un paseo por las tranquilas calles sin cruzarnos más que con tres o cuatro personas. Las casas están hechas con piedra para soportar el frío del invierno y son muy bonitas. Llegamos hasta el final de la calle y encontramos una pequeña iglesia. Decidimos dar la vuelta y entrar en el único bar que vimos a tomar un café.

 

Queralbs 3

Queralbs

 

Queralbs 4

Queralbs - Iglesia

 

Después del café volvimos al coche y empezamos el camino de vuelta. Cuando preparamos la escapada vimos que por el camino está el Castillo de Montesquiu, como teníamos tiempo de sobras hicimos una parada para visitarlo.

Al llegar nos extrañó ver que casi no había coches en el parking y pensamos que podría estar cerrado. De todos modos nos bajamos del coche y atravesamos el jardín. Mientras nos acercábamos pudimos contemplar el edificio y empezaron a entrarnos muchas ganas de hacer la visita.

 

Castillo Montesquiu 1

Castillo de Montesquiu

 

Entramos y vimos que había una habitación que era la recepción. Nos dijeron que la visita costaba 3,5€ por persona, pero que esperarían un poco para ver si venía más gente. Por ahora estábamos solos y si no venía nadie más nos harían la visita solo a nosotros. Pasados unos minutos no apareció nadie y la señora nos llevó a una sala con muchas sillas y un proyector. Nos dijo que enseguida empezaría un video. Éste duró poco más de 10 minutos y explicaba la historia del castillo. Empezando por el torreón que Guifré I mandó construir en el siglo IX en este lugar, pasando por el siglo XIV cuando pasó a convertirse en una residencia y finalmente hasta nuestros días.

Después de ver el video la señora nos dijo que la siguiésemos para hacer el recorrido. Primero fuimos a una pequeña capilla que había junto a la entrada, que disponía de apenas tres bancos y un altar.

 

Castillo Montesquiu 2

Castillo de Montesquiu – Capilla

 

Continuamos la visita pasando a distintas habitaciones y comedores con las pertenencias de Emili Juncadella, el último señor que tuvo esta residencia. En estas salas vimos muebles que procedían de distintas partes del mundo y también pudimos observar que a este señor le gustaba la caza. Al principio el edificio era más pequeño y austero, pero con el paso de los siglos los diferentes dueños fueron ampliando y decorando el castillo.

 

Castillo Montesquiu 3

Castillo de Montesquiu - Habitación

 

Castillo Montesquiu 4

Castillo de Montesquiu - Comedor

 

Subimos hasta la segunda planta desde donde había unas bonitas vistas del entorno. También pudimos ver una campana antigua pero que estaba muy bien conservada. Volvimos al interior para continuar con la habitación principal del señor Juncadella, donde tenía un armario con un sistema de apertura muy curioso, ideal para guardar joyas y otras pertenencias de valor.

 

Castillo Montesquiu 5

Castillo de Montesquiu - Campana

 

Castillo Montesquiu 6

Castillo de Montesquiu - Habitación

 

Acabamos el recorrido pasando por otras habitaciones donde había objetos muy antiguos. Desde un teléfono con rueda para marcar los números a una maquina antigua de coser. La visita fue interesante y el precio no fue caro. Antes de abandonar el castillo nos detuvimos en el jardín para sacar unas últimas fotos de este gran edificio.

 

Castillo Montesquiu 7

Castillo de Montesquiu – Máquina de coser

 

Castillo Montesquiu 8

Castillo de Montesquiu

 

Ya solo quedaba poco más de una hora de coche para volver a casa. Había sido una escapada de tres días, muy corta para lo que estábamos acostumbrados últimamente. Pero suficiente para desconectar un poco y conocer mejor los lugares tan bonitos que tenemos cerca de casa.

 

Volver al menú Cataluña

 

Comparte este post en tus Redes Sociales

0
0
0
s2smodern

Escribir un comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en...

instagram     facebook     twitter     mail

WEBS VIAJERAS AMIGAS

SUSCRÍBETE AQUÍ

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

captcha 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable: Sergio Lluch Guirado (Juntosxelmundo)

Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.

DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@juntosxelmundo.es.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener "Más información".